0 comment
Coruña HoyMay 112016

El póker: un deporte en auge en el panorama coruñés y gallego

El póker es uno de esos deportes que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y a las nuevas tecnologías. Antes de la existencia de internet era inconcebible pensar en la posibilidad de jugar una partida de póker a distancia y, menos aún, estar en contacto con jugadores de todo el mundo en tiempo real. Sin embargo, en la actualidad los adeptos a este deporte pueden, no sólo jugar a través de internet, sino que también pueden participar en torneos que se organizan en todo el planeta. La evolución del número de adeptos ha sido tal, que incluso existen guías de póker interactivas que permiten aprender las normas del juego, así como perfeccionar la técnica de aquellos jugadores más exigentes.  

En Galicia, al igual que en el resto de España, la tendencia va al alza y la ciudad de A Coruña es una muestra de ello. Un hecho importante que lo corrobora fue la celebración, en la ciudad herculina, de una de las etapas del Campeonato de España de Póker en 2015. Esa fue además la primera vez que el Campeonato de España, que contaba ya con su décima edición, pasaba por la comunidad gallega. En el verano del año siguiente, en 2014, la ciudad de Coruña volvió a acoger una de las etapas del campeonato. Desde entonces, Galicia no ha dejado de aportar nuevos nombres en la lista de los grandes del póker español.

Juan Manuel Pérez (más conocido como "Pibe"), Iago López ("Tralaira"), Carlos López ("Djalminha"), Adrián Naya, Norberto Rodríguez, Luís Rodríguez, Carlos Sánchez, Aquilino López, Julio Doce, Efrén García son solo algunos de los reputados jugadores de origen gallego. A ellos, hay que añadirles los miembros de una de las familias más conocidas en el mundo del póker: la familia Maceiras en la que destacan los brillantes Juan Maceiras padre, Juan Maceiras hijo y María Maceiras.

Premios, torneos e innumerables reconocimientos han ido saliendo desde Galicia en los últimos años, contribuyendo así al auge del póker gallego y español.

El origen de este deporte es, sin embargo, más enigmático y los expertos no han conseguido ponerse de acuerdo hasta ahora. Algunos creen que lo que conocemos como póker fue el resultado de la combinación de varios juegos. Se cree también que este deporte echó raíces alrededor del 900 A.C. como una variante del dominó chino. Para otros, el origen se halla en el juego persa "as nas", que consistía en una baraja de 25 cartas de 5 palos en el que participaban al mismo tiempo 5 jugadores. Otra de las hipótesis apunta al juego francés "Poque". Cuando los franceses desembarcaron en Nueva Orleans (Estados Unidos), alrededor de 1840, llevaron con ellos el "Poque", un juego de cartas en el que se apuesta, se intenta despistar al contrincante y que es, por ello, muy similar al poker actual. Una última teoría, lo identifica con el "Pochspiel", un juego alemán en el que también había un elemento de despiste y en el que, cuando los jugadores se pasaban, tenían que golpear la mesa, muy parecido al "check" en el poker de hoy.

Sea cual sea su origen, la realidad es que el póker no hace más crecer y ganar adeptos en la actualidad.