Los animalistas suman miles de firmas para la supresión del coto de caza en Novo Mesoiro

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Jue, 07/12/2017 - 06:28 / Etiquetas: Novo Mesoiro, Coto de Caza, Libera


972 hectáreas constituyen el coto de caza que "conquista" Novo Mesoiro, Feans, diversas urbanizaciones de A Zapateira y llega al entorno del campus universitario e incluso Pedralonga. Esta es la advertencia que la Asociación Animalista Libera y la Fundación Franz Weber realizaron este miércoles, señalando el "secuestro" de un importante espacio verde, incluido en el término municipal de A Coruña.

Los animalistas resaltan la inutilidad real del terreno ordenado cinegéticamente que se nutre, en su mayoría, de parcelas bajo una cesión de "derechos cinegéticos" que no tienen una rentabilidad en forma de aprovechamiento agrícola o de turismo ecológico, y se basa en criterios de una Ley de Caza, de 2013, cuyo reglamento todavía no ha sido aprobado.

En este sentido LIBERA! y FFW ya suman miles de firmas demandando la supresión de esta zona de tiros, después de que la Xunta y los responsables del coto acordaran un aumento de las zonas vedadas de tan sólo 65,82 hectáreas, básicamente en un espacio muy determinado al sur del barrio coruñés de Novo Mesoiro, pero que no resuelve las problemáticas denunciadas en los últimos meses, como la presencia de cazadores en urbanizaciones como Breogán, Valaire y Montegolf.

Así, en el capítulo de "capturas", desde 2010 los aficionados a la caza han masacrado a más de 1400 animales, entre conejos, zorros, jabalíes y diferentes especies de aves. Los animalistas cargan contra una práctica que se ha convertido en un deporte para ver quien es capaz de "matar el mayor número de seres vivos" sin que exista necesidad o se realice por motivos de subsistencia.

A ello se suma la enorme contaminación ambiental que provoca la munición de perdigones. Cada cartucho incluye varios gramos de plomo, un metal pesado que ha sido prohibido en productos como la pintura o los combustibles dadas sus consecuencias sobre el Medio Natural. En el caso de la periferia coruñesa, que incluye a los municipios de Culleredo y Arteixo, esta "siembra de perdigones" es habitual varios meses al año.