Cuando Oza no era Coruña

Imagen de Manu Sánchez
Autor: Manu Sánchez / Fecha: Sáb, 04/03/2017 - 19:50 / Etiquetas: a coruña, historia, Faro de Oza, Oza

El 21 de julio de 1890, una comisión formada por varios peritos y diversos miembros de las Corporaciones Municipales de A Coruña y de Oza, encabezadas respectivamente por José Marchesi Dalmau y Jose Sánchez Seoane, se reunió en el antiguo puente de Monelos para fijar los límites entre ambos ayuntamientos. Estos fueron delimitados mediante 46 marcos de piedra labrados que dejaban, por ejemplo, al Ventorrillo, A Gramela y a Vioño en Oza y a Santa Margarita, Peruleiro y al lugar de Nelle en Coruña.

Ubicado en la lengua de tierra que es la entrada a nuestra ciudad, el Ayuntamiento de Oza, integrado por San Vicenzo de Elviña, San Pedro de Visma, San Cristovo das Viñas y Santa María de Oza, triplicaba en extensión a la ciudad de Coruña y contaba con unos 9.000 vecinos, de origen humilde y que se dedicaban fundamentalmente a las labores del campo. Mientras tanto, los 50.000 habitantes con los que contaba Coruña a principios del siglo XX buscaban soluciones a la falta de espacio. La conclusión estaba cantada. No había otra alternativa que crecer hacia afuera. Y así, en 1912, a pesar de la oposición por parte de sus vecinos, Oza quedaba anexionado al término municipal coruñés.

Este antiguo ayuntamiento es un lugar que concentra en poco espacio muchísima historia. La primera mención escrita a tal lugar la encontramos en el Tumbo de Sobrado, donde se menciona una "Ecclesia Ozia" en tierra de Faro, iglesia que ya debe de existir a finales del siglo XI. La siguiente noticia es la donación, por parte de los condes de Traba, de un cuarto de la misma iglesia al obispado de Santiago de Compostela (1113).

Ya en el siglo XVI, la playa de Oza será el lugar escogido para el desembarco de la Counter Armada, escuadrón dirigido por Sir Francis Drake, cuando en 1589 los ingleses deciden devolver la visita que un año antes habían recibido por parte de la famosa Armada Invencible. Será una de las grandes motivaciones para que en la década de 1630 se construya en aquel lugar el Castillo de San Diego. Bautizado en primer lugar como Castillo de San Gaspar, en honor al Conde Duque de Olivares, este antiguo baluarte defensivo tenía gran importancia en la defensa de la bahía. El sistema defensivo en triángulo, con cañones en San Diego, Oza, San Antón y Santa Cruz, unido a la cadena de hierro que se tendía desde San Diego hasta San Antón hacía que el puerto fuese prácticamente impenetrable. Esto sirvió para que en 1639, por ejemplo, se pudiera rechazar a una flota francoholandesa que intentaba destruir las naves españolas fondeadas en la dársena coruñesa. Tras ser reformado en el siglo XVII y convertise en una fábrica de corchos-flotadores para las redes de pesca, San Diego acabaría siendo derribado en el siglo XX.

En esta lista no puede faltar otro gran hito de la historia herculina, como es la famosa Batalla de Elviña (1809), en la que el general inglés Sir John Moore nos ayudaría a defender la ciudad de la invasión francesa. Más adelante, en el siglo XIX, la antigua parroquia de Oza, debido al clima de inseguridad y a los constantes ataques marítimos a mediados del siglo XIX, será trasladada al barrio de Monelos, donde hoy podemos encontrar la actual parroquial de Santa María de Oza, quedando el edificio de finales del XII para su uso como capilla asociada a un lazareto que se establecería en aquellos territorios. Concebido como un espacio donde emigrantes, soldados y marineros retornados pudieran pasar la cuarentena, el lazareto estaba dentro del complejo del Sanatorio de Oza, al lado de la desaparecida playa del Lazareto, donde, con la finalidad de evitar contagios, sólo podían bañarse los pacientes del centro médico.

Leo con alegría que el Faro de Oza, levantado en 1915 sobre el antiguo fuerte de Oza, se va a acondicionar para su uso por parte de los ciudadanos (leer noticia pulsando aquí). Ojalá sea la primera piedra para poner en valor esta zona, sin la cual no se puede entender mucha de la historia de nuestra ciudad.