El Grupo Banco Popular prevé despedir a cerca de 3.000 personas en España

Imagen de María García
Autor: María García / Fecha: Mié, 28/09/2016 - 20:25 / Etiquetas: grupo banco popular, cig, despidos, rosa conde, coruña hoy
Se prevé que el periodo de negociación del ERE comience a mediados de octubre.
La dirección del Grupo Banco Popular confirmaba este miércoles a la representación social su intención de aplicar una reestructuración de personal que afectará a 2.900 trabajadores y trabajadoras en todo el Estado. Una medida de ajuste que la Sección Sindical de la CIG rechaza completamente.

Este miércoles quedó constituida la mesa de negociaciones del ERE, en la que estarán presentes todas las secciones sindicales con representación en el grupo bancario. Ésta fue una de las demandas de la Sección Sindical de la CIG en la reunión previa que mantuvo la parte social y que finalmente fue aceptada por las organizaciones sindicales mayoritarias. De este modo, la CIG contará con una representante en la mesa, en la cual se negociarán los términos del expediente, a la que podrán asistir también dos asesores por parte de la central nacionalista.
 
En la reunión posterior con la empresa, ésta confirmó sus intenciones de aplicar un ERE para un total de 2.900 trabajadores y trabajadoras del Grupo. De este colectivo, 1.800 personas podrían acogerse a las prejubilaciones voluntarias, y para las restantes 1.100 se buscaría una salida a través de bajas voluntarias incentivadas, aun sin concretar.
 
En este sentido, la Secretaria de la Sección Sindical de la CIG, Rosa Conde, señaló que la empresa mostró su interés por ampliar el número de trabajadores/as que se puedan acoger las prejubilaciones voluntarias, bajando la edad de prejubilación y habilitando dentro del propio ERE un mecanismo para tal fin.
 
Hasta ahora la entidad ofrecía prejubilaciones individualizadas, abonando una renta mensual compensatoria a la persona afectada hasta que había conseguido la edad de jubilación. Sin embargo, en el marco del expediente, la empresa formula pagar la cuantía en una única vez para que compute como indemnización y de este modo evitar perjuicios fiscales a las trabajadoras y trabajadores que se vean en esta circunstancia. Sin embargo, el banco aún no concretó los porcentajes de las prejubilaciones.
 
Otra cuestión que se abordó en la reunión se refiere al plan organizativo que la dirección ha pensado para garantizar el futuro del banco. "Estas cuestiones son relevantes, ya que desconocemos cómo piensan organizar y estructurar toda la red de oficinas con un recorte de personal de casi 3.000 personas. Si la justificación del ERE es dar viabilidad a la entidad queremos que nos expliquen cómo piensan hacerlo", aseveró Conde.
 
En este sentido, la Secretaria de la Sección Sindical de la CIG apunta que la empresa se comprometió a facilitar información sobre los plan de futuro de la entidad a lo largo del período de negociaciones, que previsiblemente comenzará en la segunda semana de octubre.