Los pasos a seguir para crear un blog de empresa

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mar, 20/11/2018 - 22:13 /

 

En una sociedad la actual en la que vivimos cada vez más conectados y globalizados, estar presentes en internet ya no es solo una forma de crecer laboral y empresarialmente, sino que se ha convertido en un factor limitante.

No solo basta con estar en internet, sino que hay que diseñar una estrategia acertada para que sea presencia realmente de sus frutos y no se pierda en el inmenso océano de la red y los buscadores.

Para empresarios y emprendedores, crear un blog es el primer paso a seguir para adentrarse en ese complejo mundo del emprendimiento digital. En la plataforma Blogomundo nos muestran algunas recomendaciones para crear un blog para empresa, entendiendo que el blog empresarial es una forma de hacer llegar los productos, servicios o ideas que se tienen en mente al resto de usuarios de la red.

El dominio y el hosting

El primer paso para tener éxito con un blog de empresa es hacerse con un dominio propio y un plan de alojamiento compartido, es decir, el espacio en los servidores en los que instalar el blog.

Existen opciones gratuitas, no obstante, una inversión económica potente en este aspecto permitirá mantener el control total sobre el blog y desarrollar otras opciones en la web, como por ejemplo montar una tienda online.

La página de cabecera

Un blog es un espacio web en el que se van acumulando entradas, posts, en los que se comentan datos relacionados con la dinámica a tratar por el blog. Todo blog ha de tener su espacio de cabecera, que la recomendación es que sea una entrada de bienvenida.

Muchas empresas optan por llamarla "Quiénes somos" o "Nosotros somos". En esta primera página se explica un poco la historia de la empresa, su presencia en internet y cuáles son los objetivos a alcanzar.

Cuidar el contenido para atraer clientes con esta herramienta

Aunque este objetivo debe ser una tarea a alcanzar de manera progresiva, resulta fundamental cuidar y vigilar el contenido que se genera. Si al principio del blog lo importante es ir consiguiendo esa periodicidad suficiente que permita a los usuarios conocer de primera mano el blog, con el tiempo las entradas podrán irse multiplicando.

Una vez el blog esté ya asentado, se puede experimentar con nuevos objetivos, como por ejemplo ampliar el sector de población a la que va dirigida el blog, expandir las temáticas sobre las que escribir y ejecutar acciones como promocionar otros blogs para así ganar relevancia en la red.

A diferencia de lo que mucha gente cree, un blog de empresa no debe ser monetizado, pues esto está más pensado para usuarios personales de la red que quieran mejorar su imagen personal a través de estas herramientas de marketing online.

En un blog de empresa, la publicidad externa puede resultar invasiva y molesta para los usuarios, de ahí que no sea adecuada la idea de monetizar este espacio empresarial.

Si es importante, sin embargo, que el blog mantenga conexiones con otras plataformas, como por ejemplo las redes sociales de la empresa o el canal de Youtube, y que todo el contenido que se genere a través de estas vías sea compartido desde todos los canales, para llegar a la mayor cantidad de público posible.

¿Qué contenidos tratar en un blog de empresa?

El objetivo del blog empresarial es que sirva como promoción de la empresa, de los productos y servicios que se ofrece. De este modo, resulta obvio señalar que algunas de sus entradas desarrollarán los aspectos positivos de los productos y servicios que se lanzan al mercado.

Además de esto, el contenido del blog deberá incluir información relacionada con el sector, y algunas propuestas son: un análisis comparativo entre los servicios y productos de referencia en el sector, invitar a la audiencia a participar en los espacios web de la empresa mediante retos o concursos, curiosidades y noticias de actualidad relacionadas con la actividad de la empresa, entrevistas reportajes sobre el nicho de mercado que desarrolla la empresa...

Como vemos, desarrollar un blog de empresa no es tarea fácil, pero es algo inexcusable para cualquier emprendedor que quiera tener éxito en internet. En un blog de empresa debe primar la promoción de la empresa, pero no debe ser este el único objetivo a alcanzar, pues promocionar el sector es también una forma indirecta de hacer crecer la empresa.