Pudo haber sido peor (4-0)

Imagen de Gabriel Lamela
Autor: Gabriel Lamela / Fecha: Dom, 17/12/2017 - 23:11 / Etiquetas: Real Club Deportivo da Coruña, deportivo, barcelona, LA LIGA, fútbol
Fuente: La Liga

 

Llegaba el Deportivo con los deberes hechos a este partido, después de haber vencido por 1-0 al Leganés, un equipo de “su liga”. Había esperanzas de sacar algo del Camp Nou, pero los gallegos y su afición eran conscientes de lo difícil que era, siendo el Barça el líder indiscutible de la competición.

Primera Parte

Empezó el partido con el predecible dominio del juego de los azulgranas y con un Deportivo torpe con el balón en los pies pero muy intenso en su presión arriba. No tardaron en aparecer las primeras ocasiones, y el Barça vio cómo anulaban un gol ya en el minuto 5. No se escondieron atrás los blanquiazules ante el portento de los catalanes, buscando contras rápidas y rompiendo en más de una ocasión la formación defensiva del rival. Sin embargo, volvieron a echarse de menos disparos claros a puerta. Las mejores ocasiones llegaron por parte de los locales, concentradas sobre todo entre los minutos 24 y 29, en los que Rubén tuvo que emplearse a fondo para rechazar varios disparos peligrosísimos.

Sin embargo, a pesar del buen trabajo en portería, en el minuto 29 llegaría el 1-0, con su origen en un pase de calidad de Iniesta a un pícaro Messi, que rompe a la defensa gallega por completo y le ofrece a Luis Suárez el tanto en bandeja. Bajaría entonces el ritmo del partido, con el Barça siendo todavía el dueño del juego, pero con el Dépor demostrando que podía llegar arriba, aunque sin inquietar los dominios de Ter Stegen. Messi pudo anotar en una contra, pero su disparo se fue al larguero. En el minuto 40, de nuevo el argentino se revolvía en el área y ejecutaba otro remate que esta vez impactaba en el palo, el rechace lo aprovechó Paulinho para marcar, ahora sí, el 2-0. Aún pudo aumentar la diferencia en el electrónico antes del descanso con un disparo a quemarropa de Luis Suárez que Rubén saca cuando el balón ya estaba dentro. El equipo arbitral no lo ve y el gol no sube al marcador.

Segunda parte

El gol del charrúa acabaría llegando de todos modos al inicio del segundo tiempo en un rápido ataque del Barcelona, Sergi Roberto ejecuta un centro perfecto que llega a pies de Suárez y éste bate a Rubén sin problemas. No se rindió el conjunto coruñés, generando algún que otro acercamiento peligroso, pero no lograron culminar ninguno de ellos con un tiro que obligara a Stegen a esforzarse. Mediado el segundo tiempo Parralo empezó a mover el banquillo, metió a Valverde por Guilherme y a Bakkali por Çolak, cambiando el dibujo para jugar con Adrián y Lucas en punta. No hubo, sin embargo, esperanzas de darle la vuelta al marcador en ningún momento, Messi volvió a estrellar un disparo en el palo a saque de falta y Rubén le rebañó a Suárez un balón peligroso, cuando el uruguayo ya tenía el gol hecho.

En el minuto 69, Mateu Lahoz pita un claro penalti de Valverde sobre el ‘9’ azulgrana, Lionel Messi es el encargado de ejecutar la pena máxima, pero el astro argentino no tuvo su noche de cara el gol y su disparo fue rechazado por una gran parada de Rubén, que estaba salvando a los gallegos de una derrota mucho mayor. El gol azulgrana acabaría llegando en el minuto 75, obra de Paulinho, que volvió a aprovechar el rechace de un balón enviado al palo, esta vez por Jordi Alba. El partido llevaría la misma tónica hasta el final, con un Deportivo que llegó varias veces a área contraria, pero fue incapaz de definir sus jugadas, y un Barcelona más pausado con la diferencia de goles, pero que seguía generando peligro con mucha facilidad. Mateu pitó el final y los blanquiazules se vuelven a casa con los mismos puntos con los que salieron.

Conclusiones

Derrota que muchos ya anticipaban, pero que duele, por lo abultado del marcador y por el hecho de que en ningún momento dio sensación de que el conjunto gallego pudiera darle la vuelta al encuentro. Las peores noticias llegan de los últimos tres cuartos de campo, donde el Dépor no fue capaz de generar peligro real en todo el partido, Borja Valle con un disparo fuerte pero centrado que Ter Stegen envió a córner, fue el que inquietó al meta barcelonista en 90 minutos. Y no fue que el Deportivo no llegara al área rival, Carles Gil, Adrián, Çolak e incluso Lucas lograron crear acercamientos, pero después nadie fue capaz de definirlos, dejando una impresión muy lánguida del ataque blanquiazul.

Las noticias más positivas llegan de la portería y la defensa. Rubén cuajó una gran actuación ante el Barcelona, a pesar de haber recibido 4 goles, el de Corcubión salvó los muebles en varias ocasiones, rechazando disparos envenenados de algunos de los mejores jugadores ofensivos del mundo, evitando que esta derrota se convirtiera en algo todavía más doloroso y humillante. Sidnei es el otro destacado, a pesar de ciertas imprecisiones, el brasileño se mostró muy seguro durante todo el encuentro, fue capaz de frenar a los hombres del Barça en varias ocasiones y dio una buena salida de balón al equipo cuando pudo. Cabe apuntar también la aparición de Borja Valle en la segunda mitad, que con muy poco tiempo en sus manos, fue capaz de rematar un par de jugadas con disparos a portería, algo que sus compañeros no fueron quiénes de hacer durante todo el partido.

Lo mejor es quedarse con estos destellos positivos y atender al próximo encuentro, el Barça está muy lejos del Deportivo y soñar con una victoria ante ellos es tener mucha imaginación. Pero ahora toca derbi, un partido en el que todo es posible, y al que el Celta llega con tan solo tres puntos por encima del combinado coruñés. El duelo será el próximo sábado a las 18:30 en el estadio de Riazor.