El Máster Inmobiliario de Xulio Ferreiro

0 comment
José Manuel Dap...PSOEApril 152018

El Máster Inmobiliario de Xulio Ferreiro

 

Tras los avatares que culminaron en el Pleno Extraordinario del pasado día 11 de marzo, la ciudadanía coruñesa ha constatado que en la Marea son incapaces de realizar algo tan simple como comprar un piso que reúna unas mínimas condiciones de habitabilidad.

Cualquier familia sabe que 47 ó 49 m2 son menos que 50, y distingue una calle de un patio de luces. La Marea confunde medidas y no diferencia un patio de luces de una calle o un local de negocios de una vivienda. Siendo ello grave,  lo más grave es que el alcalde y sus concejales pretenden hacer comulgar a los demás con ruedas de molino e imponer pulpo como animal de compañía. Pero va a ser que no: un patio de luces no es una calle y una oficina no es una vivienda.

La gestión de las irregularidades afloradas en el procedimiento de adquisición de viviendas y edificios para fines sociales ha resultado absolutamente lamentable por parte del gobierno local. Lamentable por razones de fondo, lamentable por razones de forma y lamentable por razón de los tiempos.

Al final de estos tres meses quedó perfectamente patente que ni persecución mediática ni infundios de la oposición: un expediente con irregularidades puras y duras que conducen a su nulidad; y que requiere su análisis por el Consello Consultivo.

El bluf del fracaso del proyecto estrella de Marea en vivienda (no han aplicado ni la cuarta parte de los fondos previstos -menos de 400.000 € de los 1.200.000 € presupuestados-, que ahora incluso se verán minorados con las nulidades) se ha transformado (por su torpeza y empecinamiento en negar la evidencia) en un cúmulo de dudas y de sombras.

Han pretendido negar lo evidente y ha sucedido lo previsible. Un error tapado con otro error (o con otros errores) hace el error inicial más grande.

El Pleno Extraordinario se celebró merced a las salvaguardas garantistas de un Reglamento Orgánico Municipal redactado por un gobierno socialista, que posibilitó que se reuniera la Corporación por convocatoria del Secretario Municipal, al haberse negado el Sr. Ferreiro, como alcalde, a convocarlo en el plazo de que disponía al efecto.

¡Ésa es la transparencia de Xulio Ferreiro!

Y los cinco minutos concedidos por el Alcalde para cada intervención constituyen la guinda de su ética democrática.

Xulio Ferreiro, como Alcalde, ha estado ante este escándalo de perfil, ausente.

Y sus concejales (de Regeneración Urbana, y de Empleo y Economía) han querido presentarse ante la opinión pública y en las comisiones informativas municipales como ciegos, sordos y mudos. Como si la confianza confesa hacia los funcionarios les eximiera de cometidos, funciones y responsabilidades.

Xiao Varela y Alberto Lema han pretendido presentarse como si en este procedimiento fuesen ambos unos meros espectadores, unos turistas o unos comparsas, meros autómatas del estampillado de firmas. Cuando, oficialmente, ambos son Tenientes de Alcalde Responsables de Área.

Desde el gobierno local han pretendido echar balones fuera y poner el foco en los funcionarios de la Comisión (cuya profesionalidad y honorabilidad desde el Grupo Municipal Socialista nunca hemos cuestionado, entendiendo que nadie es infalible y que cualquiera puede cometer un error).

Ahora bien, los funcionarios informan o proponen, pero quienes resuelven, quienes toman las decisiones son los Concejales que firman esas resoluciones y esos acuerdos. Y esa firma genera una responsabilidad política que deben asumir los concejales de Marea intervinientes en el expediente; lo quieran, o no.

El Sr. Xiao Varela, como Tte. Alcalde Responsable del Área de Rexeneración Urbana e Vivenda firmó la resolución de fecha 6-10-2017 y dio su Visto Bueno al Informe-Propuesta de 12-12-2017.

(La resolución 6-10-2017 suponía la Aprobación de los listados de ofertas admitidas y excluidas).

El Sr. Alberto Lema, como Tte. Alcalde Responsable del Área de Economía e Empleo, firmó la resolución de 19-12-2017 y el otorgamiento de la escritura de compraventa de 28-12-2017.

*En el Informe-propuesta de 12-12-2017 se indicaba:

“Cuarto: Notificar al interesado y publicar el acuerdo en el perfil del contratante, en la web municipal y en el Boletín Oficial de la Provincia”.

VºBº Teniente de Alcalde Responsable del Área de Regeneración Urbana, derecho a la vivienda  movilidad sostenible.

(…)

Basándose en el anterior informe propuesta, con fecha 19 de diciembre de 2017 el Teniente de Alcalde Responsable del Área de Empleo y Economía Social dictó el siguiente Acuerdo….RESOLUCIÓN:

(…)

“Cuarto: Notificar al interesado y publicar el acuerdo en el perfil del contratante, en la web municipal y en el Boletín Oficial de la Provincia”.

