La guía definitiva para comprar un compresor de aire

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mié, 18/04/2018 - 16:25 /

 

Todo taller doméstico que se precie necesita de herramientas que sean útiles para hacer los arreglos necesarios en el hogar y en nuestros vehículos, sin tener que recurrir a talleres o profesionales si lo podemos hacer por nosotros mismos con garantía de éxito.

El compresor de aire es hoy día una de las herramientas más útiles que podemos comprar, ya sea para utilizarla en el terreno doméstico, como puede ser para inflar las ruedas de una bicicleta o de nuestro coche, pero también en el plano laboral, recurriendo a sus diferentes usos industriales.

Si quieres conocer todo lo que has de saber sobre compresores de aire antes de decidirte por la compra de algún modelo en concreto, sigue leyendo este artículo que te ayudará a disipar todas tus dudas, ya que los hay de muchos tipos y tamaños, como el compresor de aire de tornillo o el de pistón.

Para empezar a entender bien cómo funciona esta herramienta, lo primero que debemos saber es qué es exactamente un compresor de aire. Una definición sencilla sería aquella que nos dice que se trata de una herramienta que se utiliza para generar energía gracias a la compresión de aire, es decir, utilizan la energía mecánica para transformarla en neumática, comprimiendo el aire con un aumento de la presión para después traspasárselo a otro objeto o herramienta mediante un tubo o manguera.

Ahora que ya sabemos cómo funciona un compresor de aire, resulta más fácil entender para qué se utilizan y cuáles son sus principales aplicaciones.  Como decíamos, en sus usos más básicos es el de ser utilizada para inflar distintos tipos de objetos, como ruedas o pelotas, pero en el plano industrial forman parte de los sistemas de refrigeración para generar energía eléctrica, también son utilizados en la fabricación de motores de aviones o para comprimir gases en los sistemas de alimentación de los neumáticos, por poner solo unos ejemplos.

Clases de compresores de aire según su potencia

A la hora de elegir un compresor de aire debemos valorar numerosas características y factores que intervienen en su rendimiento, así como en el tipo de uso que se le vaya a dar.  

Según su potencia encontramos compresores de aire de hasta 2CV, cuya potencia es reducida y que se utilizan generalmente para uso particular: pintar, limpiar, barnizar, hinchar colchones, pelotas, etc… Su precio es de los más económicos.

Los compresores de aire de 4CV son la mejor opción para aquellos que buscan un punto intermedio, una herramienta que nos sea útil tanto para trabajos domésticos como para trabajos más profesionales.

Por último, los compresores de aire con una potencia superior a los 4CV son utilizados específicamente para los trabajos profesionales que requieren de una mayor fuerza, como pueden ser cortar materiales, verter hormigón, labores de construcción… 

¿Compresor de aire de pistón o de tornillo? 

Para decidir qué modelo de compresor vamos a comprar, cuál es aquel que mejor atiende a nuestras necesidades, tenemos que elegir entre los compresores de pistón y los de tornillo.

En la actualidad, los compresores de aire de pistón son el tipo más común y popular, el más utilizado en las tareas que se realizan en talleres de hojalatería y pintura, ebanistería, mecánica de coches y camiones e incluso en trabajos de manufactura de tamaño limitado en los que el aire comprimido se usa de manera discontinua.

Aun así, los compresores de tornillos rotativos van poco a poco ganando terreno y ocupando mayores cotas de mercado, en los casos en los que la eficiencia del compresor se tiene muy en cuenta a la hora de garantizar el máximo rendimiento de la energía eléctrica, menos ruidos en la zona de trabajo y un aire limpio de mayor calidad.

Si tenemos en cuenta que el coste del suministro de la energía eléctrica sigue siendo uno de los gastos más significativos en cualquier tipo de negocio, se debe considerar muy seriamente la compra de compresores de tornillo.

Uno de los factores determinantes que nos harán decantarnos por un compresor de tornillo en lugar de uno de pistones es el ciclo de uso de la maquinaria, también conocido como duty circle. Mientras que en el compresor de pistones suele ser de un 50%,  es decir, la máquina está trabajando el 50% del tiempo y la otra mitad en reposo, para evitar el sobrecalentamiento y el desgaste excesivo, en el caso del compresor de aire de tornillo, el ciclo de trabajo que se alcanza es del 100%, sin que la máquina se recaliente ni sufra demasiado desgaste.