Todo lo que debes saber sobre formatos de vídeo

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Lun, 19/02/2018 - 16:34 /

 

Hay una larga serie de formatos de vídeo que se pueden utilizar para almacenar un determinado contenido multimedia. Dependiendo del formato elegido, puede ser compatible o no con los dispositivos con los que contamos. Hay formatos que se utilizan sólo para conservar audio, mientras que otros comprenden tanto vídeo, como audio.

En ciertos casos es posible que queramos pasar de un archivo de vídeo a un archivo de audio, aunque, obviamente, el resultado sólo será acústico. Por ejemplo, si usamos el programa de Movavi seremos capaces de pasar de MP4 a MP3, entre otros tantos formatos.

También podríamos hacer el proceso a la inversa: el resultado será un archivo de vídeo en el que el fondo sería completamente negro, pero sonaría igualmente.

Dependiendo del formato que se elija, además de otros factores, el vídeo tendrá una calidad más o menos elevada y también influirá en el tamaño del mismo.

Si no estás muy al día sobre todo lo relacionado con este tema, es posible que algunos conceptos no te suenen de nada. Para ayudarte con ello, vamos a definir brevemente lo que debes conocer:

Formato contenedor: Es un archivo que tiene varios elementos en su interior (por lo general, un formato de vídeo y uno de audio como mínimo).

Códecs de vídeo: Un error muy habitual es confundir este concepto con el formato de vídeo, pero no es igual. Lo cierto es que no es un elemento obligatorio; si no se define un códec, el formato resultante será RAW o, lo que es lo mismo, “sin compresión”. La calidad será la máxima posible, pero a cambio el vídeo consumirá mucho espacio.

Especificaciones: Conjunto de normas que indican al vídeo cómo se debe de comportar. Por ejemplo, H.263, H.264…

Códecs de audio: Al igual que con el vídeo, también tenemos diferentes maneras de hacer que el audio mida menos, pero que al mismo tiempo no se sacrifique en calidad; para ello podemos utilizar lo que se conoce como un códec de audio. Los más habituales son el MP3, WMA, OGG Vorbis, etc.

Una vez que tengas claros estos conceptos lo tendrás mucho más fácil a la hora de convertir cualquier formato de vídeo a uno diferente.