Begoña Peñamaría, diseñadora de moda y escritora de "Claves para vestir bien": “La imagen es muy importante. No es algo frívolo sino generoso querer agradar a los demás y a uno mismo”

Imagen de María García
Autor: María García / Fecha: Mar, 18/10/2016 - 08:58 / Etiquetas: begoña peñamaria, claves para vestir bien, libro, cultura, coruña hoy
El libro de estilo de Begoña Peñamaría se presenta oficialmente el próximo 21 de octubre.
“No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa, es la clase”. Ésta es una de las múltiples citas de la gran diseñadora Coco Chanel. El dinero no es, ni mucho menos, sinónimo de buen gusto, clase o estilo y para corroborarlo Coruña hoy ha quedado con la escritora y diseñadora de moda, Begoña Peñamaría quien este viernes presenta en A Coruña su libro, titulado “Claves para vestir bien” (sin arruinarse en el intento). Una publicación imprescindible, que estaremos consultando continuamente para acertar siempre con la prenda adecuada.

P: Begoña, “Claves para vestir bien” no es sólo un libro sino también una guía.

R: Este libro sirve para tres cosas. Por un lado, nos ayudará a comprar bien y a no adquirir más de lo mismo, algo de lo que todos pecamos en alguna ocasión. Por otra parte, nos enseña a vestir correctamente según la ocasión ya sea una boda, una reunión, una entrevista de trabajo… y por último, y no menos importante, nos sirve para saber utilizar nuestra ropa y dotar nuestras pendas de diferentes vidas. Abogo porque no es necesario ni gastar mucho dinero, ni comprar mucho. A veces es sota, caballo y rey. Es decir, con dos pantalones y seis partes de arriba parecerá que tenemos seis conjuntos. Lo que prima es la parte de arriba. Esta prenda dará la sensación de que estamos variando.

P: ¿Qué no debe faltar en un fondo de armario?

R: Éste es otro de los apartados del libro. Sin duda, no debe faltar una blasier negra, una falda negra, una camisa blanca, un jersey negro y un vaquero. El fondo de armario va contigo. Salvo que te compres un pantalón vaquero de plena tendencia, teniendo prendas sobrias éstas siempre van a estar de moda, lo cual no implica comprar alguna cosa muy a la última que nos sirva para rejuvenecer el armario.

P: ¿Qué papel juegan los accesorios?

R: Fundamental. Un traje puede resultar muy soso llevado por una persona y fantástico por otra simplemente por los accesorios. Un collar, un fular, unas botas…modifican totalmente la imagen final.

P: En nombre de la moda, se cometen grandes “pecados”. ¿Hay que ser tan esclavos de las últimas tendencias?

R: Creo que en ocasiones, las personas confunden ir a la moda con el mal gusto. Para resultar atractivos debemos ser conscientes de las configuraciones físicas, debemos querernos y aceptarnos tal y como somos. Evidentemente, todo el mundo no puede vestir igual y, además, nadie es perfecto. Por ejemplo, si tengo poca cintura no me pondré algo por la cintura que potencie algo que no quiero. En este caso, me favorecería un vestido de corte trapecio. En muchas ocasiones, me solicitan vestidos de corte sirena, pero para poder lucir este tipo de vestido hay que ser escultural y, como he dicho, no existe nadie perfecto. Llevo en el mundo de la moda 21 años y afirmo que no existen las medidas 90-60-90.

P: La mujer gallega, ¿viste bien?

R: La mujer gallega viste muy bien. En general, la gente del norte viste muy bien, con mucha elegancia. A nadie escapa que la moda gallega es todo un referente.

P: Begoña, el estilo ¿se nace con él o se hace?

R: Hay un componente innato, pero también se aprende. Hay personas que lo alcanzan a través de acumular mucha información, de fijarse mucho.

P: ¿Es frívolo preocuparse por la imagen?

R: La imagen es muy importante y no me parece frívolo sino un acto de generosidad porque quieres agradar y agradarte. Vestir bien nos puede ayudar a querernos más.

P: ¿Belleza y delgadez van de la mano?

R: Para mí, como mujer, cuando veo a una mujer muy delgada por la calle siento pudor. Me llama más la atención otra mujer, no tan delgada, pero radiante. La belleza no está asociada a la delgadez, pero los extremos, ni en un caso, ni en el otro, son buenos.

P: Begoña, ¿podría darme algunas claves para asistir, por ejemplo, a una boda?

R: Si la boda es de mañana recomiendo llevar un tocado llamativo e incluso una pamela, pero ¡ojo!, una pamela requiere una buena estatura. Después apostaría por un vestido corto de tafetán, brocados o pique. Sin embargo, huiría de los estampados. Primero, porque marcan mucho, y segundo, en el caso de haber otra invitada con el mismo vestido, es mucho más llamativa la coincidencia. Bien, si la boda es de noche abogo por el vestido largo, sin tocado (el cual queda reservado para la madrina o la madre de la novia) y con un poco de cola.

P: Y si quiero ir de blanco… ¿Me echarían de la ceremonia?

R: Actualmente, se puede ir de blanco o de negro, ya que la novia no va de blanco. En caso de elegir un vestido blanco sería recomendable acompañarlo por unos zapatos en un color llamativo, por ejemplo, rojo. Hoy en día, se opta por otros colores y, además, las ceremonias son diferentes, hay mucha boda civil con lo cual ya no existe ese protocolo. Por otra parte, es imposible hacer sombra a la novia. Ella es la gran protagonista ese día.
 
No sé ustedes, pero yo he apuntado todas y cada una de las recomendaciones de Begoña Peñamaría, pero me he quedado con ganas de más consejos. Así que recuerden que este viernes, 21 de octubre, a las 20:00 horas, Begoña Peñamaría presentará “Claves para vestir bien”. Será en la Fundación Rodríguez Iglesias (antiguo Cine Goya), C/Cordelería nº32.