Daniel Cid, maestro y escritor de la novela “La Gabardina Azul”: “La historia es inventada en un noventa y cinco por ciento, pero existe un tanto por ciento que es real. Eso lo dejo a la imaginación del lector”.

Imagen de María García
Autor: María García / Fecha: Mié, 14/09/2016 - 07:14 / Etiquetas: daniel cid, la gabardina azul, amazon, vigo, novela negra, coruña hoy
El título "La Gabardina Azul" es un guiño a un tema del gran Leonard Cohen.
El reloj marca las 15:00 horas, me despierto agobiada, nerviosa, con una sensación extraña, he vuelto a recaer en mi adicción y eso me frustra, me enloquece. Vuelvo a mirar el reloj y compruebo que la que está tumbada en la cama soy yo, pero las manecillas señalan las 08:00 horas. Respiro aliviada, todo ha sido un sueño, o no…

Esta realidad irrespirable es la trama de “La Gabardina Azul”, de Daniel Cid, un escritor ourensano que está “arrasando” en Amazon con una novela negra, con título de tema de Leonard Cohen, y que elige como trasfondo de su historia la ciudad de Vigo.

Envuelto en una trama de suspense, al estilo hitchcockiano, Roberto el protagonista de “La Gabardina Azul” no es el típico galán de las películas de los 40, ni un superhéroe, pero sí un superviviente como la mayoría de nosotros. Quizás, por ello, su autor Daniel Cid es rotundo al afirmar que es “muy fácil empatizar” con él. Tal vez, su fragilidad tenga mucho que ver con ello.

P: Daniel usted es maestro de profesión, ¿Cuándo y por qué decidió dar el salto a la escritura?

R: Siempre me llamó la atención el mundo de la literatura, así que decidí asistir a varios talleres de escritura impartidos por el escritor Francisco Castro y también a otros de la escritora Dores Tembrás. Tanto ellos como mis compañeros me elogiaban y apoyaban, así que me voy encontrando cómodo y decido empezar a escribir la novela sin saber, sinceramente, si voy a ser capaz, o no.

P: No sólo fue capaz sino que en Amazon es la segunda novela más leída. ¿Por qué decide presentarla a esta plataforma?

R: Empecé a escribir la novela y cuando ya la tenía mediada mi tío, que es periodista, y conocía a personas que habían publicado en Amazon me propuso esta alternativa. Sin lugar a dudas, lo vi como una posibilidad y más teniendo en cuenta que el mundo editorial convencional está cada vez más complicado. Antes era más factible, no que te publicaran un trabajo, pero sí que te lo leyeran. Amazon consta de dos vertientes: una digital, y otra en papel. El primer paso fue presentar el trabajo en versión digital, lo cual se espació, ya que coincidió con la celebración del tercer concurso para autores “indie”. A partir de abril fue cuando me impliqué en el mundo del marketing y creé un blog, titulado “Ficción ¿o no?”, el cual me reporta grandes satisfacciones. Paralelamente, empecé a promocionar “La gabardina azul” a través de Facebook y Twitter. Estoy muy orgulloso con el resultado. No en vano, se han presentado 1.500 novelas en español, pero de autores de diferentes partes del mundo, y mi novela se encuentra en la posición número dos en popularidad.

P: Su protagonista, Roberto, no es el clásico héroe “novelesco” sino más bien todo lo contrario.

R: Sin duda, el protagonista principal con mucho es Roberto. Además, la novela está narrada en primera persona. Por lo tanto, el lector sabe lo que él sabe.  Roberto se despierta un día con una gran resaca tras recaer en su adicción y empieza a recibir extrañar llamadas, lo cual le genera una enorme angustia. Él no sabe qué sucede, pero el lector tampoco. Quizás, el único que lo sabe soy yo. Hay escritores que escriben sin saber qué sucederá. No es mi caso, yo lo sabía.

P: ¿Cuánto tiene Roberto de usted y usted de Roberto?

