La continua inversión de los británicos en el sector inmobiliario español

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mar, 18/12/2018 - 13:59 /

 

Los ciudadanos británicos afincados en España siguen con especial atención todas las novedades referidas al Brexit y la relación del Reino Unido con la Unión Europea. La más que posible salida de este país del conjunto de la Unión deja a miles de ciudadanos británicos que residen de manera habitual en España, principalmente en la Costa Levantina, aunque también en otros puntos del litoral español como la Costa del Sol, con cierta sensación de incertidumbre.

Recientemente, los gobiernos de España y Reino Unido han mantenido relaciones bilaterales para encarar con garantías cuál será la nueva situación de Gibraltar cuando el país británico acabe por salir de manera definitiva de la Unión Europea. Sin embargo, miles de británicos residentes en toda la geografía nacional aguardan con cautela este acuerdo.

No debemos olvidar que España alberga la mayor población de ciudadanos británicos expatriados en la Unión Europea. Desde el año 2005, nuestro país es el favorito de los británicos para asentarse en otro país de la Unión. Los datos de Eurostat reflejan que el número de británicos en edad de jubilación en España se ha duplicado en solo una década: de unos 52.000 en 2006 a más de 116.000 en 2015.

En todo el territorio nacional, los lugares preferidos por los británicos son las comunidades de Andalucía, Valencia y las islas, el litoral, destacando especialmente Alicante y Málaga.

La Costa Blanca como destino preferente

Aunque muchos británicos ven con preocupación la situación con el Brexit, los datos apuntan a que Alicante y la Costa Blanca puede convertirse en la nueva Costa del Sol, ya que esta provincia, no solo la capital, ha ascendido hasta la tercera posición en el ranking de compraventas de viviendas, quedando solo por detrás de Barcelona y Madrid.

Los datos aportados por el Colegio de Agentes de la Propiedad de Alicante señalan que ciudadanos de 125 nacionalidades distintas se han interesado por el mercado y han ido adquiriendo propiedades en toda esta zona. De todas esas nacionalidades, los inversores alemanes y británicos siguen siendo los más interesados.

En la provincia, alrededor de todo el litoral, se multiplican las agencias inmobiliarias. Una de estas es Paradise Real Estate, que cuenta con agentes ingleses en Jávea para ofrecer viviendas a este público en esta importante localidad. En la web de Paradise Real Estate podemos encontrar numerosas viviendas de lujo en Jávea.

Este periodo de incertidumbre nacido tras el Brexit, negociaciones que se mantienen desde hace ya casi dos años, no ha imposibilitado que muchos británicos sigan viéndose atraídos por el sector inmobiliario en España.

La Costa Blanca ofrece unas condiciones de seguridad altas, buena calidad de vida, buenas comunicaciones y un clima benigno. Con esos alicientes juegan empresas como Bindley Properties, una inmobiliaria en Moraira que ofrece propiedades exclusivas en Moraira. Esta localidad es un importante centro turístico internacional y forma parte de la denominada Marina Alta, en la que destacan otras poblaciones como la ya referida Jávea, Denia o Campello.

El sur gana al norte en el levante español

El mercado inmobiliario español, especialmente el referido al sector litoral, es altamente competitivo, y los territorios y empresas compiten fuertemente entre sí. Así, Alicante pasa por ser una de las provincias más cotizadas y demandadas por parte de los profesionales del sector.

El sur gana al norte. Alicante a Valencia y Castellón y dentro de la provincia, la Marina Baja a la Marina Alta. Así, a pesar del creciente y habitual interés por localidades como Benidorm, Jávea, Teulada o Calpe, otros municipios como Torrevieja, Orihuela, Elche e incluso la capital Alicante, están registrando mayor número de ventas.

El Colegio Notarial de Valencia maneja datos que indican que Torrevieja es la localidad de la Comunidad Valenciana en la que más viviendas se venden a compradores foráneas. En este municipio, los suecos son los que más operaciones cierran, seguidos de los británicos.

No obstante, las Marinas siguen teniendo mucho tirón entre los inversores extranjeros, aunque menos que el sur alicantino. Denia, Calpe, Jávea, Benidorm, Altea, La Vila, Teulada o Benissa son algunos de los municipios preferidos por el capital extranjero.

Todos estos datos, aportados por organismos oficiales, también los manejan las principales agencias del ramo. Según la Inmobiliaria Benimo Villas, una empresa inmobiliaria en Benissa con más de 1.000 localidades en venta, la preocupación de los ciudadanos británicos por la situación del Brexit no impide seguir interesándose por la costa alicantina, de ahí que esta empresa ofrezca una amplia variedad de viviendas en la costa de Benissa y por extensión en toda la provincia de Alicante.

El sector inmobiliario en la costa levantina es, junto al turismo, dos de las grandes áreas de actividad económica de toda la región. Las agencias inmobiliarias se cuentan por decenas, y una de las más importantes es Area Costa Blanca, que cuenta con expertos inmobiliarios en Benissa y ofrece propiedades de lujo en Benissa y otros municipios de la provincia alicantina.

¿Qué buscan los ciudadanos ingleses y británicos en la Costa Blanca?

El hecho de que buena parte de los británicos instalados en España y en el litoral mediterráneo sean jubilados es una muestra inequívoca de que lo que buscan estos clientes cuando realizan la compra de viviendas es calidad de vida alta, tranquilidad y buenas comunicaciones.

Todo esto lo ofrece la provincia de Alicante. La alimentación es una parte esencial de la vida y en la Costa Blanca la oferta gastronómica y la calidad de sus productos es innegable.

En cuanto a comunicaciones, el aeropuerto de Alicante atrae cada vez más vuelos internacionales y la conexión por carretera es inmejorable con otros puntos de la geografía nacional como Valencia, Madrid, Barcelona o la Costa del Sol, e incluso por mar hasta las cercanas Islas Baleares.

Atendiendo a los datos, los ingleses que más se interesan por este tipo de propiedades acostumbran a ser hombres y mujeres de más de 60 años, unilados o cercanos a su jubilación y con un nivel adquisitivo medio, que ven en el Mediterráneo un buen lugar para pasar los últimos años de su vida al tiempo que ahorran, pues los precios en España son más económicos que en Inglaterra y Reino Unido.