El Leyma Coruña gana y tiene su primer match ball este domingo (75-72)

Autor: Suso García / Fecha: Sáb, 12/05/2018 - 16:20 / Etiquetas: Básquet Coruña

 

El Leyma Coruña vivió una de sus noches mágicas en el Palacio de los Deportes de Riazor. Ante cerca de 3.000 espectadores, la mejor entrada de la temporada, el conjunto coruñés derrotó al ICL Manresa y situándose a un solo partido de la clasificación para la siguiente ronda de los playoffs.

El partido comenzó con dominio visitante a golpe de triple y de sus dos jugadores franquicia, Jordi Trías y Nacho Martín. Por su parte, el Leyma Coruña no era capaz de conectar con sus hombres altos en las cercanías del aro y atacaba el aro manresano con facilidad. Poco a poco los hombres de Gustavo Aranzana consiguieron tomar la medida al choque y, con ello, reducir las ventajas en el marcador. Al final de los 10 minutos iniciales, ICL Manresa dominaba por 21-25.

Los partidos se ganan desde una gran defensa. Esa debió ser la principal consigna desde el banquillo coruñés, ya que en el segundo cuarto la defensa herculina asfixió al ataque catalán que sólo fue capaz de sumar 9 puntos en todo el periodo. En ataque, el Leyma Coruña se encomendó al diabólico ritmo que impuso Zach Monaghan alimentando de buenas asistencias a Sergio Olmos y Eduardo Hernández-Sonseca que destrozaban una y otra vez la defensa visitante. Destacar en este cuarto el 3/3 en los tiros de 3 puntos que provocaban que el Leyma Coruña abriese brecha en el marcador y alcanzase la decena de puntos de distancia. Lluis Costa y Álvaro Muñoz parecían ser los hombres más entonados del conjunto manresano y lo mantenían con vida al descanso, 44-34.

Sí, el ICL Manresa seguía muy vivo. Un parcial de salida de 2- 15 les daba el timón en el marcador. Lluis Costa y Jordi Trías, una vez más espectacular el poste catalán, parecían imparables para la defensa coruñesa. En ataque, los hombres de Gustavo Aranzana se precipitaron en el inicio del periodo y junto a la falta de acierto desde el tiro libre hicieron que la ventaja que tanto costó adquirir en el segundo cuarto se fuera diluyendo poco a poco. Finalizado el tercer cuarto, el conjunto manresano ganaba por 1, 52-53.

Llegamos al cuarto periodo con las espadas en todo lo alto. Los nervios, las alternancias en el marcador y los desfibriladores se convirtieron en los protagonistas de este final de partido. Los fallos desde la línea de tiros libres privaron a los dos equipos de llevarse el gato al agua en el tiempo reglamentario. Con empate a 68 el partido llegaba a una prórroga con un Palacio de los Deportes totalmente entregado a la causa.

En el periodo adicional, el Leyma Coruña, aupado por la parroquia coruñesa, pareció tener las ideas más claras y consiguió tomar la ventaja en el marcador. Sin embargo, dos malas decisiones en ataque propiciaron robos de balón para los manresanos que volvían a meternos en el partido. Trevor Cooney dio un paso adelante para reclamar el papel de héroe del partido deshaciendo el empate a falta de 3 segundos para el final y dando la victoria al Leyma Coruña, 75-72.

Las claves para CoruñaHoy fueron:

- LA AFICION. Es de recibo poner a la afición como clave del choque. Las gradas del Palacio de los Deportes de Riazor mostraron un aspecto magnífico y estuvieron animando todo el partido. Con un público así de entregado es muy difícil perder partidos. Personalmente, hemos de indicar que es una alegría ver todo el apoyo que está recibiendo este equipo en estos momentos con las banderas en los buses de la ciudad y la gente acudiendo al Palacio. Ha sido espectacular.

- La aportación de todos. Llevamos toda la temporada escribiendo previas y crónicas señalando la importancia del conjunto para ganar partidos. En la noche de ayer fue un factor fundamental. La mala noche de Zach Monaghan en la selección de tiro y el pase, la lesión de Dmitry Flis o el desacierto en el tiro libre se vio eclipsado por un soberbio Larry Abia, una defensa espectacular de Jesse Chuku sobre los hombres interiores de Manresa, el dominio de la pintura de Olmos y Hernández- Sonseca o el acierto de Trevor Cooney. Insistimos, este es el camino que debemos de tomar para tener éxito.

- El rebote. Una vez el lunar en esta gran victoria. Hemos vuelto a perder la batalla del rebote. Pese a ello, hemos visto una mejoría en el trabajo del bloque del rebote. No obstante, nos va a hacer falta un poco más para conseguir la victoria el domingo.

- La defensa sobre Trías y Martín. Pese al partidazo que ambos jugadores realizaron, ambos sumaron doble doble y sus números combinados fueron 30 puntos y 29 rebotes, la defensa coruñesa consiguió que nunca estuviesen cómodos. Entre los dos aglutinaron cerca de la mitad de los tiros a canasta visitante, 34/75, y sólo anotaron en 14 ocasiones. Pueden parecer muchas, pero vista su área de influencia, cercanías del aro, 20 fallos también son demasiados.

Este domingo, el Palacio de los Deportes de Riazor asistirá a una gran oportunidad del Leyma Coruña para cerrar la eliminatoria y clasificarse para la siguiente fase de la post-temporada. Esperamos que Riazor se llene y vuelva a ser una caldera. Este club, este equipo y, sobre todo, esta afición se merece esa alegría.