Cool-R, la impermeabilización de cubiertas para alcanzar la eficiencia energética

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Lun, 18/03/2019 - 18:45 /

En un momento como el actual en el que todas las empresas están dando pasos para lograr alcanzar un mayor nivel de eficiencia energética, la impermeabilización de cubiertas se ha convertido en una de las inversiones más interesantes que se pueden llevar a cabo. Y es que su eficacia en el aislamiento térmico de edificios respecto al exterior contribuye en gran medida a ahorrar en la climatización de los edificios.

En la impermeabilización de cubiertas podemos encontrar a día de hoy un buen número de técnicas de aislamiento termoreflectante que permiten crear una membrana impermeabilizante para conseguir un ahorro muy importante en consumo energético y con ello en el gasto que realizan las empresas en este campo. 

Pero, ¿qué tipos de impermeabilización de cubiertas existen?

En el mercado las empresas que deseen llevar a cabo una impermeabilización de cubiertas encontrarán un buen número de opciones entre las que poder elegir. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes así como niveles de precios diferentes, siendo las más extendidas las impermeabilizaciones que usan caucho clorado, las de láminas bituminosas o las impermeabilizaciones EPDM, siglas de etileno, propileno, dieno y monómero. 

Pero si existe un sistema de impermeabilización que ha demostrado mejor resultado que el resto es sin duda el de membranas líquidas con base de poliuretano, como puede ser el del sistema Cool-R, fabricado por una empresa con gran experiencia en el mercado y que se ha convertido en el mecanismo perfecto para alcanzar una mayor eficiencia energética en todo tipo de edificios.

Algunos de sus clientes más importantes son las explotaciones ganaderas para proteger a los animales de las altas temperaturas, los supermercados para lograr una mejor conservación de los alimentos y todo tipo de edificios que desean mejorar el confort de sus instalaciones a la vez que reducen la factura energética, tengan o no aire acondicionado. También destacan por su importancia las plantas de producción de productos delicados y los almacenes que utilizan para almacenar los mismos.

Los principales beneficios de Cool-R como sistema de impermeabilización de cubiertas

Cool-R es un sistema que cuenta con un buen número de ventajas para los edificios, ya sean nuevos o edificios en rehabilitación. Es una membrana líquida totalmente impermeable y que cuenta con un elevado poder reflectante que refleja hacia el cielo los rayos de sol que caen sobre la superficie evitando que el calor traspase al interior del edificio.

Este sistema de aislamiento reflectante permite con ello contribuir al enfriamiento interior de los edificios así como a evitar goteras o humedades en caso de estar ubicados en zonas especialmente lluviosas. Otra ventaja muy interesante de Cool-R es que resulta tremendamente efectivo evitando la propagación del fuego, así como la mayor durabilidad, de hasta 10 años, que otros sistemas de impermeabilización garantizando su uso a largo plazo sin ningún tipo de problemas.

Esto es posible gracias a dos factores fundamentales que combinados consiguen reducir la temperatura de la cubierta de un edificio hasta en un 70 por ciento: la alta emisividad y la reflectancia. La emisividad es la capacidad que tiene Cool-R para disipar el calor, que está en un índice de 0,85 sobre 1; mientras que la reflectancia, que es la capacidad para reflejar la luz, es de un 85,7%. 

Esto permite al sistema de impermeabilización Cool-R contar con un índice de reflectancia solar (SRI) de 107, muy superior a otros sistemas de impermeabilización como las láminas EPDM, con un SRI de 21; o las membranas bituminosas, con un SRI de 22. Si a todo ello le sumamos que los gastos de mantenimiento son mínimos podemos afirmar que estamos ante el producto más potente del mercado para la climatización de edificios con una relación calidad-precio realmente interesante.

Con este tipo de impermeabilizaciones, las empresas logran aumentar de forma significativa el ahorro generado en gastos de refrigeración, algo indispensable en lugares como las explotaciones ganaderas. Además se consigue proteger los bienes de las empresas de las altas temperaturas así como facilitar a los empleados que el trabajo sea mucho más cómodo de realizar, consiguiendo incrementar la productividad y la eficiencia de los mismos.

Como se puede apreciar, aunque existen multitud de sistemas de impermeabilización es el sistema de Cool-R el que resulta más eficiente para alcanzar la eficiencia energética en todo tipo de edificios. Una solución ideal para disfrutar de edificios sostenibles energéticamente a largo plazo.