0 comment
Roberto GonzálezSecretario General SUP GaliciaMarch 132018

O contigo o contra ti

 

Desgraciadamente, desde hace ya varios meses, los representantes sindicales en general y los del SUP en particular, venimos padeciendo una serie de comportamientos impropios dentro del colectivo al que pertenecemos, todo ello, por el simple hecho de estar vinculados a unas siglas bajo las que actuamos siempre en beneficio de los integrantes del Cuerpo.

Los debates enriquecen. Posturas diferentes presentadas con argumentos derivan en postulados de mayor contenido que permiten formar una opinión más próxima a la realidad. El sectarismo que practican algunos, excluye de sus círculos a aquellos que piensan diferente, señalándoles, marginándoles y descargando contra ellos dosis de rencor y de odio acumulado.

Ayer lunes, los cuatro sindicatos mayoritarios de la policía nacional y siete de las ocho asociaciones representativas de la guardia civil, suscribieron el inicio de la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con las policías autonómicas. Sólo el tiempo pondrá en valor la magnitud de lo alcanzado. Bajo mi punto de vista, los representantes sindicales han actuado de forma correcta. Ellos participaron en las negociaciones desde el primer momento y llegados a este punto, tenían dos opciones; 1) Tensar más la cuerda con el riesgo de quedarnos sólo con la subida general aprobada para todos los funcionarios; 2) Actuar con responsabilidad y aceptar una propuesta fruto de una esmerada e intensa negociación. Han tomado la decisión acertada. Ahora bien, también entiendo la postura de aquellos compañeros que piensan que deberíamos levantarnos y exigir más. La amenaza de perder la credibilidad del pueblo, el apoyo de los medios de comunicación y de Ciudadanos y de que el dinero destinado a nuestra equiparación fuese a parar a otros colectivos era un riesgo demasiado alto para exponer al colectivo.

En los últimos días, he sido testigo de hechos de todo tipo. Desde pintadas y daños en tablones sindicales hasta audios y mensajes injuriosos en grupos de WhatsApp, Twitter o Facebook. Compañeros que viven con el temor constante de ser increpados y señalados en dependencias policiales.

A esos que me critican, que me marginan, que usan fotos de mi esfera privada en grupos de WhatApp para desacreditarme e insultarme les digo estoy orgulloso de ser representante sindical, representante del SUP. Le digo, en respuesta a sus mentiras que cobro lo mismo que cualquier POP sin turnos, que no tengo ningún tipo de asignación por el cargo sindical que ostento. Que trato de defender lo mejor posible los derechos de los afiliados al SUP sin escatimar ningún tipo de esfuerzo y que soy la misma persona a la que, algunos de los que ahora me critican, hace pocos meses valoraban y que seguiré luchando con la misma intensidad ante las injusticias.