0 comment
Coruña HoyAugust 102018

El alquiler de almacenes para profesionales, una tendencia al alza

Los profesionales, como pueden ser los autónomos o las pequeñas empresas, a veces necesitan de un espacio extra en el que poder guardar cualquier tipo de elemento o material referente a su actividad empresarial. Los almacenes propios a veces se quedan demasiado pequeños y cuando hay que enfrentarse a una acumulación de inventarios grande de forma ocasional se pueden convertir en un auténtico desorden.

A día de hoy es posible encontrar en nuestro país, concretamente en la provincia de Barcelona, una solución segura y flexible de almacenaje para profesionales, hablamos de trastering.es. Los almacenes de Trastering ofrecen un buen número de ventajas para cualquier autónomo o pequeña y mediana empresa.

Entre las principales ventajas destacan su garantía de máxima seguridad de las instalaciones, la posibilidad de acceder directamente con el vehículo, un amplio horario de acceso y un alquiler flexible para atender todo tipo de necesidades que tengan los profesionales.

Otra característica interesante de estos almacenes es que el 100% están ubicados en una planta baja con acceso directo a los mismos, lo que resulta realmente práctico para un profesional que necesite acceder diariamente a su box para coger o descargar cualquier cosa. Y es que en este tipo de almacenes los profesionales pueden guardar sus herramientas de trabajo o stocks de producto con la máxima seguridad de que están a buen recaudo en un lugar seguro.

Este tipo de almacenes cuentan con gran éxito e implantación en muchos países en todo el mundo y aunque en España su implantación es relativamente reciente, lo cierto es que la acogida está siendo genial por todo tipo de profesionales con necesidad de un box para almacenar su material.

Esto permite tanto atender a situaciones temporales de necesidad de espacio como para una necesidad permanente en la que se prefiera optar por el alquiler que por la compra de un espacio para el almacenaje. Y es que un alquiler es algo mucho más flexible y se adapta mejor a las necesidades de cualquier empresa que la carga que supone la compra de un pequeño almacén para la empresa.

Además, a veces no se necesita un gran almacén sino un espacio pequeño para guardar solo algunos productos y la compra de un lugar así es prácticamente inexistente. Es el alquiler de un box dentro de un servicio como Trastering la solución más eficiente para este tipo de casos.