0 comment
Coruña HoyDecember 182017

Créditos rápidos en línea, un negocio en auge

 

Unos de los negocios con más popularidad en Internet son los que ofrecen créditos rápidos. Estos representan una opción de desahogo para aquellos que están buscando pequeños financiamientos para salir de una deuda o para cualquier otra urgencia monetaria.

Actualmente existen páginas como Financer.com, que incluye todos los prestadores de créditos y los compara, para que la persona pueda encontrar el que más se adapte a sus necesidades.

La mayoría de estas solicitudes surge por gastos inesperados de última hora, situaciones que no estaban contempladas en el presupuesto mensual. Algunas de las circunstancias más comunes son: problemas repentinos de salud, averías de automóviles, desperfectos en el hogar, multas y otros contratiempos.

Las cifras de financiamiento pueden variar: desde préstamos pequeños, que van desde los 50 hasta los 900 euros, hasta algunos que incluso ofrecen 3.000 euros. Lo más relevante es que la mayoría de estos créditos pueden ser tramitados en menos de 24 horas.

Los expertos en materia económica aseguran que estos sistemas de financiación personal son perfectos para reactivar la economía, tanto a nivel nacional como fuera de las fronteras españolas.

En el caso de las personas físicas, estas webs de créditos instantáneos permiten la reactivación, es por ello que son muy solicitados. Son totalmente opuestos a los bancos tradicionales, en los que la gran cantidad de requisitos requeridos resultan tediosos. Con los créditos rápidos, solo con un par de clics es posible obtener un buen financiamiento.

Financer, una web de créditos rápidos

La característica más notable de los créditos en línea es su fácil tramitación. En Financer.com es posible encontrar créditos rápidos de las mejores entidades y sin necesidad de registro.

Los usuarios pueden escoger entre la modalidad de créditos rápidos y minicréditos rápidos, así como otras categorías, y acceder a la información detallada de cada entidad y a guías que explican específicamente cómo se realiza cada operación.

En el mercado existe una amplia oferta de prestadores de créditos. En Financer, por ejemplo, se pueden encontrar: créditos rápidos, líneas de crédito, préstamos personales, préstamos para el coche, financiación de coches, hipotecas y garantía hipotecaria.

Para cada categoría es necesario cumplir con ciertos requisitos mínimos. En el caso de los préstamos personales, cuando el usuario recibe una aportación, que puede ir devolviendo a plazos a cambio de intereses, es imprescindible ser mayor de edad y no estar en la lista de ASNEF o RAI.

Hay que recordar que la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito y el Registro de Aceptaciones Impagadas son una suerte de ficheros con la información crediticia de los solicitantes. Si una persona pidió un préstamo y no lo pagó, entonces saldrá en sus listas de morosidad y eso le dificultará obtener nuevos financiamientos.

Los préstamos personales se solicitan a bancos, prestamistas privados y a través de entidades bancarias de servicios privados. En Financer es posible conseguir préstamos rápidos por Internet con requisitos menores y sin necesidad de domiciliar la nómina o que soliciten al usuario su inmueble como garantía.

El plazo de devolución dependerá de para qué se haya solicitado. Si es por estudios, suele ser de un año, pero en el caso de ocio y viajes disminuye a 9 meses. El mínimo a solicitar es de 50 euros y el máximo de 75.000 euros, con plazos máximos de 10 años.

En algunos casos se solicitan requisitos extras, como puede ser la copia del DNI y de la última nómina, que acredite los ingresos y que demuestre que, en efecto, la persona es capaz de pagar el préstamo, así como otros dependiendo de la entidad y del tipo de financiación.

Otros préstamos

La mayoría de las personas empeñan sus pertenencias para poder obtener mejores márgenes de crédito. El más solicitado de Financer es la categoría de préstamo por tu coche.

“Utiliza tu coche como aval y sigue conduciéndolo”, así publicitan el préstamo por tu coche en esta web. Se trata de empeñar el vehículo por 10.000 euros o más, poniéndolo como garantía. Generalmente, las casas de empeño otorgan el préstamo con un 80% del valor del mismo, por lo que, si el coche es más nuevo, se podrá obtener una mejor financiación.

La mayoría de las casas de empeño no solicitan grandes requisitos, e incluso aceptan a clientes con ASNEF y deudas pendientes, aunque eso dependerá de la compañía elegida por el usuario.

En algunas otras webs dicen a los usuarios: “obtén dinero por tu coche”, sin explicar qué significa. En Financer destacan que el deudor irá devolviendo el préstamo más los intereses en las cuotas que le fueron establecidas en el contrato. No es necesario, como muchos creen, entregar el vehículo, basta con que quede como garantía. Es por eso que solo el titular del mismo podrá solicitarlo.

Entre los requisitos para solicitarlo se encuentran: que el coche esté pagado y libre de cargas, documentación actualizada del vehículo, DNI o pasaporte vigente, ficha técnica del coche, comprobante de pago del impuesto de circulación y ultima nómina o justificante de ingresos.

Por otro lado, también están los conocidos como línea de crédito. Según explican los expertos de Financer, una línea de crédito es una especie de colchón para cuando el cliente necesita dinero, y solo paga cuando lo utilice.

Se trata de un crédito permanente que la entidad pone a la disposición del usuario, para que este pueda disponer de él total o parcialmente en cualquier momento. Es tener dinero disponible en el caso de necesitarlo.

Se parece mucho a una tarjeta de crédito y, a medida que la persona vaya retirando, puede ir devolviendo la aportación. El uso y devolución de los fondos dependerá de ciertas condiciones o reglas impuestas por cada empresa.

Todos estos créditos son excelentes para salir de apuros y pueden ser solicitados en sus distintas categorías, para solventar desde un inconveniente minoritario hasta uno de mayor envergadura.