Firma digital de Alberto Lema. Por delegación de la Junta de Gobierno Local. El Teniente de Alcalde Responsable del Área de Empleo y Economía Social.”

Contra ese acuerdo, que finalizaba la vía administrativa, podía interponerse recurso de reposición en el plazo de un mes.

Tanto el informe propuesta de 12Dic como la resolución de 19Dic ordenaban la publicación del acuerdo en el BOP. Un requisito esencial de publicidad y transparencia. Un requisito, cuya omisión, entendemos desde el GMS, podría ser causa de nulidad de todos y cada uno de los expedientes de adquisición, por haberse prescindido total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido, por tratarse de un trámite esencial.

En ese Pleno de cinco minutos el Grupo Municipal Socialista formuló tres preguntas:

La Primera Pregunta iba dirigida al Sr. Xiao Varela. Esperábamos que nos dijera por qué no se publicaron esos acuerdos en el BOP, por qué se actuó a hurtadillas, sin la publicidad requerida; una publicidad que, sin embargo, el Sr. Xiao Varela ordenaba ejecutar con su firma.

Muy probablemente si se hubiesen efectuado esas publicaciones acordadas en el BOP, no estaríamos ahora ante hechos consumados. Hubiese podido efectuarse una revisión o un control de legalidad por la Corporación antes del otorgamiento de la escritura de compraventa.

Esperábamos que nos lo aclarase el Sr. Varela en el Pleno, o que asumiese la responsabilidad política por ello.

La Segunda Pregunta iba dirigida al sr. Alberto Lema, quien mucha prisa se dio en aquellos días del mes de diciembre de 2017. No publicó el acuerdo en el BOP. Tampoco aguardó a que transcurriera el plazo del mes que existía para interponer recurso de reposición contra ese acuerdo de adquisición.

El Sr. Alberto Lema no supo aclarar en la Comisión de Transparencia por qué no esperó ese mes, por qué corrió como las balas.

El Sr. Alberto Lema conocía al vendedor y precisamente por ello tendría que haber tenido un plus de diligencia y de cuidado, velando para que todo el expediente estuviese perfecto. En lugar de ello: prisa y opacidad. Lo que podía hacerse en un mes, se hizo en dos días y sin publicidad en el BOP, como los contratos menores que firman en las concejalías de la Marea por millares….

El Sr. Alberto Lema, en esa imagen de ciego, sordo y mudo con la que se presentó en la Comisión, con esa imagen de un estampillado autómata, llegó incluso a faltar a la verdad.

El acta de la Comisión de Transparencia celebrada el 1 de marzo de 2018 recoge en su página 3ª: “Por el Sr. Lema Suárez, Concejal de Empleo y Economía Social se niega que el Notario, cuando lee la escritura, dijese local comercial”.

Sin embargo en la pág. 15 de la escritura de compraventa otorgada el día 28 de diciembre de 2018 se reseña: “Leída por mí íntegramente y en voz alta esta escritura a los otorgantes, a su elección, previa renuncia del derecho que les dije tenían a leerla por sí, la ratifican y firman”; entre ellos firma el Sr. Alberto Lema.

Hubiésemos deseado que el Sr. Lema, en el Pleno, nos hubiese confesado cuándo faltó a la verdad: si en la Comisión de Transparencia, bajo fe del Secretario Municipal; o en la escritura de compraventa, bajo fe de la notaria autorizante.

En uno u otro sitio faltó a la verdad. Desde el Grupo Municipal Socialista le instamos a que diga en cuál y asuma también la responsabilidad política por faltar a la verdad y por haber hecho dejación de funciones y cometidos.

La Tercera Pregunta formulada en el Pleno iba dirigida al Sr. Xulio Ferreiro, como alcalde: ¿permanecerá ausente, seguirá de perfil si sus Concejales, si sus Tenientes de Alcalde no asumen las responsabilidades políticas de sus actos? ¿Se las exigirá usted, o las asumirá usted en primera persona? Porque estamos hablando del dinero de todos los coruñeses.

Las tres preguntas quedaron sin respuesta en el Pleno y permanecen sin respuesta.

Salvo la Marea, todos los demás grupos de la Corporación (PSOE, BNG y PP) votamos a favor de elevar al Consello Consultivo todos los expedientes sobre los inmuebles adquiridos por el gobierno local, a fin de que ese órgano dictamine si concurren causas de nulidad y sus consecuencias.

Está en manos de Xulio Ferreiro elegir entre la luz o la oscuridad: cumplir el mandato del Pleno o enrocarse en el error, en cuyo caso, para regocijo de la derecha, tendrá la Marea máster inmobiliario hasta mayo de 2019.