Todo lo que hay que saber sobre marketing tradicional

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Jue, 20/06/2019 - 08:52 /

Las herramientas para dar a conocer una empresa están disponibles. Sin embargo, no todos saben utilizarlas de manera correcta. Sin mencionar que con la llegada del marketing digital hay estrategias que han quedado en el olvido. Por eso, es importante volver a recordarlas y resaltar sus puntos fuertes para tener éxito en las promociones que se planean realizar.     

¿Qué es y cómo se utiliza el marketing tradicional?

También conocido como marketing offline, es toda práctica clásica que realizan las empresas para comunicarse con los consumidores. Este se empezó a utilizar a mitad del siglo XX y hoy sigue vigente a pesar de nuevas herramientas que han salido a la luz. Se puede decir que en vez de quedar en el olvido, este tipo de marketing ha ido evolucionando.

El marketing tradicional hoy se considera un complemento del marketing online o digital. Un ejemplo de ello son los flyers o las vallas publicitarias (hoy convertidas en publicidad en pantallas LED).

Cualquier empresa necesita de una estrategia de marketing efectiva. Por eso, muchas veces se combinan el marketing online con el offline como es el caso de la publicidad Visual LED. Desde la planificación de los medios donde se promocionará la campaña se hace uso del marketing tradicional. A pesar de que al final termine siendo marketing online, el offline también es importante.

Importancia del marketing tradicional

Así como el marketing tradicional no está obsoleto, el digital no es el único medio para que las empresas puedan mejorar sus ventas. Y es que para que una estrategia tenga éxito lo que en verdad importa es considerar las necesidades del consumidor. Además, se deben plantear una serie de objetivos para ir cumpliendo constantemente.

Es cierto que el marketing digital resulta interactivo, práctico y eficiente. Esto probablemente se deba a la gran presencia de los usuarios en redes sociales. Sin embargo, el marketing tradicional también es eficiente. Al valerse de la combinación de lo mejor de ambas estrategias se consiguen los mejores resultados financieros.

Ejemplos de marketing offline o tradicional

Desde que apareció el marketing, se han implementado varios tipos de estrategias. Sin embargo, unas han sido tan eficaces que hoy siguen estando activas. Cada empresa determina las necesidades de sus consumidores, logrando aprovechar los elementos elegidos.

Uno de los ejemplos más resaltantes es el anuncio comercial por televisión. Hay una gran variedad de tipos de comerciales, pero sin duda los que causan una sonrisa son los que más impacto tienen en el público. El poder del humor en momentos críticos es tan fuerte que logra conectar con el televidente. Es allí donde comienza a tener éxito el producto que se está promocionando.

Las vallas publicitarias son otra herramienta muy útil para promocionar una marca. Lo más importante en este tipo de herramientas publicitarias es que sea llamativa. Por ejemplo, si se va a promocionar un carro deportivo, hay que utilizar estrategias para llamar la atención del público. En este caso, resaltar la aventura, el salvajismo y la libertad que ofrece este tipo de autos es sin duda un gancho para quien está a punto de comprar un vehículo.

Ventajas del marketing tradicional

En primer lugar, no se puede negar el alcance que este tiene. Una gran cantidad de personas ven televisión, leen la prensa o escuchan la radio. Por lo que este tipo de marketing tiene un gran potencial a la hora de llegar al consumidor.

El marketing tradicional se enfoca en el producto. Por ello, lo más importante es ofrecer las cualidades y beneficios que tiene para el usuario. Se trata de enamorar al usuario del producto para que este lo compre.

Por último, tiene total independencia del internet. Es por ello que se puede utilizar en cualquier momento. Solo con ir a un centro comercial se puede notar la gran influencia que tiene una publicidad tradicional en el público. Al estar rodeado de publicidad en papel, es poco probable que salga del lugar con las manos vacías.

Desventajas del marketing tradicional

No hay que cerrarse a la idea de que no todo es perfecto. En el caso de este tipo de marketing hay algunas cosas que no se pueden olvidar. En primer lugar, es mucho más costoso que el online. Por ejemplo, los comerciales en Estados Unidos pueden valer millones de dólares.

No se puede medir el impacto que tiene. Esto porque no hay forma de automatizar los datos para realizar un estudio. Y por último, terceras empresas deberán aprobar la publicidad. En este caso se trata precisamente de las empresas de publicidad en medios masivos. Por cuanto incluso el contenido debe ser aprobado por estas.