Ruth Beitia se convierte en la primera mujer española en ganar un oro olímpico en atletismo

Imagen de María García
Autor: María García / Fecha: Dom, 21/08/2016 - 13:53 / Etiquetas: río 2016, ruth beitia, oro olímpico, atletismo, coruña hoy
En 2012, Beitia decidió retirarse, pero algo más fuerte hizo que retomase su carrera deportiva hasta lograr este oro.
En 2012, Beitia decidió retirarse de la competición, sin embargo llámese destino o fuerza hizo que retomase su carrera deportiva tras una serie de episodios agridulces en el ámbito personal. Con 37 años, la cántabra volvía a disfrutar, a sonreír y , quizás, ésta ha sido la clave de este triunfo histórico. Ruth Beitia ha saboreado la gloria olímpica y ha certificado con el oro en Río su condición de mejor atleta española de la historia. Con un mejor salto de 1,97 metros ha ganado la final de altura a los 37 años.
 
La cántabra, que abrió la competición, superó sin fallos 1,88 y 1,93 mientras las favoritas iban cometiendo errores. De hecho, ahí ya cayó eliminada Vashti Cunningham, la estadounidense a la que dobla en edad y que fue la única que le superó en el Mundial de pista cubierta el pasado invierno en Portland.
 
En la siguiente altura, 1,97, la española ya fue la única sin nulos en el concurso y sólo quedaban otras tres en liza: la croata Blanka Vlasic, la estadounidense Chauté Lowe y la búlgara Mirela Demireva.
 
Ninguna de las cuatro superó el siguiente listón, en 2,00, por lo que con solo tres saltos Beitia se convirtió en campeona al no tener ningún nulo. Han completado el podio Demireva, la sorpresa de este sábado (madrugada del domingo en España), y Vlasic, la doble campeona del mundo a la que se le sigue resistiendo el oro olímpico. [Resultados completos del salto altura femenino de Río 2016]. [Mira el vídeo íntegro de la final de la altura en RTVE A la carta].
 
En sus cuartos Juegos, Beitia se convierte además en la persona más veterana de la historia en subir al podio olímpico en una prueba de salto. También ha sido la única ocasión en esas mismas competiciones en las que se ha conseguido una medalla por debajo de 2,01 metros. De hecho, hay que remontarse a 1980 para que una saltadora ganara con la barra por debajo del 2,01.
 
Con todo, Beitia completa un palmarés excepcional, en el que ya tenía, al aire libre, tres oros en Campeonatos de Europa (Helsinki 2012, Zúrich 2014 y Ámsterdam 2016) y un bronce en un Mundial (Moscú 2013), además de una Liga de Diamante. Su mejor posición en los Juegos había sido la cuarta plaza de Londres 2012, tras la cual llegó a anunciar su retirada.