Buscando el amor ayer, hoy y siempre

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Jue, 13/12/2018 - 11:25 /

 


La búsqueda del amor ha sido una de las tareas en las que los hombres y mujeres han puesto más empeño desde que el mundo es mundo, algo que va mucho más allá de las relaciones carnales o la satisfacción de los deseos innatos que como especie nos son propios y con los que aseguramos la supervivencia de la misma.

La humanidad tiene un concepto de la amor más psicológico y espiritual, busca el amor para tener un compañero de vida, un soporte incondicional con el que contar en todo momento, tanto para disfrutar de las alegrías como para superar los fracasos.

Una forma de entender el amor que no ha cambiado demasiado a lo largo del tiempo y en los diferentes contextos de la historia, lo que si lo han hecho son las formas en que nos relacionamos, en la forma y herramientas que utilizamos para conocer a otras personas y cómo las enamoramos: si quieres saber más, haz click aquí y descubre las tendencias más actuales y revolucionarias para enamorar. 

Con los nuevos tiempos, las relaciones sentimentales no son como antes ni se inician de la misma forma. Ahora tenemos la inestimable ayuda de internet, ya sea en forma de chats, de redes sociales, o con el uso de las aplicaciones para smartphones destinadas exclusivamente para este cometido de buscar pareja o conocer gente afín… pero es cierto que, aunque existan historias bonitas que puedan haber nacido así, hay mucho engaño en este tipo de sitios virtuales, donde nadie conoce a nadie y donde la mentira está a la orden del día por parte de sus usuarios e integrantes.

Por este motivo debemos hacer buenas búsquedas online y buscar solo el amor en sitios confiables, donde lo encontremos o no, al menos tengamos la certeza de no sentirnos ni engañados, ni estafados, ni utilizados, de no haber pertenecido a una farsa o a la burla de cualquier desaprensivo.

Un buen ejemplo de sitio fiable es la agencia matrimonial Coruña que encontrarás tras este enlace: Buscar pareja Coruña para conocer solteras Coruña y solteros , y que no es otra que la agencia Uno más Uno, que opera a nivel nacional, y que tiene un método basado en test de personalidad cuestionarios de alta eficacia para que consigamos encontrar la pareja ideal.

La llegada de los hijos

Cuando encontramos el amor de nuestra vida, esa pareja con la que sentimos que queremos pasar el resto de nuestros días, que nos complementa y nos hace ser mejor personas, entonces ya no hay duda y queremos dar el paso de formar una familia, un verdadero hogar, con la llegada de los hijos, eso miembros mezcla perfecta de ambos y que culminarán de felicidad los días que queden por vivir de sus progenitores.

Para la concepción, para que no se haga esperar demasiado y nos entren los nervios viendo cómo pasan los meses, nada mejor que una calculadora de dias fértiles y ovulaciónpara saber qué días ovulas, que no es otra cosa que una calculadora de ovulación para saber cuándo te puedes quedar embarazada, en definitiva. Acceder a ella es sumamente fácil, solo tienes que entrar en el enlace que hemos dejado en este párrafo e introducir unos sencillos datos relacionados con tu periodo.

Un momento, verdaderamente intenso y feliz, que llegará antes si usamos esta herramienta, será cuando el resultado del test de embarazo de positivo.  Entonces llegarán los verdaderos nervios y dudas y por lo tanto, querremos tener la máxima información en esos días, durante todos esos meses de espera que nos quedan hasta que tengamos en nuestros brazos a nuestro retoño.

No te preocupes, en la misma página de la calculadora de embarazo, encontrarás una guía para seguir tu embarazo semana a semana, conocer los cambios en el cuerpo de la madre, el estado de desarrollo del bebé… sumamente útil par aplacar los nervios de una de las etapas más importantes de nuestras vidas y de la que dependerá, en gran medida, el desarrollo de un bebé sano al nacer y durante su crecimiento.

                El desarrollo el amor hacia la madurez

Una vez que los hijos aparecen a escena, la pareja se vuelca completamente en ellos, es ley de vida, aunque nunca deben olvidar que son fruto del amor que ambos sienten el uno por el otro, para de esta forma mantenerlo vivo. Y es que al igual que es ley de vida entregarle todo nuestro tiempo, todas nuestras ganas, todo lo que somos, en definitiva, también es ley de vida que crecen, que se hacen mayores, que toman su propio rumbo, y que la pareja es la que queda para envejecer juntos.

El amor hay que cuidarlo. A pesar de lo que muchos piensan, lo realmente difícil no es encontrarlo, sino mantenerlo en el tiempo y hacer que este crezca, consolidándose y transformándose con el desarrollo y madurez de la pareja.

El factor sorpresa siempre aporta valor a las relaciones, una escapada romántica o un regalo sorpresa, tal vez ese smartwatch que siempre ojea en las revistas o busca en internet, pero que nunca compra y se priva de ese capricho. Y es que no es el valor de reloj smartwatch aquí lo que cuenta, es mucho más. Es el tiempo dedicado, no solo a la compra, sino a estar pendiente de que era eso precisamente lo que quería. Busca aquí el mejor smartwatch para parejas y sorprende a tu compañero o compañera si esto una de las cosas que siempre quiso, y si no, seguro que, igualmente, le encantará.

La intimidad de la pareja es otro elemento que no hay que dar de lado, hay que sacarle tiempo al tiempo para poder dedicárselo, pues forma parte del motor de la familia que va hacia adelante y debemos valorar la importancia que tiene para que permanezca unida, en el día a día, en los momentos de ocio y en los de mayor frustración. La pareja se convierte en uno y las vivencias se comparten al 100 %, ya sean éxitos o fracasos.

Mantener el amor una vez que han llegado los hijos nuestras vidas es algo que a veces se torna complicado por el giro de 180º que se produce en nuestro mundo, pero si el amor es verdadero y si la pareja rema en el mismo sentido, no habrá tormenta que pueda derribarla. Y así llegaremos felices a la tercera edad, esa etapa en la que aparecen los nietos para recordarnos qué era ver esas caritas de felicidad, esa inocencia en los ojos, esa ternura manifiesta en las pequeñas cosas, esos seres que volverán a sacarnos una sonrisa bobaliconas como cuando teníamos a sus padres en nuestros brazos, cerrando un ciclo de la vida que se repetirá una y otra vez.