0 comment
Coruña HoyDecember 052017

Objetivo Gestalt: mejorar la calidad de vida a través de un cambio de conducta

 

La agencia El Trampolín trabaja con la comunicación en todos los ámbitos, tanto en sus cursos de oratoria como en las sesiones individuales con coachings y psicólogos Gestalt, para que sus clientes, una vez identificado sus miedos, puedan hacerlos desaparecer.

También las terapias se adaptan a las nuevas tecnologías y hoy pueden realizarse desde la tranquilidad del hogar y de manera online, lo que supone un buen ahorro en desplazamientos.

El resultado es igual de efectivo, ya que los terapeutas facilitan una serie de herramientas para volver a lograr el bienestar emocional que se ha perdido. Todas las personas pasan por etapas en que el equilibrio emocional se va al traste; las circunstancias son muchas y acudir al psicólogo es algo normal y aún mejor, totalmente necesario.

En este orden de cosas se encuadra la Gestalt, un proceso de comunicación cuyo objetivo es mejorar la vida del paciente a través de un cambio en la conducta, actitudes, pensamientos o emociones de la que se sirve El Trampolín Coaching y Comunicación para llevar a cabo sesiones individuales con sus clientes.

Quién se encuentra inmerso en una crisis, ha perdido la ilusión y no logra disfrutar, los dependientes engarzados en relaciones tóxicas, insatisfechos, con problemas laborales, en proceso de duelo o no pueden controlar sus miedos o emociones tienen en esta terapia creada por F. Perls y Laura Perls un aliado para lograr comunicar con su interior y sacar lo mejor de sí mismos.

Dependiendo de cada caso se pondrá más énfasis en las emociones o en los comportamientos, pero en todos se trata de aliviar el sufrimiento personal y conseguir una mayor calidad de vida.

Identificar los medios y superarlos con la Gestalt

Un axioma en el planteamiento de la filosofía asegura que “el todo es mayor que la suma de las partes” y los testimonios de quienes han realizado una terapia Gestalt son entusiastas.

Lo mejor que hice en mi vida, dice Roxana de Madrid, pero son muchísimos más.

La duración de las sesiones se basa en la implicación de cada persona y de cual sea el aspecto de su personalidad que quiera trabajar y hoy se realizan a través de Skype.

Pero en El Trampolín también se llevan a cabo cursos de oratoria enfocados a todos los profesionales que tengan que llevar a cabo presentaciones, conferencias, asistir a ruedas de prensa de sus empresas o productos y demás.

La glosofobia o el miedo a hablar en público afecta a muchas personas

Un gran sentido del ridículo acostumbra estar detrás de esta fobia que puede llegar a incidir mucho en la vida profesional, porque todos estamos de acuerdo en que una mala presentación no resiste ni el mejor de los proyectos.

Los profesionales de la agencia realizan cursos individualizados o por grupos, tanto para tratar el miedo a hablar en público y reforzar la seguridad personal, como para fijar los aspectos de una buena oratoria a aquellos que ya tienen cierto manejo en ella y solo deben de subrayar la comunicación no verbal y otros aspectos para que su discurso sea más efectivo.

Persuadir para conseguir vender mejor el producto es lo que logra la oratoria, que siempre ha de asentarse sobre una personalidad lo más natural posible. El método que usan es propio y hasta tiene garantías de devolución.

La inteligencia emocional y la Programación neurolingüística fortalecen las técnicas innovadoras desarrolladas por la agencia que dice que el 85% del éxito personal y laboral se basa en nuestras habilidades comunicativas y sociales. Así que fomentar la comunicación en todos los casos y en todos los ámbitos es la herramienta que tratan de fomentar estos terapeutas. Y es que la comunicación es la base de nuestras relaciones.

Se trata de fundamentarla en las emociones sin que estas cieguen el comportamiento, buscando una suerte de equilibrio personal que nos ayudará a conseguir el éxito. La excelencia que buscan para sus clientes la tienen estos terapeutas que en el caso de los coachings cuentan con certificaciones de ICF y ASESCO.

Con la técnica de la oratoria se dan herramientas para poder pensar y argumentar con rapidez

Los egresados de reconocidas escuelas inglesas ya disfrutan de que la oratoria se imparta en sus clases. Los alumnos son educados para que puedan sacar el mejor partido de la oratoria, fomentando la competencia mediante la creatividad para que puedan comunicar cómo se sienten en todas las ocasiones sin sentirse mal por ello.

Evidentemente estos alumnos tienen más puntos de poder brillar en la política o en otros ámbitos, porque con la técnica de la oratoria se dan herramientas para poder pensar y argumentar con rapidez, buscando siempre los métodos de persuasión más adecuados para llegar a su público.

En un mundo altamente tecnificado, el plus humano sigue siendo válido y hay que reforzarlo más que nunca y los cursos de oratoria son ideales para conseguir mejorar la seguridad y también la autoestima personales.

Aprende a identificar tus miedos personales para vivir sin complejos

Otro asunto es identificar miedos para deshacerse de lastres que paralizan. Todos los sentimos y lo hemos sentido alguna vez en la vida, incluso los animales los sufren, pero para deshacernos de ellos, el primer paso es poder identificarlos.

Los miedos resultan paralizantes y a veces convivimos con ellos y ni nos damos cuenta de cuántas alas son capaces de cortarnos. Basta con concentrarse en ello y escribirlos para ver la cantidad de cosas que nos perdemos a cuestas con los miedos personales.

Cabe diferenciar entre temor y miedo y para identificar que es uno y que es lo otro, hay que tratar de afrontar algo que temamos y si podemos superarlo a la primera es solo eso. Deshacerse de los miedos es más difícil, que no imposible, aunque solemos verlo como algo infranqueable.

Pensar que solos podemos vencer nuestros miedos es una ilusión. La mayor parte de ellos están enquistados y forman parte de nuestra manera de ser. Hasta es probable que no sepamos cuando actuamos bajo su influencia, y por este motivo los terapeutas son necesarios en estos casos para llevar a cabo procesos terapéuticos o sesiones de coaching.

Los resultados no son milagrosos si no fruto de la comunicación que se tenga con el terapeuta pero pueden volver a hacernos deleitar con las pequeñas cosas de la vida y darnos el sosiego interior que se precisa para gozar de cada instante con aquella ilusión que no solo es privilegio de los niños, si no también de los adultos sin miedos ni complejos.