La Costa Blanca promete tomar el testigo de la Costa del Sol

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mar, 11/12/2018 - 15:15 /

 

Los datos apuntan a que Alicante aspira a convertirse en la nueva Marbella gracias al boom inmobiliario que se está viviendo en la zona, un hecho que está colocando a esta ciudad en la tercera provincia en el ranking de número de compraventas de viviendas, solo quedando por detrás de Barcelona y Madrid.

Tradicionalmente, esta zona atraía a los inversores extranjeros alemanes y británicos, pero en los últimos dos años, y según los datos aportados por el propio Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Alicante, ciudadanos de 125 nacionalidades distintas se han interesado por este mercado adquiriendo un buen número de propiedades en esta área.

De entre los distintos países que han puesto sus ojos en la Costa Blanca, destacamos a Rusia, pues casi el 35% de las propiedades vendidas en 2017 ha sido a ciudadanos de este país, siendo el perfil de la mayoría de los compradores jóvenes de 35 años de media.

Las zonas costeras son las más demandadas

Las inmobiliarias de esta zona están de enhorabuena y viviendo una época de auténtico esplendor, superando todos los temores nacidos de la salida de Reino Unido de la UE, que preveían una importante caída en ventas.

Sin embargo, superado el primer periodo de incertidumbre, las ventas no han disminuido en absoluto, y es que la zona ofrece un mercado estable, seguridad, unas condiciones favorables de clima, así como calidad de vida y buenas comunicaciones, elementos que son los que han logrado superar con bastante facilidad un paisaje que no era demasiado esperanzador.

Así nos lo relatan las fuentes oficiales y las propias inmobiliarias, como Villas Buigues, una Inmobiliaria en Moraira, que ofrecen magníficas oportunidades para todos aquellos que tengan interés en viviendas de obra nueva.

Las localidades costeras que conforman la Marina Alta, como la mencionada Moraira, Campello, Jávea o Denia, son las favoritas de los inversores rusos, especialmente aquellas propiedades que ofrecen vistas al mar. El perfil de este tipo de inversor prefiere los diseños más vanguardistas a los tradicionales y viviendas espaciosas que cuenten con varias habitaciones.

Así mismo, Moraira es una zona ideal para el público inglés que sigue apostando por esta zona como segunda residencia para las vacaciones o como inversión, pues como decimos la temida salida de Reino Unido de la UE no tuvo las fatales consecuencias que se le auguraban al mercado inmobiliario alicantino. Muy al contrario, las casas en venta en Moraira, como las que ofrece la inmobiliaria costablancadreamhome.co.uk, siguen encabezando la lista de propiedades más demandadas por los ciudadanos británicos.

Y es que, como decimos, la respuesta las ventas que se realizan a ciudadanos de Reino Unido siguen representando un alto porcentaje del total de la inversión extranjera, aunque ahora han entrado al terreno de juego otros inversores cuyo interés va creciendo a cada día que pasa, entre los que destacan los rusos, y más tímidamente, pero con tendencia al alza los franceses, los holandeses y los argelinos.

Para aquellos que buscan viviendas en venta en la zona de Dénia, otra de las zonas más demandadas, la mejor opción la encuentran en MLS Dénia, una Asociación de inmobiliarias en Dénia sin ánimo de lucro compuesta por 25 agencias del sector inmobiliario que cuenta con profesionales multilingües para poder atender la demanda del sector nacional e internacional. La bolsa de inmuebles que han conseguido formar aunando sus fuerzas hace que sean la mejor opción para encontrar el inmueble ideal en esta zona geográfica.

Otra forma de comprar casas a buen precio es accediendo a las subastas de viviendas en la Costa Blanca a través de este enlace: web de subastas de propiedades propertyauctionsspain.com, con un listado de las mejores propiedades de subasta a tu disposición.

¿Qué impulsa el auge del mercado inmobiliario en la Costa Blanca?

La calidad de vida de Alicante, aunque influye positivamente, no es el único factor que impulsa este crecimiento de venta de los inmuebles. Uno de ellos, es sin duda, la probación en 2013 por parte del Gobierno de la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, que dio lugar al mecanismo conocido como Golden Visa.

Gracias a esta estrategia, aquellos que hagan una inversión inmobiliaria en nuestro país superior al medio millón de euros tienen fácil acceso a la residencia, lo que supone además para aquellos ciudadanos extracomunitarios poder moverse con completa libertad por toda la Unión Europea.

Pero señalan los especialistas que hay muchas más razones que hacen que finalmente el inversos se decida por la compra de viviendas en la Costa Blanca, frente a otras zonas costeras de nuestro país.

Tanto los especialistas promotores como aquellos que dirigen las principales agencias coinciden en que los precios de la zona siguen siendo muy competitivos, y a eso hay que añadirle el extra de la buena calidad de vida de la zona, la buena dotación de infraestructuras y las comunicaciones directas y frecuentes con el resto de países que se consiguen gracias al aeropuerto de El Altet.

Pero, aún hay más motivos para este repunte del sector, y es que, tal y como nos indica el vicedecano del Colegio Notarial, a las ventajas enumeradas, se le añade la enorme liquidez del mercado inmobiliario alicantino, lo que proporciona otro factor determinante, siendo una de las provincias donde cada día se realizan más compraventas de vivienda por habitante.

Este motivo que tal vez no parezca a priori demasiado importante para los habitantes de la zona, sí lo es en cambio para los compradores extranjeros, ya que les permitirá vender estos inmuebles con facilidad si en futuro cambian de opinión y quieren deshacerse de ellos.

Para todos aquellos que estén planteándose adquirir inmuebles en la zona, cabe destacar el ambiente propicio que estamos viviendo en estos momentos, cuando aún los precios no han subido exponencialmente, algo que cabe esperar, tal y como ocurriese en su día en la Costa del Sol.

Así que el momento es ahora, sin demoras, pues la ley de la oferta y la demanda hará que en poco tiempo los precios por metro cuadrado suban y habremos perdido una gran oportunidad de negocio en la inversión de bienes inmuebles, además de la posibilidad de disfrutar de las hermosas playas de la Costa Blanca que se extienden y reparten a lo largo de 200 kilómetros de costa de arena fina de buena parte del magnífico litoral Mediterráneo, clima privilegiado, suave y soleado.