Fernando Souto, presidente de la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica da Coruña: "No entiendo la polémica suscitada por la retirada de un símbolo franquista. Es tan obvio como cumplir, o no, la Ley de la Memoria Histórica"

Imagen de María García
Autor: María García / Fecha: Jue, 15/12/2016 - 23:07 / Etiquetas: comisión pola recuperación da memoria histórica da coruña, águila franquista, pazo de maría pita, coruña hoy
Foto: Concello da Coruña. (Fernando Souto, sentado a la derecha del regidor Xulio Ferreiro, durante una reunión).

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, confirmó este jueves que el Gobierno local invertirá 67 mil euros en retirar el águila franquista que preside la vidriera del Pazo de María Pita, aprovechando su restauración: "Nuestro proyecto para restaurar la vidriera sigue en pie. Este es el único escudo franquista que queda en A Coruña y nosotros vamos a cumplir la Ley de la Memoria Histórica. Además, ésta no es la vidriera original del edificio y la decisión final la toma el Gobierno municipal".

De esta forma, el regidor municipal respondía este jueves a la polémica suscitada en torno a la decisión adoptada por el Gobierno de Xulio Ferreiro de retirar el vestigio franquista de la vidriera del Pazo de María Pita. Tras este anuncio, el PP criticó el hecho de gastar 67 mil euros en esta ejecución, mientras el PSOE, en palabras del edil José Manuel García, manifestaba este jueves que "el tema de la vidriera nos parece una anécdota y una cortina de humo. Hay una ley y ésta tiene que cumplirse". En el caso de los populares, las críticas se sustentan en una resolución, aprobada por mayoría simple, en una Comisión de Expertos por la Memoria Histórica que data del año 2009 y en la cual se especifica que: "El escudo de la vidriera del techo de la escalera de honor del Palacio Municipal se mantenga como pieza de museo inserta en el edificio municipal, y con una placa aclaratoria, para observadores descuidados, ya que se considera una pieza incluida en un conjunto artístico". Sin embargo, esta resolución no es vinculante y es el Gobierno local el que tiene la última palabra.

Recabando información para arrojar luz acerca de este asunto hablamos con el presidente de la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica da Coruña, Fernando Souto, quien se muestra claro al respecto: "A nivel institucional no entendemos la polémica generada por esta decisión. El elemento artístico que alegó, en su momento, la Comisión de Expertos, es superada por el elemento restaurador. La presencia de un símbolo franquista es contrario a la Ley de la Memoria Histórica. No entiendo la polémica, porque se cumpla la ley, o no, es tan fácil como eso". Souto aclara también otros aspectos de la resolución del 2009: "La Comisión habló de un elemento artístico, pero también de un símbolo franquista de exaltación de la dictadura, de un periodo de las dos Españas. Parece que que hay gente que busca el efecto miedo cuando la única España que existe es la democrática. O se está a favor de la humanidad o se está en contra".

Respecto a las críticas vertidas por el Partido Popular sobre la cuantía económica de esta acción, Fernando Souto, presidente de la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica da Coruña, señala que "¿Cómo se cuantía el derecho de una persona?, ¿Cuánto cuesta sonreir y levantarse por las mañanas? ¿Sabes lo qué supone salir a la calle y ver símbolos que te recuerdan experiencias traumáticas?. Todo es tan obvio como no mantener elementos que van en contra de la convivencia. No entiendo esa reticencia a salvaguardar los valores democráticos de los que hoy gozamos. Un animal bello como un águila debe volar sobre el cielo de A Coruña, pero volar libre".

"La sociedad debe avanzar, como en la cuadratura del círculo de Leonardo da Vinci, y eliminar aristas, y este símbolo es un elemento distorsionador. Se trata de una cuestión humanitaria, de convivencia", concluye Fernando Souto.