El capitán del Open Arms reitera que actúan de acuerdo a las normas internacionales

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mar, 20/03/2018 - 13:27 / Etiquetas: Open Arms

 

El capitán del Open Arms, Marc Reig, reitera que ha actuado siempre de acuerdo con las normas y los códigos internacionales vigentes, creados para garantizar y salvaguardar las vidas humanas en el mar y los derechos de los náufragos rescatados. A su vez manifiesta que en todo momento siguió las instrucciones del Maritime Rescue Coordination Center (MRCC).

Las operaciones de salvamento comenzaron tras recibir un mensaje INMARSAT, una llamada general a todas las embarcaciones y una sucesiva llamada por parte del MRCC Roma (ITMRCC), que asumía la coordinación del evento. Sucesivamente recibimos un segundo comunicado que nos informaba de que la gestión del rescate pasaría a manos de la “Guardia costera Libia”. En ese momento ninguna embarcación libia estaba a la vista. Hallamos una barca de goma en una situación de extrema peligrosidad: se estaba llenando de agua y algunas personas habían caído al mar. Intervenimos para socorrer a los náufragos. Tras comunicar con el ITMRCC, procedemos a embarcarles en el Open Arms.

Después, con los náufragos a bordo, tuvimos que gestionar una segunda operación de rescate siempre en coordinación de ITMRCC. Durante la operación nos alcanzó una patrullera libia y nos intimidó bajo amenaza de muerte ordenándonos que les entregáramos a las mujeres y los niños que estaban a bordo de las lanchas de rescate. Estas personas se encontraban en territorio europeo y por lo tanto, entregarles habría supuesto una devolución en caliente colectiva a un estado no firmante de la convención de Ginebra.

Teníamos a bordo personas vulnerables y solicitamos una evacuación médica al puerto más cercano, en este caso Malta, que nos autorizó a transferir a una niña de 3 meses en peligro y de su madre. Sin haber recibido ninguna otra instrucción de Malta, estuvimos cerca de tres horas a la espera de más instrucciones, prácticamente fuera de las aguas territoriales maltesas hasta que ITMRCC nos indicó que podíamos dirigirnos a Pozzallo indicado como POS, puerto seguro. 

Desde que llegamos al puerto de Pozzallo hemos cooperado con las autoridades italianas. Respondimos voluntariamente a todas sus preguntas el sábado y les facilitamos todas las imágenes, documentación y registros de comunicaciones del barco. El capitán tiene plena confianza en la justicia italiana.