0 comment
Coruña HoyOctober 282017

COMBATIENDO ESPASMOS Y CALAMBRES

 

Sin duda el cannabis es un tema de actualidad tanto si hablamos de las nuevas leyes que se van aprobando en cada vez más países en torno a su consumo y comercialización, como de sus numerosas propiedades terapéuticas. Hoy en día, cada vez más personas están familiarizadas con las semillas de marihuana medicinal o sustancias como el CBD, un componente cannabinoide que se encuentra en esta planta y que, al contrario que el THC, no posee propiedades psicoactivas y se utiliza también mucho en medicina. Numerosos estudios hablan de los poderes paliativos del cannabis en enfermos de cáncer, o de sus propiedades antiinflamatorias cuando actúa contra diferentes tipos de dolencias. La lista es bastante extensa, incluyendo su capacidad de reducir espasmos musculares y calambres, según muestran las últimas investigaciones. Estas dolencias se dan tanto en su versión más extrema en enfermedades como la esclerosis múltiple, el síndrome de Tourette o la epilepsia, como en la vida cotidiana, por ejemplo con los típicos tirones causados por la sobrecarga muscular por falta de determinados minerales como el potasio y el magnesio tras realizar ejercicio físico o determinados esfuerzos.

Teniendo en cuenta que muchos de los medicamentos que hasta ahora se han utilizado para tratar este tipo de dolencias acarreaban efectos secundarios negativos, muchos especialistas comenzaron a hablar de la marihuana como alternativa a la medicina tradicional a la hora de tratar esta dolencia. En un artículo específico se habla de un interesante experimento realizado en pacientes de esclerosis múltiple. Se trata de un estudio en el que se suministró placebo a un número de pacientes y cannabis a otro, con resultados sorprendentes en aquellos pacientes que consumieron marihuana, cuyos dolores musculares y espasticidad disminuyeron considerablemente.