El "boom" de las Semillas autoflorecientes

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mar, 09/07/2019 - 09:02 /

Las semillas autoflorecientes han experimentado un gran éxito comercial en los últimos años, principalmente gracias a las numerosas ventajas y beneficios que ofrecen en su cultivo, y se han convertido en el tipo de semillas más demandadas por los cultivadores.

La procedencia de las semillas autoflorecientes se sitúa en Siberia,el norte de Kazajstán y en las zonas más frías del planeta, que se caracterizan por tener veranos poco calurosos. Este clima influye para que este tipo de plantas se desarrollen más rápido que otras especies, gracias a su fisonomía y comportamiento.

La aparición de las semillas autoflorecientes ha formado una revolución en el cultivo del cannabis, por el poco esfuerzo que necesitan, la rapidez en su cultivo y su alta calidad, captando gran cantidad de cultivadores novatos y atrayendo a los expertos.

Ventajas de las semillas autoflorecientes

Tienen un tamaño pequeño por lo que son ideales para balcones, pequeñas terrazas y patios. Una de las mejores opciones para cultivarlas es adquirir un armario de cultivo completo como los que podemos encontrar en www.armariosdecultivo.com. Estos armarios están diseñados para que la planta pueda crecer de forma adecuada, como podría hacerlo en exteriores y están pensados para el cultivo interno (muy útiles para todos aquellos que no dispongan de espacio externo para cultivarlas). Los precios de los armarios varían ya que existen muchos tipos y tamaños, lo que beneficia al cultivador a la hora de elegir el adecuado. Podemos encontrar desde armarios pequeños sueltos por 65€ a kits de cultivo completos de gran tamaño que pueden llegar a los 2000€, pasando por todo tipo de gamas intermedias.

Las semillas autoflorecientes tienen una rápida floración por lo que su tiempo de cosecha es muy corto. Esta ventaja es una de las causas por las que se han convertido en un gran éxito comercial de ventas. Los resultados que se obtienen en un ciclo de crecimiento tan corto son muy buenos, proporcionando niveles bastante altos de THC (principal constituyente psicoactivo del cannabis) y un alto contenido en CBD (proporciona efectos terapéuticos en cuanto a dolores).

No dependen de un ciclo de luz para entrar en la etapa de floración (no son fotodependientes). Esto permite no tener que separar las plantas según las fases de vegetación y floración. 

Las semillas autoflorecientes tienen un gran poder de germinación que les permite ofrecer un altísimo porcentaje de éxito al cultivarlas. Esta característica las hace ser perfectas para cultivadores novatos y expertos.

Las plagas, infecciones fúngicas, moho, etc, no tienen mucha incidencia en el cultivo de semillas autoflorecientes, ya que debido a su linaje genético robusto, poseen una gran resistencia a las mismas.

Una vez que las semillas germinen, comenzarán su ciclo de crecimiento que se desarrolla a gran velocidad, durando apenas de 3 a 4 semanas. Una vez iniciada la floración, esta velocidad de crecimiento disminuirá hasta llegar a la fase de cogollos, donde se desarrollarán ya cómo cualquier variedad de cannabis normal.

La popularidad de las semillas autoflorecientes sigue en aumento, a la gran variedad de cepas existente se unen algunas nuevas que permiten una mayor elección por parte del cultivador.