El Deportivo necesitará un milagro (0-0)

Imagen de Gabriel Lamela
Autor: Gabriel Lamela / Fecha: Vie, 20/04/2018 - 23:12 / Etiquetas: Deportivo da Coruña, LA LIGA, leganés

El Deportivo se jugaba sus posibilidades para la permanencia en Butarque, una derrota no lo condenaría definitivamente, pero afectaría notablemente a sus opciones.

Primera Parte

Empezaron con mucha intensidad los de Seedorf, que en los primeros minutos acumularon un par de buenas acciones en ataque, comandadas por un Lucas Pérez que no consiguió definir ninguna de ellas. Bajarían las revoluciones poco a poco, hasta entrar el encuentro en una fase más trabada en la que el Leganés empezó tener alguna oportunidad más y un mayor dominio del juego. Los gallegos decidieron cederle la iniciativa al equipo pepinero y encontraron sus mejores opciones en ataque al contragolpe, con Çolak como principal conductor y Lucas como punta de lanza.

Segunda Parte

Tras el descanso el partido siguió más o menos el mismo guion, con el Dépor practicando un fútbol muy directo y el Leganés creando ataques más estáticos, capitaneados casi siempre por el habilidoso Amrabat. A medida que fueron pasando los minutos, los madrileños fueron dando señas de conformarse con el resultado, el Deportivo trató de evitar que se durmiera el partido, pero la presión del Leganés se mantuvo firme y a los gallegos les costó encontrar los espacios para generar juego. Con este panorama, Seedorf decidió poner toda la carne en el asador y metió a Andone y Borja Valle, pero ninguno de ellos consiguió marcar la diferencia.

Conclusiones

Los gallegos viajaban a Butarque con la misión de conseguir tres puntos para mantener viva la esperanza de la permanencia, pero se toparon con un Leganés muy serio e intenso al que no fueron capaces de hacer daño. El equipo estuvo muy trabado a la hora de hacer generar juego y recurrió en demasiadas ocasiones al balón en largo para el desmarque de sus puntas. Los jugadores acabaron dando muestras de desesperación, al verse neutralizados una y otra vez por la defensa madrileña, cayendo en acciones precipitadas que permitieron al Leganés mantener su control sobre el encuentro.  

Decepción para los hombres de Seedorf y para la parroquia coruñesa. Un resultado insuficiente que aleja las posibilidades de salvación y acerca a los herculinos todavía más al descenso. Quedan cuatro partidos, el Deportivo debería ganar al menos 3 de ellos si quiere seguir teniendo posibilidades de permanecer en primera. El próximo será ante el invicto Barcelona, se jugará en Riazor el próximo domingo 29 a las 20:45.