La impresión textil como herramienta de marketing promocional

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Jue, 14/03/2019 - 13:22 /

El marketing digital se ha consolidado en los últimos años como una disciplina muy potente a la hora de querer promocionar productos, servicios y hacer llegar a la máxima clientela posible la imagen de marca de una empresa.

Las razones que han impulsado esta situación son varias: la primera de ellas es que las herramientas de marketing online son, por lo general, bastante económicas; y la segunda razón es que, además de económicas, suelen ser muy rentables, pues con ellas se expande el negocio hacia mercados mucho más amplios.

En cualquier caso, desde hace un tiempo se viene hablando también del marketing combinado, que es esa forma de hacer marketing en el que se saca el máximo partido posible al marketing digital pero sin dejar de lado las técnicas habituales de hacer marketing, es decir, el marketing offline.

Cualquier estrategia de comunicación que pretende ser funcional debe ser diseñada en torno al cliente, sus necesidades, preferencias, hábitos de consumo y expectativas, y a todo ello se puede llegar mediante herramientas en línea y otras fuera de la red.

Los medios digitales siguen sin desbancar a herramientas tradicionales como el flyer, los eventos de patrocinio y las ferias, los anuncios en prensa y la publicidad en gran tamaño, algo que, por otra parte, tampoco pretenden. Hoy centramos el foco en otra forma de hacer marketing offline, la impresión textil.

Cómo ayuda la impresión textil a la promoción de los negocios

La impresión textil como estrategia de promoción no es algo novedoso. A nivel más mediático, diseñar camisetas es algo que ha dado siempre mucho fruto, ¿quién no recuerda a Santiago Segura promocionando sus películas con camisetas que recogen el título de las mismas? Y si lo de personalizar camisetas funciona en el nivel más mediático, ¿por qué no va a hacerlo en el ámbito más empresarial?

Las camisetas personalizadas, así como otros productos personalizados, son una herramienta de la que echan mano muchas empresas para hacer llegar más lejos su radio de actuación, esto es, conseguir más clientes. Hoy en día la publicidad digital está llegando a ser uno de los medios más eficaces para promocionar una marca, pero como comentamos anteriormente, las dos prácticas han de combinarse, el marketing digital y la promoción más allá de la red, y las camisetas para personalizar son una buena medida para conseguirlo.

Una ventaja interesante que se consigue con la personalización de camisetas es que permite a las empresas destacar entre la competencia. Esto es algo que buscan todas las herramientas de marketing, pero con esta en el mundo offline se consigue en gran medida. Si un negocio dispone de camisetas impresas con el logo de la empresa, esa empresa gana valor frente al resto. En este sentido, es importante que el logo aparezca en la camiseta, y no únicamente el mensaje a enviar a los clientes, pues esto no siempre sirve para que los clientes recuerden la empresa.

Cuando una empresa asiste a un evento, que no deja de ser otra forma de hacer marketing, si los empleados se identifican como empresa mediante una camiseta personalizada, todos vestidos de la misma manera y color para que no haya lugar a confusión, de manera inconsciente los clientes van recordando esa empresa.

Esto es una práctica habitual en numerosos sectores, en las aerolíneas las azafatas visten uniformes que llevan bien claro el logotipo del club, en los equipos de fútbol todos los empleados, en especial los jugadores, van uniformados en los desplazamientos especiales, y como así, existen muchos otros ejemplos.

Esta práctica, además de servir para identificar a los empleados de una empresa ayuda a mostrar una imagen mucho más profesional del negocio. Las empresas, ya sean del mundo de la hostelería, la construcción, el deporte o las aerolíneas, así como otros muchos sectores, muestran una imagen mucho más cuidada y profesional de cara a sus clientes si disponen de camisetas personalizadas.

El principal objetivo de la personalización de productos de empresa, ya sean camisetas, otras prendas de ropa, artículos de merchandising o lo que se nos ocurra, es mejorar la confianza de los clientes y fidelizar a los clientes con los que ya se cuenta. Una buena apariencia de los empleados, mediante la uniformidad, ayuda a generar más ingresos, si bien esto no es siempre lo más importante, sino que es más relevante que los clientes retengan la marca, que recuerden el nombre del negocio para convertirse en futuros clientes.

Así, una de las mejores estrategias de marketing offline hoy día es la ropa y el merchandising especializado. Con esta práctica no solo los empleados hacen piña y se genera sensación de comunidad, sino que los clientes se unen a esta identidad de grupo, pues estas camisetas personalizadas pueden ser el regalo perfecto para entregar a los clientes más fieles, asegurando así una respuesta positiva por parte de ellos hacia la empresa.