Toda una potencia musical por explotar

Autor: Redacción / Fecha: Vie, 16/06/2017 - 10:14 /
La Dance en el debate de los circuitos musicales de A Coruña

El debate en el Garufa Club evidencia la necesidad que los músicos y las salas tienen del respaldo del Concello para consolidar una industria cultural.

José Manuel Sande, el concelleiro de Culturas, avanza que los presupuestos prestarán más atención al sector musical en la ciudad

Fueron casi dos horas sobre el escenario, sin guitarras ni percusión, con un político y un periodista en medio, los veteranos de la música de club en Coruña jugaban en casa y no desaprovecharon la ocasión. El debate en el Garufa Club, organizado por entrenosdigital.com, laduda.net y corunahoy.es dentro de la Semana de la Música, sirvió para que los representantes de los músicos y las salas reclamaran al concejal de Culturas, José Manuel Sande, actuaciones concretas.

Xosé Lois Romero, de la Asociación de Músicos ao Vivo, dibujó el contexto. “La potencia musical de esta ciudad está ahí. Tenemos la Sinfónica, un conservatorio con un ciclo de jazz de los pocos que existen en España. Tenemos alguno de los mejores grupos gallegos de música tradicional. Y después está tradición del rock que es profunda. Pero que sigan funcionando salas como esta es heroico. Y me parece que la actividad musical no refleja la entidad musical que tiene esta ciudad”.

Los músicos, Víctor Ledo y Nando Deibe, que minutos antes realizaran las pruebas de sonido sobre el mismo escenario, apuntaron algunas ideas para romper las barreras que separan a los grupos coruñeses del gran público. Una: las instituciones como altavoz. Dos: las salas como promotoras.

A la primera propuesta respondió el concelleiro con una reflexión que es un sí. “Las administraciones tienen capacidad para publicitar a aquellos sectores que lo demanden, no tiene sentido que se dediquen a publicitarse a sí mismas. Desde el Concello acabamos de tener una experiencia interesante con las librerías, ¿por qué no hacerlo también con los grupos?”.

Respecto a la segunda cuestión, existen más dudas. “A veces, sólo a veces, las salas llamamos a algún grupo para actuar como teloneros de gente de renombre que viene de fuera, y no siempre aceptan. Pero deberían ser los grupos locales los que nos llamaran también para pedírnoslo, porque programar es muy complejo y nunca sobra el tiempo”, explicó Pepe Doré, el anfitrión.

Doré ofreció algunos datos que ayudan a entender las dificultades en las que se mueven las salas para hacer de la música un negocio rentable. “En Europa, las salas de música obtienen alrededor del 70% de sus ingresos de las subvenciones públicas; un 15% de la venta de bebida y comida; y otro 15% de la taquilla. En España, algo menos del 70% proviene de la venta de bebida; algo menos del 30% de la taquilla, y apenas un 2% de las ayudas públicas”. A esto contrapuso las exigencias de la normativa respecto al acondicionamiento de los locales. “Unos mil euros por metro cuadro para insonorizar, luego el equipo de música, la mesa de sonido, las luces… Echen cuentas.”


Debate circuitos musicales A Coruña

“No somos partidarios del intervencionismo”, explicó José Manuel Sande, “pero se pueden buscar fórmulas. En los próximos presupuestos se atenderán algunas de estas demandas. Incorporaremos una propuesta de abono juvenil, y también ayudas a las salas de artes escénicas y musicales”.

“De lo que se trata”, intervino Xosé Lois Romero, “es de normalizar la programación durante todo el año. Por ejemplo, con ciclos dedicados a determinados estilos musicales. El Noroeste está muy bien, son unas fechas estupendas, pero lo que pedimos es un poco de orden todo el año. Con ordenar toda esa riqueza musical que tenemos ya sería bastante”. “No somos partidarios de la política de eventos”, respondió el concejal de Culturas.

“Sólo conozco a dos grupos coruñeses que viven de la música: Xoel y Triángulo de Amor Bizarro”, terció Nando Deibe. “Puede que haya un exceso de oferta, pero también puede que haya demasiados pubs y chiringuitos que promueven ese exceso. Yo sólo conozco nueve salas profesionales en Coruña”.

Pepe Doré comparte el criterio de Deibe, y cree que ya que las salas profesionales deben cumplir una normativa tan exigente, “y la cumplimos”, tendrían que ser considerada “actividad protegida”. Pide que las autoridades no miren para otro lado cuando se realizan conciertos en lugares que no cumplen las normas.

Desde el Concello hay buenas intenciones y mejores palabras. El Noroeste de este año fue un punto de encuentro con la asociación de músicos. Ambas partes buscan más. Para hacer valer esa “ciudad culturalmente potente” de la que habla también el concejal, “una ciudad con muchos públicos”. Sande reconoce que el camino hacia la creación de cualquier industria cultural es arduo y piensa que la Administración debe “acompañar, analizar necesidades, intervenir sólo en los casos donde los sectores privados no llegan… porque ni hay que demonizar a la Administración ni tampoco a la iniciativa privada”.

Rematado el debate vino la música. Todo el escenario para un concierto a tres bandas: Nando y los DeibesLa Dance y Calma Chicha, un ejemplo según Nando de cómo se pueden hacer las cosas para atraer a más público. Pero cobrando, claro. Lo de ayer fue una excepción a beneficio de entrenosdigital.com, laduda.net y corunahoy.es. Ni la sala ni los músicos cobraron un duro.


 

¿Quieres leer las entrevistas realizadas a los participantes en el debate?