5 aspectos a evaluar antes de comprar un coche de segunda mano

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mié, 10/01/2018 - 11:12 /

 

Adquirir un coche de segunda mano representa una importante inversión que debe ser analizada con cuidado antes de efectuar cualquier desembolso. Comprar un coche usado representa la primera elección para quienes desean ahorrar dinero y contar a la vez con un vehículo para la movilización personal o familiar.

El conductor debe definir cuál será la utilidad que tendrá el coche, ya que no es lo mismo un vehículo para ir a la oficina todos los días, que otro para realizar largos recorridos e ir de paseo.

Antes de salir a buscar opciones, o revisarlas en Internet, el usuario debe efectuar algunas consideraciones básicas: qué tipo de combustible se prefiere, si le es más cómodo un vehículo con transmisión automática o manual, o si será más conveniente un coche con 2, 3 o 5 puertas.

A continuación se presentan los 5 aspectos mecánicos que deben ser revisados minuciosamente en cualquier coche de segunda mano, con el fin de no llevarse ninguna sorpresa por el camino:

Motor de arranque

El encendido del coche tiene que ser silencioso. No debe existir ningún ruido al iniciar el proceso de arranque ni al soltar la llave. Si se trata de un coche de gasolina, un mal arranque en frío puede ser ocasionado por una avería en el sistema de inyección o de regulación de la mezcla.

La evaluación no solo debe hacerse en frío, sino que también hay que realizarla al alcanzar la temperatura habitual de funcionamiento. La recomendación se indica porque, a veces, pueden presentarse problemas con los sensores del árbol de levas o del cigüeñal.

Transmisión de velocidades

Se trata del sistema encargado de transferir todo el poder del motor a las ruedas. En este punto hay que verificar tres aspectos: el embrague, el cambio y las transmisiones. En cuanto al primero, es preciso comprobar si hay ruidos y cómo es el recorrido del pedal.

Sobre las marchas, estas deben entrar sin complicaciones, tanto en frío como en caliente, y que ninguna rasque entre ellas al ejecutar el cambio.

Un síntoma de que la transmisión puede estar presentando problemas es cuando se toma una curva o se acelera y el coche comienza a vibrar muy fuerte.

Este punto es vital verificarlo, debido a la gran cantidad de vehículos usados que se siguen anunciando en Internet y en los medios tradicionales, en los que se publican ofertas de coches en Coruña, en Barcelona, Madrid o Valencia, entre otras importantes ciudades.

Según explica el personal del portal buscocoches.com, una página web especializada en Coches de segunda mano en coruña, diariamente se incrementa la cantidad de coches que son anunciados.

“Existe una gran variedad de coches de ocasión que deben recibir un servicio de forma cómoda y rápida”, afirman los expertos de coches en Coruña de segunda mano.

Dirección

Para verificar que la dirección funciona sin contratiempos, lo más recomendable es girar el volante en todo el recorrido. El conductor debe estar atento a que el volante gire de forma fluida y que no presente ningún ruido extraño.

Otra sugerencia de los especialistas es comprobar el fluido hidráulico de la dirección, ya que se trata de uno de los problemas más comunes que pueden presentarse.

Frenos

Los frenos son uno de los puntos más importantes para garantizar la seguridad durante los desplazamientos. Si el coche utiliza sistemas ABS y EPS, entonces hay que comprobar que las luces se enciendan al colocar el contacto.

Si, al frenar, el pedal suele ir hasta el fondo y el coche se detiene muy lentamente, existe algún problema que debe ser solucionado lo más pronto posible.

Suspensión

Este es uno de los elementos más importantes que deben ser verificados cuando se considera comprar un coche usado. Una forma ampliamente establecida para su comprobación es que las ruedas se desgasten por ambos lados.

Mientras se circula, también es recomendable que el conductor efectúe cambios de dirección y pase sobre algunos baches para verificar la ausencia de ruidos y su comportamiento en general.

Constatar el buen funcionamiento de un coche usado es primordial para detectar los posibles problemas.

Por otra parte, el vendedor tiene la obligación de suministrar al comprador toda la información que se necesite sobre el historial del coche y sobre cuál haya sido su desempeño en la carretera.