4 cosas que puedes necesitar este 2018

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mar, 06/02/2018 - 11:55 /

 

Si algo bueno tiene marcarse objetivos es que permiten avanzar. Al plantearse metas y, sobre todo al esforzarse por conseguirlas, se sigue la senda del desarrollo personal que repercutirá, entre otras cosas, en autoestima, en satisfacción, en bienestar.

El año nuevo está aún en sus primeras fases y es bueno ver los meses que se tienen por delante como una oportunidad de cambiar o de mejorar ciertas cosas, desde los detalles más insignificantes a lo que contribuya al inicio de una nueva vida. Eso sin perder de vista que el año no trae cosas buenas o malas en sí mismo, sino que se debe incidir en las actitudes que propicien ese cambio.

Por las condiciones ambientales, porque se avecina una fecha especial, porque se desea mejorar profesionalmente... Por lo que sea, hay que hacerse con aliados. Y no solo en forma de bienes materiales.

Algo cotidiano: unas botas

Con lo que está cayendo estos días no es buena idea andar por ahí con un calzado que no proteja del agua y del frío de la manera adecuada. En zonas de Asturias, Cantabria, Navarra, Aragón, Comunidad de Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha y Comunitat Valenciana se mantienen activa la alerta naranja por riesgo importante de nevadas. En otras tantas hay alerta amarilla por riesgo de aludes, fenómenos costeros adversos y temperaturas mínimas. Y hay que estar preparados.

Obi Zapatos recomienda las botas Alpe, disponibles en su tienda online. Alpe es una de las marcas de calzado de mujer más buscadas por su funcionalidad y por una estética que sigue la tendencia en botas y botines de mujer. Su comodidad y su durabilidad son precisamente algunas de las propiedades que destacan quienes las han adquirido.

Quien viva en un enclave en el que suele nevar o tiene previsto y a pasar unos días a la nieve, debe escoger un calzado específico para evitar riesgo por resbalones, que el pie se moje o que sufra enfriamiento. El material es importante, y la premisa es evitar la tela porque filtra el agua. Lo mejor es optar por unas botas de calidad, fabricadas con cuero o con algún material sintético resistente.

También es recomendable optar por tacos con suela baja, que presentan una buena sujeción al terreno y evita los resbalones. Asimismo, los cordones o las correas presentan mejor agarre.

Por otra parte, si se piensa dar un paseo de montaña, es posible que se encuentren zonas en la que la nieve es más espesa, por lo que es mejor optar por unas botas.

Algo especial: un vestido de novia

En 2016, último del que se tienen datos definitivos, se celebraron en España 171.023 matrimonios. Los enlaces también están sufriendo una transformación evidente. Por ejemplo, porque los gustos cada vez más sofisticados de los clientes hace que el coste medio total roce los 17.000 euros, según estudios del sector. Cada vez son menos también los que se dan el “sí, quiero” en iglesias, y prefieren ceremonias civiles.

Internet también ha transformado los enlaces matrimoniales y, sobre todo, la forma en que se preparan. Las páginas webs de proveedores, los compradores, los blogs o los foros de bodas han propiciado que los contrayentes tengan ya mucha información sobre modos de trabajar, precios y resultados de los proveedores, siendo esto determinante para ponerse en contacto y negociar con ellos.

Pese a todo, las bodas siguen teniendo un alto componente de tradición, que se observa en detalles como el padrino y la madrina, el ritual que implica la ceremonia en sí misma o los atuendos que llevan los contrayentes, destacando los vestidos de novia.

Vestidos de novia que, precisamente, se pueden encontrar en una web como Madox The Wedding Room, que reúne colecciones de vestidos de fiesta y complementos, además de la de vestidos de novia. Tienen más de 10 años de experiencia a sus espaldas, y se comprometen a proporcionar asesoramiento en todo momento, además de un esmerado trabajo y dedicación.

Algo funcional: una idea de negocio

No es que falle la imaginación o la creatividad, es que falla el contexto. Alguien que se mueve en ambientes emprendedores y empresariales, donde las ideas fluyen constantemente, es más permeable a que la inspiración llegue, y resulte en algo útil. La lectura de un libro o de prensa especializada, una conversación en una reunión de networking, una ponencia o conferencia que recoge vivencias personales... Cualquiera puede funcionar para adoptar una actitud proactiva.

La revista Emprendedores, por ejemplo, publicó ya cuáles iban a ser las tendencias de negocios en 2018. Lo hacía basándose en Rohit Barghava, profesor de marketing de la Universidad de Georgetown y autor del libro “El método de lo no obvio”.

Para empezar, el diseño resulta determinante porque la comunicación se hace más visual, lo que invita a adquirir conocimientos en la materia. Los nuevos modelos de distribución innovadora o el microconsumo también eran aspectos que este autor vislumbraba en el horizonte.

Algo intangible: amor y amistad

Es posible que lo que haya mejorar este año no pase por hacerse con algo material ni tenga que ver con una idea, sino con adaptar ciertas habilidades. Las que nos encaminan a mejorar las relaciones personales siempre vienen bien, es decir, la escucha activa, la empatía, la capacidad de negociar, el respeto, la credibilidad, la paciencia, tener un pensamiento positivo...

Desde Psicología y Mente proponen libros como “Inteligencia interpersonal” de M. Silberman y F. Hansburg; “Ideas que pegan”, de Chip Heath y Dan Heath; “Inteligencia emocional”, de Daniel Goleman; o “¡...Solo escucha!”, de Mark Goulston