Consejos para comprar una cuna

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Lun, 16/04/2018 - 21:03 /

 

Los recién nacidos pasan muchos momentos del día en su cuna. He allí lo importante que es comprar una que sea además de cómoda segura. La mayoría de los casos los niños dejan la cuna entre los 2 y 3 años por eso la calidad es importante

Algunos padres prefieren tener su cuna lista un tiempo antes de que su bebé nazca. Pero si el nene nace antes de tener la cuna, no es de preocuparse. Los bebés duermen cómodamente en cesta para dormir o moisés.

Es recomendable tener la cuna en un sitio alejado de las ventanas y persianas. Ya que los bebés pueden estrangularse con los cordones, por lo tanto es mejor mantenerlo fuera de su alcance. 

Consejos para que una cuna sea segura

Normas de seguridad: Es relevante que a la hora de adquirir la cuna esta posea el sello de calidad de la Asociación de Fabricantes de Productos Infantiles de su país de procedencia. Eso indicara que el producto fue probado antes venderse. 

El espacio entre las barras: Las barras de la cuna deben tener una distancia segura y no estar tan separadas una de otra. Esto evitara que la cabeza del bebé quepa por allí y se atore. La separación entre las barras debe ser de 6 centímetros. 

Postes de esquinas seguros: La altura recomendada para los postes en las esquinas de la cuna tiene que ser de 0,16 centímetros. Si los postes sobrepasan los 0,16 cm de altura, la ropa podría atorarse en éstos y causar lesiones a la criatura. 

Altura de colchón ajustable: Casi todas las cunas permiten controlar la altura del colchón. Es recomendable descender el colchón una vez que el niño empiece a sentarse. Cuando el nene empiece a ser más activo, podrá treparse y salir de la cuna.

Solidez: Cuando se vaya a comprar, hay que asegurarse que la cuna de preferencia sea sólida y rígida. Si se mueve o hace ruidos, es probable que no esté correctamente armada. Por lo tanto una resistente es la mejor opción.

Tamaño del armazón: Adentro de la cuna debe encajar, bien ajustado, un colchón de por lo menos 1,31 metros de largo por 70,5 cm de ancho. No pueden caber dos dedos o más entre el colchón y los laterales de la cuna. 

Suele ser peligroso cuando el colchón queda pequeño porque los bebés corren riesgo de quedar atrapados en el espacio del colchón y los laterales de la cuna.

 

Versatilidad: Gran cantidad de cunas tienen un diseño para volverse una pequeña cama para cuando el niño este más grande. Es importante asegurarse  que el cambio sea haga relativamente fácil de hacer y tenga buena apariencia. 

Más consejos de seguridad

Cunas con rieles móviles: Estas fueron muy reconocidas durante mucho tiempo, pero en el año 2010, una inmensa cantidad fue retirada del mercado. Algunos reportes señalan que, desde el año 2001, muchos niños perdieron la vida por estas cunas.

Protectores acolchados: Los protectores acolchados que se colocan en los alrededores de la cuna, ya no son fiables. Éstos normalmente vienen en el paquete que tienen los edredones y las sábanas de la cuna. 

Varias organizaciones e instituciones y una de aquellas es la Academia Estadounidense de Pediatría, no recomiendan su uso ya que aumentan la probabilidad de asfixiarse y hacen que se re inhale el aire. 

Cunas viejas: Es casi seguro que las cunas creadas antes del año 1987, tengan más complicaciones con la seguridad que los modelos más actuales. Si se adquiere una cuna usada, debe cerciorarse que no tenga astillas ni pintura de plomo.

Costo de las cunas

Por lo general los modelos tienen un precio de 100 y 500 euros, sin embargo, una cuna lujosa puede llegar a los 1.000 euros.