Floorshakers y David Quinzán y Mecanismo Ruso llegan esta semana a los "Atardeceres del Playa"

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Lun, 31/07/2017 - 16:33 / Etiquetas: Atardeceres Playa Club, playa club

La agenda de los Atardeceres Playa Club llega esta semana con una oferta ecléctica e imprescindible para los amantes de la música. Por un lado, el miércoles 2 de agosto será el turno de Floorshakers Jam y, por otro, al día siguiente el cartel de la Terraza del Playa Club estará formado por David Quinzán y Mecanismo Ruso.

Foorshakers Jam ofrecerán una sesión inspirada en la música de baile americana de finales de los 50 y los 70 con miembros de Anaut, The Sweet Vandals o Depedro. Este estilo, conocido como Jazz Dance, se registra dentro del sonido Mojo club y es la propuesta que llegará a los Atardeceres Playa Club by Absolut el 2 de agosto.

Será la ocasión perfecta para sumergirse en una vertiginosa jam sesión inspirada en la música de baile americana vintage: soul, rhythm, blues o boogaloo, entre otros géneros afines.

Para tan especial actuación, habrá músicos invitados que redondearán una de las actuaciones más esperadas del ciclo estival organizado por Playa Club.

El jueves 3 de agosto David Quinzán actuará en este escenario. Comenzó como bajista de artistas como Xoel López  Álex Ferreira y en 2012 inició su carrera en solitario. “El vino de las despedidas”, fue su primer LP, producido por el propio Xoel López, que vio la luz en 2013. “Caballito Negro” llega en 2016, un trabajo en el que realiza canciones menos introspectivas y en el que se abre a nuevos ritmos. Para esta fecha estará acompañado por Pablo y Adrián Seijas y Fernando Lamas.

Sus influencias van de Silvio Rodríguez al synht-pop, pasando por oscuros grupos africanos delos 70.

Mecanismo Ruso es un proyecto musical de folk-pop en español que explora el formato acústico desde distintas perspectivas. Este dúo gallego presenta su primer trabajo “Mecánica Acústica”, que se caracteriza por sus bonitas melodías, voces sosegadas, ritmos hipnóticos con apoyos electrónicos que hacen que este disco siga la estela de artistas como Kings of Convenience, Jose González o Iron & Wine, pero con matices propios.