0 comment
Coruña HoyMay 112017

Los globos grabados con logos o slogans publicitarios se convierten en un reclamo para las marcas

Los globos de látex serigrafiados son una tendencia al alza por la que apuestan los organizadores de eventos y las marcas para crear un mayor impacto en el público potencial

Las marcas están en una lucha constante por calar en la mente del posible comprador. Las estrategias que plantean son muchas y muy diversas desde el punto de vista publicitario, por ejemplo recurriendo a campañas más tradicionales como carteles o anuncios en prensa y televisión, o a través de estrategias en redes sociales gracias al potencial de Internet. 

Cuando las ideas se agotan, lo importante es innovar, sobre todo en los casos en los que desde el punto de vista del marketing, nos planteamos una acción concreta en un lugar y un día definido. En estos escenarios son muy recurridos los globos personalizados de publicidad con el color, el logo o el slogan de la campaña. 

Pese a que socialmente los globos siempre se han concebido como un reclamo más orientado a los niños, no es así ni por asomo. Aunque por supuesto, hay que tener en cuenta el potencial de ese infante que se siente atraído por llevar consigo un globo que le acompañe. Esta estrategia es muy recurrida por ejemplo, por cadenas de alimentación que quieren presentar sus productos o simplemente potenciar el nombre de su marca, y también por los partidos políticos, sobre todo en épocas de campaña electoral. No es extraño pues, que tras un mitin político uno pueda ir viendo a su paso miles de globos de colores distintos asociados a partidos concretos. Esto no significa que quien lo porte, especialmente si es un niño, tenga algún tipo de afinidad con el partido en sí, sino que como estrategia de marca, es efectiva puesto que se crea un impacto en el posible votante, que es capaz de relacionar el color y el logo del globo con partido. Por lo tanto, el trabajo está cumplido. 

Esta misma regla la aplican las marcas u organizadores de eventos, quienes sobre todo en los casos en los que se efectúan campañas publicitarias concretas, optan por el uso del globo con su lema o imagen de marca serigrafiada. En los casos de las campañas publicitarias de marcas, se han de tener en cuenta a qué publico se dirigen y si en estos casos el globo es un elemento de llamada al público que será entregado o que se deberá mantener en el lugar en el que se haga la acción como manera de englobar la campaña. En este sentido es muy importante valorar también el tamaño del globo que se utilizará, así como escoger cómo se quiere inflar puesto que el único gas que hace que floten es el helio. Si se hace a pulmón o con una bomba de aire tradicional, se deberá tener en cuenta que los globos no flotarán y por lo tanto habrá que buscar la manera de mantenerlos fijos en un lugar concreto. 

Los globos son un reclamo muy interesante también en los festivales y discotecas. En estos casos los promotores optan por dar una mayor espectacularidad a la fiesta lanzando globos a la pista de baile o creando una marea de globos que cae del cielo una vez se suelta la red que los sujetaba. Este tipo de acción de marketing crea un gran impacto en los asistentes puesto que se les da la oportunidad de contar con un elemento con el que jugar y que además, se irá moviendo por toda la sala o por el escenario. Es más, en los festivales, el lanzamiento de globos es una manera de demostrar al artista que está en ese momento sobre el escenario que disfrutamos de lo que nos está ofreciendo. 

Una vez se decide cómo queremos que sea la acción publicitaria en la que se usará el globo hay que tener en cuenta lo más importante, ¿qué tipo de globo deberíamos escoger? En este sentido lo más recomendable es optar por los globos de látex ya que permiten una mejor impresión de la imagen de marca o el claim que hayamos escogido. Por supuesto, la mejor manera de inflarlos es con bombonas de helio puesto que nos asegurarán que ese globo que queremos utilizar como elemento disuasorio y de llamada publicitaria cumpla su objetivo al verse en el horizonte de cualquier persona de a pie.