Inspección técnica: cómo tener un edificio en perfectas condiciones

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Jue, 21/05/2020 - 09:28 /

Existe un reglamento por el que cualquier edificio de una edad determinada debe pasar una Inspección Técnica Visual Obligatoria (ITE), en el que se describe la 'salud' del inmueble y, en caso de advertirse problemas, daños materiales o riesgos de estructurales que puedan suponer un problema para la integridad física de las personas que viven o trabajan en su interior.

En resumen, la ITE es una forma de controlar que los edificios están sanos y que los propietarios de los mismos se preocupan por mantener su situación en perfectas condiciones.

¿Cómo funciona una ITE?

Las Inspecciones Técnicas de Edificios son realizadas por técnicos autorizados de manera legal. Este profesional cuenta con una serie de requisitos de revisión que debe comprobar de manera visual en cada edificio que visita para otorgarles la certificación de que se encuentran en buenas condiciones.

Una vez que el inmueble ha pasado satisfactoriamente el examen, el mismo técnico se encarga de enviar la documentación a los organismos estatales que controlan la situación de los edificios y el proceso estará finalizado hasta la próxima revisión.

En caso de advertir la necesidad de alguna mejora o reparación, el técnico homologado indicará a los propietarios del edificio lo que se debe hacer para solventar la situación y así lograr la certificación positiva.

Respecto al coste de estos análisis, no existe una tasa o precio cerrado. Cada profesional establece unas tarifas que deben ser evaluadas por el propietario del inmueble o la comunidad de vecinos para decirse antes de firmar la contratación.

¿Qué edificios deben pasar la ITE?

Por norma general, los inmuebles que tengan más de 50 años están obligados a presentar un certificado positivo de Inspección Técnica del Edificio al menos una vez cada diez años.

Es importante tener controlado esto y cumplir con los plazos, pues las multas por no presentar la ITE en tiempo y forma puede suponer graves sanciones que pueden llegar hasta los 6000 euros.

¿Qué se evalúa en la ITE?

Son varias las cosas que se evalúan en las inspecciones técnicas de edificios. El arquitecto técnico o el aparejador que acuda al inmueble a realizar la ITE tendrá que comprobar que se cumplen todas las condiciones de seguridad exigidas por ley, principalmente.

Pero además de ello, será necesario que los edificios estén adaptados a las normas de accesibilidad y salubridad, que es donde más necesidades de adaptación suele haber, ya que los edificios de más de 50 años no suelen estar adaptados para el acceso a minusválidos, por ejemplo.

El técnico especializado en ITE revisará todas las zonas comprometidas del edificio, desde la estructura y la cimentación hasta las terrazas y el sistema de fontanería del edificio.

 

En el fondo, hay que tomarse la ITE como una ITV que el edificio ha de pasar para asegurar que ninguna persona pueda sufrir daños leves, moderados o graves en su interior con motivo de una deficiencia incontrolada. Es una apuesta por la seguridad de todos, y por eso no solo es obligatorio, sino que resulta deseable hacer este tipo de exámenes de manera controlada, profesional y segura.