¿Cómo se puede modificar la velocidad de un vídeo?

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mié, 28/11/2018 - 16:32 /

Este efecto es muy popular en la televisión, en todo tipo de películas o series. Aumentar la velocidad de un vídeo permite magnificar el momento, haciendo más épicas las escenas de acción, o reduciendo el aburrimiento de las más aburridas. Reducir la velocidad (el clásico efecto de cámara lenta), nos permite crear una escena en la que se apreciarán los detalles con mucho más acierto.

No hace falta ser un profesional de la videoedición para conseguir este efecto: puedes usar la herramienta Movavi Video Editor para conseguirlo.

Estos son los pasos principales que hay que dar, aunque dependerá del tipo de software a utilizar:

  1. Añade el vídeo a la biblioteca de medios.
  2. Añade el vídeo a la línea de tiempo.
  3. Mueve el control deslizante de velocidad para cambiarla. Si lo mueves hacia a la derecha, el vídeo será más rápido. Si lo mueves hacia la izquierda, el video se ralentizará.
  4. Haz click en la previsualización del vídeo para ver si ha quedado como te imaginabas.
  5. Pulsa en renderizar y espera a que se complete.

Listo, ya tienes un vídeo con la velocidad alterada a tu antojo.

Algunas consideraciones al modificar la velocidad de un vídeo

·Calidad: Si la grabación no se ha preparado para luego modificar la velocidad en post-producción, es muy posible que el resultado final no sea el esperado. Por ejemplo, para conseguir el mejor efecto en las grabaciones a cámara lenta será necesario conseguir la máxima iluminación posible. Así se verá mejor el efecto. Para el efecto de cámara rápida necesitaremos que la cámara mueva un buen número de FPS.

·Atención al sonido: Cuando modificamos la velocidad del vídeo, también modificamos la velocidad del audio. No siempre nos damos cuenta de ello hasta que ya hemos renderizado el vídeo, con la consiguiente pérdida de tiempo que esto entraña. Aquí tienes dos opciones: o bien borras el audio, o bien lo separas del vídeo y lo trabajas por separado.

·No abuses: Aunque este efecto es muy original, y puede quedar bien en prácticamente cualquier situación, conviene no abusar del mismo. Si el vídeo parece excesivamente rápido, o lento, puede resultar desconcertante para el espectador.

·Lupa en la línea de tiempo: Acércate lo máximo posible a la línea de tiempo, ya que así te será más fácil controlar los tiempos.

Sigue estos consejos y podrás manipular la velocidad a tu antojo.