¿Cuál es el futuro de la economía en Galicia?

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Jue, 13/12/2018 - 11:45 /

 

La economía mundial está en constante movimiento y los gallegos no son ajenos a los vaivenes que afectan al resto del planeta. Uno de los retos para todos los ciudadanos del norte de España es mantenerse relevantes en un contexto en el que las ocupaciones tienen fecha de caducidad, así como centenarias actividades económicas quedan obsoletas en un instante aparecen otras que dan amplias posibilidades de cobrar un buen cheque.

Hacemos énfasis en la situación en particular de Galicia porque está siendo afectada por fenómenos diferentes a los de otras regiones de España. Por ejemplo, están dos realidades contradictorias pero que existen al mismo tiempo. En primera está el hecho de que Galicia tiene la mayor cantidad de gente joven en la costa oeste de España, pero al mismo tiempo el periodo de envejecimiento de la población se ha acelerado por el flujo migratorio entre las provincias y también hacia otros países.

La economía de Galicia se distingue por contar con alto porcentaje de pequeñas y medianas empresas que se enfocan en el sector de servicios. La región también sobresale en cuanto a parámetros de investigación, desarrollo, e innovación, lo cual quiere decir que su población está abierta a probar nuevas maneras de ganar dinero. Una muestra de ello es el dinámico mercado de intercambio de divisas, también conocido como Forex, del cual se puede aprender bastante en sitios como eFXto, en donde se explica a detalle cómo funciona el mercado cambiario y cómo afrontarlo para sacarle provecho.

Uno de los factores que ha revitalizado a la región es el regreso de las personas que emigraron a otras partes del país y del mundo. Hoy en día son mucho menos los que se van a comparación de hace algunas décadas, y los que se van normalmente regresan a Galicia con dinero ahorrado el cual lo invierten en diferentes tipos de negocios. Algunos ejemplos son el comercio, pequeñas tiendas, cafés o bares, puestos callejeros, o puestos al aire libre en donde se venden cualquier tipo de productos. Estos últimos espacios les sirven a los artesanos de la región para exhibir su trabajo y conseguir una remuneración económica.

Pero toda esta modernidad no quiere decir que las actividades económicas clásicas estén siendo olvidadas, todo lo contrario, siguen bastante vigentes y dando bastante empleos a los gallegos. Está por ejemplo la industria portuaria y la de tala y comercialización de la madera; que si bien no son lo que fueron en años pasados siguen estando presentes. Las actividades que ganaron terreno son la pesca y la actividad agropecuaria en forma de pequeñas granjas, las cuales producen maíz, papas, pimientos verdes, peras, uvas, entre otras delicias.

Todo esto apunta a un futuro promisorio para la economía de Galicia, con varias industrias despuntando, pero al mismo tiempo con un recurso invaluable como lo es su gente, la cual es emprendedora y afín a la innovación tecnológica. Sin duda estas son buenas noticias para una región que no siempre ha sido la favorecida en cuanto a riqueza y prosperidad.