Núñez Feijóo, candidato popular a la Xunta de Galicia: "La política no es un juego, ni una especulación académica, ni un laboratorio"

Imagen de María García
Autor: María García / Fecha: Lun, 05/09/2016 - 13:24 / Etiquetas: alberto nuñez feijoo, candidato popular a la Xunta de Galicia, desayuno informativo madrid, coruña hoy
Para Feijóo el reto en Galicia es que prevalezca un modelo de gobierno frente otro modelo que aspira, dicem, a no dejar gobernar.
El presidente del Partido Popular de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, afirmó este lunes durante un desayuno informativo en Madrid que, en las próximas elecciones autonómicas, "el reto en Galicia no es que gane determinado partido o cierto candidato, sino que prevalezca un modelo de gobierno frente a un modelo que aspira a no dejar gobernar".
 
El presidente del PP en Galicia aprovechó para expresar su opinión sobre la crisis que desembocó en la investidura fallida de Mariano Rajoy. Con respecto a esto, destacó que sobre el "principio incuestionable" de que las mayorías se construyen en el Parlamento, "se pretende levantar otro espurio según lo cuál esa mayoría parlamentaria debe sortear la que se expresó en las urnas, y no completarla como establece cualquier lógica democrática". En esta línea, añadió que no existe política más vieja que la negativista. "No hay política más anacrónica que aquella que se fundamente en perjuicios y apriorismos", aseguró.
 
Por otra parte, frente a aquellos partidos que pretenden levantar muros, Feijóo señaló que precisamente la inexistencia de estos muros insalvables es lo que distingue a la Transición de otras etapas de la historia española en las que existían dos Españas. "La política no es un juego, ni una especulación académica, ni un laboratorio. No se puede jugar, especular ni experimentar con personas", afirmó el presidente de los populares gallegos.
 
El EJEMPLO DE GALICIA:
 
Feijóo aseguró que Galicia "es una prueba elocuente de que las políticas tienen consecuencias". En este sentido, recordó que desde que fue elegido presidente de la Xunta de Galicia en 2009 y, posteriormente, en 2012, optó siempre por decir la verdad, mientras algunos dirigentes cayeron en la tentación de edulcorar los efectos de la crisis y las medidas necesarias para afrontarla.
 
De este modo, en Galicia "adoptamos decisiones rigurosas basadas en tres principios: preservar la cohesión social, mantener un nivel adecuado en la prestación de los servicios y preparar a Galicia de la recuperación", aseguró. 
 
Como consecuencia de eso, "hoy podemos decir que esa política, ese superávit de responsabilidad, tuvo consecuencias", indicó.
 
Además, hizo hincapié en que en Galicia "nos sentimos orgullosos de afrontar más inversiones que ninguna otra comunidad española, soportando menos deuda" gracias a la responsabilidad, anticipación y unidad. De hecho, apuntó que fue "la cohesión social y la estabilidad institucional las que hicieron posible que se afianzaran sectores tradicionales de la industria gallega, como el naval o la automoción, y que afloraran otros sectores emergentes como el aeronáutico".
 
Según Feijóo, aquellosque intentan trasladar a Galicia esos muros, esos apriorismos, esos negativismos se encuentran con una sociedad de síntesis como la gallega. 
 
"Galicia es, para quien les habla, un aprendizaje constante. No dejé de ser un discípulo de los gallegos que durante estos años edificaron un país amable, moderno y unido", concluyó el líder de los populares gallegos.