El Sindicato Unificado de la Policía denuncia el alarmante número de suicidios que se registran en el cuerpo

En España se produce un suicido cada dos horas.

El SUP (Sindicato Unificado de la Policía) denunció este lunes el alarmante número de suicidios que se registran en el cuerpo y denuncian "la pasividad de la Dirección General de la Policía ante este problema". Desde este sindicato manifiestan que "el año pasado, el Ministerio de Sanidad incorporó, por primera vez, el suicidio dentro de la Estrategia Nacional de Salud Mental con el objetivo de potenciar la detección precoz del riesgo suicida".

Estos cambios, que se han iniciado recientemente en la Guardia Civil y otros cuerpos policiales, en los cuales se dispone de asistencia psicológica las 24 horas del día, ha hecho disminuir el número de suicidios. Por el contrario critican "el inmovilismo de la Dirección General de la Policía con 21 fallecidos desde enero de 2015 y 8 en lo que va de año". El último caso se registró el pasado sábado en Canarias, donde un joven gallego ponía fin a su vida,

Actualmente, el SUP tiene interpuesta una denuncia ante el Tribunal Europeo de Estrasburgo "ante la falta total de vigilancia de la salud física y mental del CNP", aunque previamente dio cuenta de esta situación a la Comisión de Seguridad y Salud de la Subdirección de Personal del CNP, a la Inspección de Personal y servicios de la SES, incluso interpuso una denuncia ante el Defensor del Pueblo, que resolvió instando a la DGP a realizar un seguimiento y al desarrollo de un protocolo a este respecto, sobre cuyo pronunciamiento y exposición de medidas preventivas concretas, a día de hoy, afirman desde el sindicato "continuamos a la espera".

Desde el SUP Galicia, trabajan activamente desde hace un año y medio en la prevención de los casos de suicidio en la Policía Nacional con la puesta en marcha de un recurso psicológico independiente de la DGP, gestionado por psicólogos Policías y a disposición de los agentes que requieran ayuda. www.vivecnp.es

CONFERENCIA CONSUMO DE SUSTANCIAS Y SUICIDIO EN A CORUÑA:

La Confederación de Alcohólicos, Adictos en Rehabilitación y Familiares de España, CAARFE, celebró este lunes en A Coruña, durante su II Convención Nacional, la conferencia sobre consumo de sustancias y suicidio, impartida por la catedrática de Psiquiatría en la Universidad de Oviedo, Pilar Saiz.

En España, se contabiliza un suicidio cada dos horas. Saiz explicó que "aproximadamente el 90% de las personas que se suicidan sufren algún tipo de trastorno. Esto se sabe por las "autopsias psicológicas", que consisten en trabajar con los familiares para intentar reconstruir qué le pasaba al paciente y los motivos para realizar este acto".

En Europa, los trastornos del humor están presentes en un 48% de los suicidios, pero la segunda causa más importante es el trastorno por abuso de sustancias, presente en un 19%: “Se incrementa el riesgo de suicidio con la presencia del policonsumo, del uso de drogas, sobre todo de opiáceos y alcohol”, explicó Saiz, quien añadió: “Este riesgo se dispara con la comorbilidad”, es decir con la presencia de un trastorno psiquiátrico que coexiste con un consumo de sustancias.

Cuando se consume, las tentativas de suicidio son mayores en mujeres consumidoras: “En psiquiatría vemos muchos trastornos del humor, (por ejemplo una depresión), pero siempre hay que investigar qué hay detrás porque a veces se nos puede pasar que detrás hay un consumo de alcohol que puede derivar en un suicidio”.

El efecto del consumo a medio-largo plazo genera impulsividad, afectación social, depresión, desesperanza... y todo ello incrementa el riesgo de suicidio, por lo tanto sí hay una relación entre el consumo y el suicidio. La experta indicó que "los jóvenes presentan un mayor riesgo de suicidio si consumen sustancias o realizan un uso patológico de Internet, según diversos estudios. En los jóvenes hay riesgos invisibles de suicidio como puede ser el consumo de alcohol, de sustancias ilegales, el uso patológico de Internet, las pocas horas de sueño, el sobrepeso o el peso por debajo de lo normal".

Saiz matizó que es necesaria la adecuada evaluación del riesgo suicida porque “sin evaluación no puede haber detección. Además, se necesita un seguimiento y tratamiento adecuado de los pacientes duales, sobre todo en mujeres y población joven, intensificado en el caso de trastorno mental o consumo de sustancias”; y concluyó: “No entiendo cómo habiendo un suicidio cada dos horas, las autoridades no hacen nada. Elaborar un programa preventivo, pero no dotarlo de medios no tiene ningún sentido”.