Cisma en el Partido Socialista de Galicia

Imagen de María García
Autor: María García / Fecha: Vie, 30/09/2016 - 11:21 / Etiquetas: psoe, abel caballero, carmela silva, pedro sanchez, leiceaga, coruña hoy
En la fotografia: Carmela Silva, Abel Caballero, Pedro Sánchez y Xoaquín Fernández Leiceaga.
Este jueves, la presidenta de la comisión gestora del PSdeG, Pilar Cancela, apoyaba nuevamente a Pedro Sánchez y se mostraba muy crítica con aquellos que "no respetan las decisiones de la militancia". Estas palabras no han caído en saco roto para pesos pesados dentro del Partido Socialista, tales como el alcalde de Vigo, Abel Caballero, o la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva. Caballero volvía a reiterar la necesidad de convocar un Congreso en Galicia y dejar de depender de una gestora, mientras Silva recordaba a Cancela que "cuando la militancia eligió una candidatura por la provincia de Pontevedra, ésta fue liquidada y cepillada por parte de la ejecutiva federal de Ferraz".​

Carmela Silva, quiso reconocer, además, "valentía" de los 17 miembros de la comisión ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión y lamentó los ataques "gravísimos" que está recibiendo la presidenta andaluza, Susana Díaz, por este motivo. "Cuando los militantes hablan van en contra de sus decisiones", aseguró Carmela Silva, quien recordó que la presidenta de la gestora en Galicia, Pilar Cancela, fue puesta "a dedo" sin convocar un congreso extraordinario, por lo que apeló a la "seriedad, rigor y respeto" a los 137 años de historia del PSOE.

Silva adelantó que se compromete "personalmente" a hablar con los militantes socialistas de Pontevedra para desmontar el discurso "absolutamente falso" sobre los supuestos bandos que existen en el PSOE y que éste "caiga por su propio peso". Carmela Silva pidió a Pedro Sánchez que sea "responsable y coherente" con la "tradición democrática" del PSOE y que asuma su responsabilidad tras quedar vacantes 20 de los 38 puestos de la ejecutiva federal con un gesto de "generosidad" con el partido socialista.
 
La dirigente tambiénb socialista quiso mostrar su "solidaridad, simpatía y cariño" con Susana Díaz, ante las críticas que está recibiendo por parte de compañeros del partido por ser una persona que ha dado un "paso adelante" para que se produzca en el seno del PSOE una "reflexión profunda" que les permita volver a ser "el partido fuerte que España necesita".