Cambios en la entrada de una escalera

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Jue, 14/03/2019 - 13:12 /

Cada vez son más las comunidades de vecinos que está optando por hacer reformas en las entrada del edificio. Esta decisión no obedece únicamente a cuestiones estéticas ni a caprichos, sino a un contexto donde pueden cohabitar personas mayores o con problemas de movilidad.

Y es que algunas de estas comunidades de vecinos no tienen todavía un ascensor o para acceder a este se deben subir varios escalones, algo que para estas personas supone un gran esfuerzo.

Por eso, la mejor alternativa es poner el ascensor a nivel de suelo y, de paso, darle a la escalera una nueva imagen más moderna y llamativa e incluso revalorizar el valor total del inmueble.

Todo bien formulado

como idea está bien formulada, pero hay que tener muy en cuenta que hacer obras en la escalera de la comunidad es un proceso tan largo como costoso, sobre todo si se quiere incluir la instalación de un ascensor. De hecho, se pueden solicitar ayudas en el caso de que alguno de los propietarios sea mayor a 70 años o tenga algún tipo de discapacidad.

Además de la necesaria figura del presidente de la comunidad, hay que recurrir a un administrador de fincas, un actor que asesorará a todo el vecindario acerca de la ley de propiedad horizontal y que se puede hacer cargo del mantenimiento de las zonas comunes.

Los administradores de fincas en Valencia optimizarán en este caso que todos los vecinos estén al corriente de pago. El papel de una administrador de comunidades es importante. No hay que olvidar que unas obras de este tipo requieren una inversión que pueden oscilar entre 40.000 y 80.000 a pagar entre todos los vecinos y que si alguno de estos no cumple con los pagos comenzarán a haber problemas. Además, a estos gastos hay que añadirle los honorarios de un administrador de fincas.   

¿Dónde se pone el ascensor?

Obviamente el problema que conlleva bajar la entrada del piso a nivel del suelo o poner un ascensor no se soluciona de la noche a la mañana y son necesarias unas obras que en cualquier caso van a necesitar la intervención de un arquitecto.

Si lo que se pretende es quitar escalones para que la entrada esté al mismo nivel de la acerca, hay que hacer un estudio para ver cual es la mejor manera de conseguir este propósito. Hay que hacer los pertinentes planos, saber que elementos no se deben tocar bajo ningún concepto, hacer un estudio de los cimientos para saber que materiales son más convenientes para emplear…

Exactamente lo mismo ocurre si lo que se desea es colocar un ascensor, aunque en esta caso hay que tener en cuenta otros factores como que su exacta ubicación no moleste a ningún vecino. 

Un arquitecto técnico en Valencia se encargará en cualquier caso de hacer un dictamen técnico y hacer los pertinentes planes de seguridad que garanticen la estabilidad del edificio. Asimismo, este mismo arquitecto puede ser el que en un futuro se encargue de comprobar la estructura del inmueble.

Aprovechando las obras…

Ya que la comunidad de vecinos se ha puesto manos a la obra, y nunca mejor dicho, quizás sea momento para reformar algunas otras partes o zonas que participan directa o indirectamente con la entrada. Una de estas zonas es la puerta de entrada del edificio, un elemento que a buen seguro (sobre todo si hay que bajar la entrada al nivel de la acera) hay que retocar.

Pero, ¿qué puerta poner? quizás lo más conveniente sea la de aprovechar las mismas obras para cambiar lo más posible de la estética general del edificio, y esto implica por supuesto la instalación de una puerta nueva, que además de estar más acorde con la imagen general de la entrada, cumpla con el propósito de proteger el edificio ante la entrada de personas ajenas a esta.

Además de una puerta robusta es necesario implantar una buena cerradura que complemente la función protectora. E incluso aprovechando la instalación de una nueva puerta para el edificio, algún vecino puede aprovechar para cambiar las cerraduras de su propia vivienda. Sobre todo si el inmueble está ubicado en una zona de alto standing, este será un factor que se deba tener en cuenta.

Los cerrajeros campanar son los mejores aliados que un inquilino puede tener para salvaguardar sus bienes más preciados del hogar. Además de poder instalar cerraduras inquebrantables, los cerrajeros 24 horas campanar se pueden persona en el domicilio indicado a cualquier hora que se les llame. Asimismo, los cerrajeros urgentes en campanar son capaces de abrir todo tipo de puertas sin romper la cerradura ni la puerta.

¿Y qué ocurre garaje?

Estas obras también pueden ser por incluir una puerta que de acceso del garaje a la entrada de la escalera o incluso por la sustitución de una puerta manual por una automática. Si se trata de una comunidad de vecinos amplia, lo más normal, por la comodidad de todos es que se instale una puerta automática y que además exista alguna puerta que conecte de forma directa el parking con el interior del edificio.

Ocurre que con el paso de los días estas puertas automáticas comienzan a dar fallos y es conveniente llamar a cerrajeros betera. Los cerrajeros 24 horas de Bétera además también pueden acudir justo en el momento ocurra la incidencia, independientemente del día y la hora, sobre todo teniendo en cuenta que este tipo de azares suele ocurrir en el momento más inesperado. Los cerrajeros urgentes bétera también están capacitados para la instalación de este tipo de puertas.  

Como se puede observar, una obra en la entrada no es algo que se diga y al día siguiente por métodos propios se pueda realizar. Es conveniente contar con el asesoramiento y gestión de una administración de fincas, un arquitecto que garantice la seguridad y el mantenimiento del inmueble e incluso con un servicio de cerrajería que ayude con el cambio de las puertas, tanto la de la entrada como la del garaje y las de cada uno de los vecinos.