El Dépor consigue un digno e intrascendente empate en #ONosoDerbi

Imagen de Gabriel Lamela
Autor: Gabriel Lamela / Fecha: Sáb, 05/05/2018 - 20:49 / Etiquetas: Deportivo de la Coruña, LA LIGA, celta, onosoderbi

Intrascendente derbi gallego el disputado hoy en Balaídos entre un Deportivo ya descendido y un Celta con muy pocas posibilidades de cambiar su situación en la tabla.

Primera Parte

Salieron al campo con poca intensidad ambos equipos, con los locales ejerciendo un dominio tácito con el que apenas lograron crear ocasiones de peligro. Sin embargo, en el minuto 12 llegaría ya el gol de los de Vigo, obra de Maxi Gómez, que aprovecha una salida muy mala de Rubén para hacer un remate de cabeza poco ortodoxo y poner el 1-0 en el marcador. Los puntos débiles que habían atormentado al Dépor durante toda la temporada salieron a la luz, y a las “cantadas” en portería se le sumaron en los siguientes minutos la dificultad para sacar el balón desde atrás, la torpeza en la circulación y la fragilidad defensiva. A punto estuvo Maxi de anotar el segundo tras un ridículo pase de Juanfran, el punta uruguayo llegó a rematar, pero esta vez no falló Rubén, que envió la pelota a saque de esquina. A partir del minuto 30, los de Seedorf despertaron por fin y adelantaron líneas, pero aparte de un remate lejano de Guilherme, no fueron capaces de meterle el miedo en el cuerpo a los celestes.

Segunda Parte

Los segundos 45 minutos empezaron con un Deportivo más metido en el partido, pero que todavía no lograba desplegar un juego que le permitiera asediar la portería de Sergio Álvarez. El Celta, por su parte, siguió ejerciendo un dominio estéril con el que tampoco consiguió crear demasiado peligro. El partido estuvo muy trabado en el segundo tiempo, con constantes faltas y piques inútiles entre jugadores de ambos conjuntos. Hubo un gol de los celestes anulado justamente por fuera de juego de Wass y los blanquiazules tuvieron también un par de ocasiones para cambiar el signo del partido, pero ese gol no llegaría hasta el tiempo de descuento. Una jugada en la que Guilherme cuelga al área, Andone se la deja a Lucas que remata a bocajarro, Sergio no puede hacer nada para atajar el balón, 1-1. Seguirían intentándolo ambos equipos para lograr la victoria, pero el electrónico ya no volvería a moverse.

El Deportivo mostró en Balaídos su mejor cara, la de un conjunto con amor propio que supo perseverar e insistir hasta lograr el empate, y también la peor, la de un equipo lastrado por imprecisiones incomprensibles y con muchas dificultades para convertir sus ocasiones. Con el empate, los de Seedorf salvan al menos la dignidad del equipo ante el eterno rival y le dan una pequeña alegría a una afición que no ha hecho más que sufrir durante toda la temporada.

El próximo partido, penúltimo de la temporada, será en Riazor el próximo sábado 12 a las 18:30 ante el Villarreal.