Conocimientos imprescindibles para hacer el Camino de Santiago en bicicleta

Autor: Alejandra / Fecha: Mar, 20/02/2018 - 12:57 / Etiquetas: Camino de Santiago, bicicleta, camino de santiago en bici, CORUNA, santiago, Galicia

 

Al menos uno de cada diez peregrinos alcanzan la plaza del Obradoiro montados en bicicleta.

Una de las tradiciones más populares de España, es la de hacer el Camino de Santiago. Cada vez son más los adeptos, que eligen pasar sus vacaciones haciendo alguna de las rutas que llevan a hasta La Coruña.

Llegan a España desde diferentes lugares del mundo, personas con culturas y religiones diferentes, que se unen para vivir la experiencia que supone adentrarse en los caminos más bellos de cada región. Hacer el Camino es mucho más que una simple peregrinación, es un proceso que según los que lo han vivido acabarás reconectando contigo mismo.

Historia del Camino de Santiago:

El Camino de Santiago es una peregrinación católica de origen medieval, cuyo propósito es llegar a la tumba del apóstol Santiago Mayor, situada en la Catedral de Santiago de Compostela.

Hay que remontarse a más de mil años en nuestra historia, al reinado de Alfonso XII El Casto, pues se generó a partir de que supuestamente se encontraran los restos del Apóstol Santiago el Mayor, evangelizador de la Península Ibérica. En ese momento, se convirtió lo que actualmente se conoce como Santiago de Compostela en un epicentro de peregrinación, atrayendo a fieles llegados de toda Europa. Pero no fue hasta el siglo XII cuando la ciudad se equipara en importancia a otros puntos de peregrinación cristiana como Roma o Jerusalén.

Sobre la tumba del Apóstol se construiría la primera catedral y a su alrededor empezaron a florecer asentamientos, convirtiendo la zona en lo que es hoy en día la ciudad. Empiezan a aparecer diferentes rutas por el norte de España, rutas que atravesaban de este a oeste la península, entre ellas surgen la denominada Camino Primitivo, el Camino del Norte y el famoso Camino Francés. Este último será clave en los movimientos de peregrinaje en España y el sur de Europa, dando lugar a la influyente ruta comercial de las que surgirían importantes núcleos, como Santo Domingo de la Calzada.

Desde entonces la tradición jacobea no ha hecho más que crecer, actualmente se sigue conservando y a lo largo de la historia han ido apareciendo cada vez más caminos, como el de la Vía de la Playa siendo este de los más largos, el cual lo andan personas de diferentes lugares de España.

Consejos para hacer el Camino de Santiago en bicicleta

Una de las modalidades que más se repite en los últimos años, es hacer el Camino de Santiago en bicicleta. Muchos son los peregrinos (llamados popularmente como bicigrinos) que optan por hacer el Camino sobre dos ruedas, convirtiendo esta experiencia en un reto personal. Las razones por las que elegir hacer el camino en bicicleta son muchas, se trata de una alternativa muy interesante para aquello bicigrinos que quieren hacer una ruta más larga. Obviamente no necesitaran el mismo material quien haga el camino andando que en bicicleta, por eso a continuación enumeramos consejos y materiales a tener en cuenta para llevar encima durante todo el camino.

  1. Hacer una elección adecuada de la bicicleta: El camino nunca será el mismo, ni tan siquiera uniforme. A veces será de tierra, barro, o asfalto, en otras ocasiones serán angostos o estará cubierto de agua, teniendo en estos casos que llevar las bicicletas a cuestas. Por esta razón el modelo recomendable es una que pueda recorrer cualquier terreno, como las híbridas.
  2. Preparación previa: Tanto si eres deportista y estás habituado a hacer ciclismo de forma asidua, como si no, es imprescindible comenzar una preparación previa durante dos meses como mínimo antes de hacer el Camino de Santiago. Se debe preparar el cuerpo a un desgaste continuado. Recomendamos trazar un plan de entrenamiento progresivo, con objetivos definidos para ganar musculatura y resistencia.
  3. Equipaje: No es lo mismo hacer el Camino a pie que en bicicleta: La ventaja añadida es que el equipaje no se cargará a la espalda, si no en alforjas a los laterales, pero aun así hay que controlar el peso y la cantidad. Dividimos dos secciones, el material de bicicleta y el equipaje personal: Para la bicicleta se necesitará: Alforjas traseras, alforja de manillar, alforjas delanteras, triangulo de herramientas, portabultos traseros, fundas de lluvia, candado, velocímetro, bomba de inflado, luz delantera y trasera y bidón de bici. Ropa: Calzado de calas, botines, sandalias para la ducha, zapatos para la lluvia. Vestimenta: Culotes, cortos y largos, Maillots, camisetas transpirables, sudaderas, impermeable, ropa de descanso, bañador, ropa interior y calcetines. Pasamontañas, pañuelo de cuello, gafas, guantes y casos. Un pijama, toalla, sábana y funda de almohada.
  4. Documentación: Es necesario portar los documentos de identidad, DNI o en su defecto pasaporte. Tarjetas de crédito y sanitaria y por supuesto la Credencial de Peregrino.

Si no se dispone de suficiente tiempo para elaborar toda la organización que conlleva hacer el Camino de Santiago en bicicleta, siempre podemos reservar el Camino de Santiago organizado. Una opción que permitirá vivir la experiencia sin agobios.