El divorcio trae consigo la pensión alimenticia

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mar, 26/05/2020 - 12:09 /

Cuando ocurre una ruptura matrimonial, deben establecerse algunos acuerdos durante el divorcio. Por ejemplo, si la pareja tuvo hijos y son menores de edad, es necesario exigir la pensión alimenticia. En caso de que el responsable no quiera pagarla, quizás sea necesario acudir de nuevo a tribunales para hacer valer los derechos tras el divorcio.

¿Qué incluye una pensión de alimentos?

El cuidado de los hijos tras una separación es fundamental. Todos los niños tienen derechos que han de ser cubiertos principalmente por los padres. Por lo tanto, luego de un divorcio es obligatorio asignar a uno de los cónyuges el deber de otorgar una pensión alimenticia.

Por supuesto, ambos padres están en la obligación de proveer alimentación y otros cuidados a sus hijos. Incluso a aquellos hijos que sean mayores de edad pero que no posean ingresos propios para su sustentación.

Ahora bien, cuando se habla de pensión alimenticia se refiere a algo más que solo la provisión de comida. En esta pensión se incluirá además lo necesario como vestimenta, asistencia sanitaria y la vivienda. También incluirá la educación de los hijos y en caso de que la mujer esté embarazada, los cuidados prenatales.

¿Cómo se realiza la solicitud de una pensión alimenticia?

Normalmente este procedimiento está incluido dentro del divorcio en sí mismo. Una de las cláusulas debe contemplar la pensión si ha sido de mutuo acuerdo, o en caso de que se haya contendido frente a un juez de lo familiar.

En el documento de divorcio debe quedar claro cuánto dinero se tendrá que pagar por esta pensión. Además, cómo tendrá que pagarla el obligado y la forma en que se actualizará el monto, dependiendo de algunos factores. Por ejemplo, el valor de la pensión irá determinada por: la cantidad de hijos del matrimonio, las necesidades de estos y el patrimonio en conjunto de los ahora ex esposos.

Ahora bien, ¿quiere decir que una pareja que no se haya casado está exenta de obligaciones sobre la pensión alimentaria? Nada más lejos de la realidad, aun cuando no exista un matrimonio y divorcio, las parejas de hecho deberán someterse a un procedimiento aunque un poco distinto.

¿Qué pasa si el obligado no paga la pensión de alimentos?

Cuando quien está obligado suspende arbitrariamente la contribución de la pensión alimenticia, los afectados pueden realizar un reclamo antes los organismos encargados. El impago de pension de alimentos puede reclamarse incluso hasta en un plazo máximo de 5 años.

De ser necesario, un juez podrá decretar un embargo sobre los bienes personales del obligado. Por ejemplo, embargar el salario u otro ingreso que se disponga, como medio de coerción para que se cumplan las obligaciones.

No pagar la pensión alimenticia puede corresponder incluso a un delito, según el código penal. El abandono de la familia puede conllevar a una sentencia más grave, así poder proteger a los niños ante la despreocupación de los padres.

En caso de estar en esta situación, conviene contratar un especialista en derecho de familia. En JR Abogados puedes encontrar un especialista que te ayude a gestionar un reclamo sobre el impago de una pensión alimenticia. De esta manera, lograr un acuerdo justo para ambas partes y mantener la paz y unidad de la familia. Pero en caso de que exista resistencia, este especialista puede ayudarte a concretar una sentencia que asegure el pago debido.

¿Se puede modificar la pensión?

Sí; de hecho, según el código civil hay dos razones por las cuales se puede modificar una pensión de alimentos. Primero, cuando las necesidades de los hijos se vean modificadas y cuando el patrimonio de los padres aumente.

Ahora bien, también es cierto que en algunos casos es posible hacer la modificación a una disminución de la cantidad aportada. Sin embargo, estos es solo posible si los ingresos del obligado disminuyan de manera considerable. En este caso será necesario que presente pruebas de que su sueldo es insuficiente para cubrir la cantidad de la pensión.

Por otro lado, se podrá aceptar una disminución dela cuota en caso de que el progenitor que tenga la custodia vea su patrimonio aumentado. Sucede mucho cuando el progenitor consigue un nuevo trabajo y comienza a ganar dinero. En estos casos, la pensión del obligado se ajusta para reducir la pensión que debe otorgar, pues la obligación de mantener a los hijos es de ambos.