Los desafíos de la empresa moderna

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mar, 02/01/2018 - 18:40 / Etiquetas: grabadora espía, electrógenos, DISEÑO WEB, uber para empresas

 

Algunos nuevos y otros más antiguos. Las empresas siempre se enfrentan a diversos desafíos.

Mantener a flote un negocio nunca ha sido fácil. Pero hoy, en un mundo globalizado en el que Internet está abriendo la puerta a muchas oportunidades, las empresas se enfrentan a un panorama aún más competitivo. Algunas se han dado cuenta de que necesitan hacer cambios drásticos si quieren continuar funcionando. Otras se han resistido a adaptarse, y o bien han desaparecido o los han hecho cuando era tarde, perdiendo una gran parte de su volumen de negocio.

Si tienes un negocio, sea del tamaño que sea, o estás pensando en poner en marcha uno, quizás te interese tener en cuenta algunos de los retos a los es casi seguro que te tendrás que enfrentar. Tanto novedosos como bastante tradicionales.

Saber lo que opina el público

Uno de los elementos fundamentales para conocer de primera mano el margen de mejora que tienes. El público es quien decide realmente si creces, te estancas o acabas teniendo que cerrar. Por eso, no puedes dejar de conocer sus impresiones, y tratar de lograr que sean lo más sinceras posible. Recuerda que aprenderás mucho más de una crítica que de mil alabanzas.

Si tienes un negocio físico, y actúas con mucho cuidado, puedes colocar una grabadora oculta en un lugar estratégico. Así podrás escuchar las conversaciones de tus clientes cuando estén delante de alguna novedad, oferta o similar. También puedes llevar una pequeña grabadora espia encima, y cuando trates con alguien puedes intentar lograr que te de la máxima información. Con ella podrás tomar decisiones y dar a tu público lo que te pide.

Ser previsor

Saber prevenir incidencias puede hacer que a menudo puedas estar por delante de tu competencia. A veces no es sencillo, ya que hay muchas cosas que pueden pasar y no se pueden prever todas. Pero algunas se han repetido a lo largo de la historia, como el hecho de quedarse un día sin electricidad. Tal vez comprar grupos electrógenos te parezca algo del pasado remoto, pero nunca está de más tener un plan de contingencia. Sobre todo si dependes de tener energía para desarrollar tu trabajo, lo que es casi seguro.

Si piensas un poco, puedes encontrar otros elementos en los que se pueden presentar fallos, frecuentes o puntuales, con los que te será muy complicado continuar con tu trabajo. Si tienes algún plan “B” y sigues la famosa Ley de Murphy, posiblemente los problemas sean menos.

Crear una buena imagen digital

Es bastante curioso. Pero hace poco tiempo bastaba con anunciarse en la radio o hacer un buzoneo por tu zona de influencia para darte a conocer. Hoy, es imprescindible tener presencia en Internet si quieres que alguien sepa de tu existencia. Incluso quienes viven justo a tu lado puede que no se den cuenta de que estás ahí. Además, hoy no basta con limitarte a tu barrio o la población en la que trabajas, especialmente en determinados sectores.

Sea cual sea la actividad a la que te dedicas, cada vez es más importante tener un blog o una página web, donde los usuarios puedan informarse y comprobar que tienes lo que necesitan. Y que sea fácil de navegar, con un aspecto atractivo y funcional. Contar con una agencia de diseño web Murcia que sepa cómo adaptar tu sitio a estas y otras necesidades es fundamental, tanto para llegar al público como para mejorar tu posicionamiento.

Movilidad

Ahora que parece que todo se puede hacer online, es posible que pienses que no hace falta disponer de un medio de transporte dedicado a la empresa. Y en cierto sentido es verdad, aunque pueden surgir excepciones. También puede que desplazarte de un lugar a otro sea parte de tu trabajo, pero comprar o alquilar un coche solo para esto quizás te parezca un gasto excesivo.

Afortunadamente hoy hay alternativas como Uber para empresas, que ponen a tu disposición un coche cuando lo necesitas. Cada vez son más los negocios de todo tipo que recurren a este tipo de opciones por sus muchas ventajas.

 

En realidad, y teniendo en cuenta estos ejemplos, podemos decir que los desafíos de las empresas modernas son muy parecidos a los que ha habido siempre. Solo que es evidente que no se pueden afrontar del mismo modo que hace algunos años. ¿A qué desafíos se enfrentará tu empresa en el futuro?