Los regalos más originales para tus hijos

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mar, 16/01/2018 - 12:45 /

 

¿Estás buscando un buen regalo para tu hijo? En ese caso, necesitas algo que sea medianamente original. ¡Los niños se cansan de recibir siempre los mismos tipos de regalos! Vamos a ver cuáles son los regalos más originales que puedes comprar a tus hijos a día de hoy.

 

¿Qué regalarle a un hijo?

Lo cierto es que tienes muchas opciones a la hora de hacer un regalo a un hijo. Sin duda, tienes las opciones en las que todo el mundo piensa (una videoconsola, un móvil nuevo, etc), pero también puedes optar por algún otro elemento más original y que le sorprenda.

Por ejemplo, en la tienda online de regalos Promoregalo puedes comprar tazas pizarras. Estas tazas son tazas normales y corrientes, pero con un exterior del mismo material que la pizarra de una clase. Por tanto, puedes pintarrajear en ella con una tiza.

Por supuesto, puede que no le encuentres mucho sentido a un regalo como este, pero una taza como esta puede hacer que los desayunos de tu niño pequeño sean mucho más entretenidos y divertidos.

Y es que, si las tazas de muy diversos tipos son un regalo de lo más habitual en los tiempos que corren… ¿Por qué no hacerle un regalo de una taza original a tu hijo? ¿Y qué hay más original que una taza de pizarra?

En fin, se trata de una de las mejores opciones de regalo que puedes encontrar.

Regalos más típicos

Pero no nos vamos a engañar, muchas veces, los niños no quieren regalos originales, sino los regalos que conocen y con los que saben que se lo van a pasar bien. Por ejemplo, una bicicleta, una videoconsola o un móvil.

Estos regalos también son una buena opción. De hecho, es muy probable que, si le regalas una taza de pizarra a un niño que lleva un año pidiéndote una bicicleta, no se lo tome demasiado bien. Qué le vamos a hacer, los niños son así de egoístas.

Así que… ¿Qué puedes hacer en estas situaciones? Bueno, una buena opción es regalarle ese regalo que tanto quiere, y, además, ese otro regalo original, que también le sorprenderá y, a largo plazo, le acabará dando más uso que ese capricho que tiene en mente.

Por tanto, puedes regalarle al mismo tiempo la bicicleta y la taza. Al fin y al cabo, esas tazas (o cualquier otro pequeño detalle original) no suelen implicar un gran coste, por lo que son un complemento perfecto para un regalo mayor.

Regala experiencias

Ahora, puede que no te interese regalarle a tu pequeño la PlayStation, pero que tampoco te interese regalarle una de esas tazas, porque lo que tú le quieres regalar no es un bien material, sino una experiencia importante para él.

Bueno, también hay opciones en este sentido. Puedes regalarle experiencias de muy diferentes tipos, que van desde los viajes, hasta la formación o algo con un carácter más social. Y, lo mejor de todo, en muchos casos, estas experiencias no tienen por qué costar dinero.

Por ejemplo, imagínate que quieres enseñar a tu hijo la importancia del esfuerzo. Perfectamente podrías ir con él a subir una montaña que os quede cerca. Eso no tiene coste, y es una forma fantástica de enseñar a tu hijo, compartir tiempo con él, y hacer que se lo pase en grande.

Y es que, aunque en esta sociedad consumista en la que vivimos parezca que siempre hay que estar comprando regalos, lo cierto es que muchos regalos son mejores cuanto más simples son. ¡Y no hay nada más simple y asequible que subir a una montaña!

¿Vincular los regalos a los resultados?

Esta es una pregunta importante y que muchos padres se hacen: ¿Debería regalarle algo sí o sí a mi hijo, o debería vincular el regalo a los resultados que obtenga, por ejemplo, en clase?

Por nuestra parte, recomendamos una solución a medio camino. Es decir: En un cumpleaños, el niño debería recibir un regalo, independientemente de qué tal le hayan ido las notas. Al fin y al cabo, es su cumpleaños, y debe recibir algún regalo.

Sin embargo, sí se puede cambiar el valor del regalo según los resultados que haya obtenido en la escuela. De esta forma, el pequeño irá entendiendo que las cosas no son gratis, y que hay que trabajar y obtener buenos resultados para recibir premios.

Así, los regalos no serán solo una forma de celebrar fechas señaladas, sino que serán parte de la educación de los pequeños.

 

Como puedes ver, no todos los regalos a los hijos tienen que ser la última videoconsola o un móvil nuevo. Tienes muchas otras opciones interesantes con las que puedes sorprender a los más pequeños del hogar. Así que… ¿A qué esperas para comprar a tu hijo algo diferente?