El Dépor saca fuerzas de flaqueza para salvar el empate (1-1)

Imagen de Gabriel Lamela
Autor: Gabriel Lamela / Fecha: Sáb, 03/03/2018 - 21:03 / Etiquetas: CORUNA, depor, deportivo, LA LIGA, eibar

Nueva jornada y nuevo test para el Deportivo de Seedorf, que desde la llegada del holandés al banquillo todavía no había conseguido marcar ni un solo gol.

Primera Parte

Comenzaron los deportivistas con buenas sensaciones, mostrando un hambre de gol que los llevaron a encadenar varias ocasiones seguidas, acabando dos de ellas en remates claros a puerta que ni Andone ni Lucas fueron capaces de convertir. Sin embargo, en medio del dominio de los locales, el Eibar enlazó una buena jugada con rapidez que pilló desprevenida a la defensa coruñesa. Orellana se hace con un balón en tres cuartos, se libra por velocidad de su marca y da un pase a Inui que remata solo en el segundo palo. El gol fue posible gracias a una desafortunada salida del debutante Koval. El ritmo del partido decayó notablemente a partir del 0-1 y el dominio en ataque del Dépor se diluyó por completo, los herculinos estaban grogui.

No sería hasta el minuto 30 que los gallegos recuperarían sensaciones y tendrían ocasión de igualar el marcador con un disparo de Andone solo ante el portero que acaba impactando en el palo. Dos minutos más tarde, también el rumano remata de cabeza un buen centro de Adrián que primero impacta en el palo, rebota en el portero de los vascos y finalmente se aloja en el fondo de la red, 1-1. No tardarían en volver los problemas para la parroquia deportivista, ya que en el minuto 38 un mal entendimiento entre Albentosa y Koval provoca un mal control del ucraniano que acaba abandonando su portería sin mucho sentido y haciendo una entrada terrible a Jordán que le vale la roja directa. Pésima la imagen que dejó el portero en el día de hoy.

Seedorf cambió el dibujo, sacando a Çolak para introducir a Rubén. El Dépor trató de perder tiempo hasta que llegó el descanso, esperando a la charla en vestuarios para encontrar una respuesta al varapalo de la expulsión.

Segunda Parte

La estrategia en la segunda mitad fue la del atrincheramiento, los coruñeses se agazaparon en su propio campo, centrando sus esfuerzos en tareas defensivas y asomándose ocasionalmente en ataque con jugadas al contraataque y a balón parado. El equipo bregó en defensa y soportó las embestidas de un Eibar que no encontró fisuras en el planteamiento de los blanquiazules. El partido se fue muriendo poco a poco, Lucas y Andone generaron alguna que otra ocasión aislada y Rubén tuvo que sacar un par de balones peligrosos, pero el marcador no volvería a moverse.

Conclusiones

Partido esperpéntico el jugado hoy en Riazor, donde el Deportivo ha vuelto a caer en los mismos errores e infortunios que han condenado al equipo en partidos anteriores. Tras el pitido inicial no tardaron en ir apareciendo los sospechosos habituales: delanteros incapaces de convertir ocasiones de oro, remates al palo, imprecisiones en defensa y un entendimiento nulo entre portero y zaga. El gran protagonista de este esperpento fue sin duda el ucraniano Maksym Koval, que cometió en su debut los errores suficientes como para no volver a jugar en lo que resta de temporada. Con la entrada de Rubén, se acabó el circo. Jugar con uno menos pareció darle al Deportivo una claridad y una determinación que no habían aparecido hasta ese momento.

Fueron esa claridad y esa determinación las que salvaron el punto y quién sabe si el Deportivo no hubiera podido conseguir la victoria si los coruñeses no hubieran alineado a Koval.

El próximo partido llevará a los gallegos a tierras catalanas para enfrentarse a un Girona en muy buena forma. El duelo tendrá lugar el viernes 9 a las 21:00.