R: Prefiero dejarlo a la imaginación, ya que Roberto tiene tanto de mí como yo de Roberto. También tienen mucho de mí otros personajes como Noa o Silvia. Para mí era muy importante la creación, la construcción de personajes. Quería que fueran tridimensionales, que no fueran personajes planos. Así que intenté dotarlos de personalidad. Por ejemplo, el personaje de Noa se me ocurrió leyendo una noticia sobre una chica española.

P: Roberto tiene una personalidad compleja. ¿Es fácil empatizar con un protagonista “antagonista”?

R: Yo creo que es muy fácil empatizar con Roberto. Es un adicto que recae. La adicción es una enfermedad emocional-psicológica. La personalidad adictiva está presente en gran parte de la población. La pregunta de fondo es saber los motivos por los cuales se llega a eso. Roberto son pinceladas, pero lo relevante es la trama y ésta incluye la sensación de vacío, de aislamiento, de la búsqueda de sentido a la vida (en la cual se hace referencia a Viktor Frankl, un neurólogo y psiquiatra austriaco, que vivió en primera persona el horror del Holocausto).

P: ¿Podemos calificar la obra de novela negra?

R: Se trata de una trama muy adictiva, de suspense y la voz narrativa está siempre impregnada de grandes dosis de humor duro, negro, que está gustando mucho.

P: “La Gabardina Azul” tiene como escenario Vigo. ¿Qué tiene esta ciudad que atrae tanto a escritores de novela negra?

R: Por cuestiones profesionales viví varios años en Vigo, pero sí debo reconocer que Vigo se presta a esta clase de novelas, ya que en mi obra está presente una red de narcotráfico a escala local y hay zonas de esta ciudad que me inspiran gran atracción, tales como el Puerto de Vigo, principalmente, por la noche o ese inmenso mar que alberga las Islas Cíes también muy importantes en mi trabajo…

P: Es consciente de que muchas personas lo van a comparar con otras novelas como, por ejemplo, las del escritor vigués Domingo Villar, autor de “Ojos de Agua” y “La Playa de los Ahogados”?

R: La comparaciones no tienen porque ser malas, pero ésta es una trama original, es más hitchcockiana. Además, es una novela muy cinematográfica. El cine es un referente para el protagonista, admirador de películas y series americanas como “The Wire” o “Breaking Bad”.

P: Comentaba que hay pinceladas de usted en Roberto y viceversa…

R: La historia es inventada en un noventa y cinco por ciento, pero existe un tanto por ciento que es real. Eso lo dejo a la imaginación del lector. Hay determinadas cuestiones que prefiero que queden en el misterio.

P: Y el amor, ¿qué lugar ocupa en su historia?

R: Hay sexo y sí un oscuro romanticismo.

P: Daniel, ¿Cuándo veremos impresa esta publicación?

R: Lo cierto es que no tengo prisa. Si fuera una auto publicación, que era mi plan a priori, la publicaría pronto.  Tras el éxito de la novela, varias editoriales de índole nacional se han puesto en contacto conmigo. Sin embargo, estoy a la espera de la resolución del concurso de Amazon (en octubre). En caso de ser el ganador, la novela se publicaría en papel y en varios idiomas.

P: Es consciente de que este género es muy proclive a las sagas.

R: Hay muchas fórmulas para continuar escribiendo acerca de este personaje, pero ahora mismo estoy tan inmerso en la promoción de esta novela que no me lo he planteado. La verdad es que, aunque estaba muy satisfecho con el resultado no imaginaba tanto éxito por lo difícil que es.
 
Quizás Daniel Cid todavía no sea consciente de su éxito, aunque a tenor de mi conversación con este maestro y escritor, escritor y maestro entiendo que “La Gabardina Azul” posee todos los ingredientes para triunfar. Suspense, oscuro romanticismo y un misterio que todavía me pregunto si emana de la novela o del propio escritor. Tal vez sean más semejantes de lo que Cid deja entrever o ¿Tal vez, no?