Reconocimiento facial vs huella digital. ¿Cuál es más fiable?

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Lun, 07/05/2018 - 13:47 /

 

Desde hace no mucho los seres humanos hemos experimentado un cambio radical como sociedad. Ya no somos nosotros, somos nosotros y nuestros aparatos. Nuestros amigos electrónicos se han convertido en auténticos apéndices de nuestro cuerpo. Por lo que es vital tener garantías de que sólo nosotros podemos acceder a ellos.

¿Es el reconocimiento facial la mejor alternativa?

Para poder entender bien su alcance, debemos definir de forma más concreta su funcionamiento. Los sistemas de reconocimiento facial utilizan la tecnología 3D para reconocer los rasgos faciales de las personas. Lo hacen utilizando puntos de referencia, lo que complica la posibilidad de fallo o fraude.

Es probable que lo primero que se nos venga a la cabeza, sea su aplicación en el sector de la telefonía móvil. Ya que, seguramente, todos lo hemos probado ya. La posibilidad de desbloquear nuestro teléfono mediante reconocimiento facial tiene tantos partidarios como detractores.

Tanto el lector de huellas, del que hablaremos a continuación, como el sistema de reconocimiento facial son sistemas que se imponen respecto a otros dispositivos de control. Se trata de soluciones menos vulnerables que el uso de un pin o los lectores de tarjeta. Ya que estos son más fáciles de comprometer.

Aunque en un primer lugar hemos hablado de la aplicación del reconocimiento facial para el desbloqueo de móviles, existen otros campos de uso. Uno de ellos, sin duda, es el de control de acceso. Válido tanto para el uso con empleados en los centros de trabajos como para el acceso a lugares de uso exclusivo.

Especial relevancia puede tener en el caso de acceso de empleados. Muchas compañías manejan información de carácter más que sensible. La brecha que puede suponer el acceso de personal no autorizado a sus instalaciones podría costarles una fortuna.

Justo aquí es donde aparecen las ventajas del reconocimiento facial frente a otros métodos de acceso como las huellas dactilares. La primera ventaja es la precisión, el uso del reconocimiento facial nos garantiza reducir las posibilidades de error a prácticamente cero. No queda margen para el fallo.

La segunda ventaja es la automatización o no fricción. Con esto queremos hacer referencia a que durante el proceso de reconocimiento facial, ninguna de las partes tendrá que hacer anda. El sistema actúa de forma automática, no tendrás que poner tu huella o introducir un pin, como en otras alternativas.

En definitiva, los sistemas de reconocimiento facial, son una alternativa clara cuando necesitamos un resultado eficaz y fiable. Nos otorgan más garantía y precisión que otras opciones.

¿Entonces…qué hay sobre los lectores de huellas dactilares?

Te hemos contado las ventajas y las principales aplicaciones del reconocimiento facial. No obstante, a pesar de ser una opción muy interesante, existen alternativas a tener en cuenta como pueden ser los lectores de huellas dactilares. Una solución de acceso o desbloqueo con la que convivimos más en nuestro día a día.

Cada vez son más los modelos que incluyen la posibilidad de desbloquear la pantalla mediante la lectura de nuestra huella dactilar. Aunque los primeros en hacerlo fueron los chicos de la manzana mordida, casi todas las marcas se han dado cuenta de las ventajas de lector de huellas.

Si lo comparamos con los métodos de acceso más habituales como por ejemplo el uso un número pin, podemos obtenerla primera ventaja clara: tiempo. Usar el detector de huella dactilar nos permite acceder de forma inmediata al contenido, aunque parezca insignificante. No lo es tanto.

Hagamos un ejercicio de perspectivismo. Seguramente, has usado el método del pin o patrón de desbloqueo alguna vez. Ahora piensa en cuantas veces accedes a tu móvil a lo largo de un día. Si ahora comparamos la diferencia entre esos métodos y el uso de huella dactilar, verás que te acabas ahorrando bastante tiempo al cabo de un día.

Por otro lado, si entramos en la comparación con los sistemas de reconocimiento facial de los que hemos hablado anteriormente, podemos extraer algunas conclusiones. Si bien los sistemas de reconocimiento facial nos ofrecen una mayor precisión, quizás los lectores de huellas dactilares nos proporcionan más velocidad.

No obstante, podemos decir que los lectores de huella dactilar son una solución muy interesante para aplicaciones como el desbloqueo de móvil o similares. Su velocidad compensa la ligera fricción que implica tener que situar tu huella en el lector. Aunque eso sí, necesitamos que dicho lector esté siempre limpio para hacer una lectura correcta.

Es complicado vislumbrar cuál solución será la alternativa ganadora. Es posible incluso que dibujemos un futuro en el coexistan ambas, funcionando como una doble capa de seguridad. Lo único seguro es que toda seguridad es poca para el futuro para el futuro que nos espera.