Vida en pareja plena y feliz

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Mié, 30/05/2018 - 10:47 /

 

¿Ya hartos el uno del otro? ¿Hace tiempo que no sientes ese no sé qué que qué se yo recorriéndote por todo el cuerpo? Pues no tires ya la toalla, que tu situación es de lo más normal del mundo. Te damos unos cuantos consejos para que recuperes la alegría dentro y fuera de la cama.

Consejos para desterrar el aburrimiento

En primer lugar, olvídate de la idea de que no hay nada que hacer y que el paso del tiempo trae consigo desagradables sensaciones como la de dejar de prestar atención mutua a la persona que un día no podíamos parar de mirar. Estar juntos se trata de hacer un esfuerzo diario y persistente.

Visualiza tu relación como si fuera un cuenco de barro en continuo proceso de modelaje, y al que tienes que dar forma con las manos. Si en un momento determinado te levantas y lo olvidas, o te despistas y pones los dedos donde no es, la arcilla pierde su forma y costará mucho arreglarlo.

Sí, nadie dijo que sería fácil. ¿Te lo dijeron? Pues lo siento amigo, te han mentido. De sencillo tiene más bien poco. Mantenerse recíprocamente enamorado conlleva sudor y en muchas ocasiones, lágrimas también. Al menos la sangre la dejamos para las batallas campales, ya sabes que la violencia es inadmisible bajo cualquier circunstancia, pero del sudor y las lágrimas nadie te librará.

Para comenzar, relativiza todo. Ese problemón que ves como una bola gigante de trapos sin lavar, reproches, incomodidades y falta de comunicación puede ser en realidad una pelusa en un salón que, en realidad, no está tan sucio como quieres verlo.

Lo que queremos decir es que tendemos a ver las dificultades peor de los que verdaderamente son. Una montaña insalvable que no sabemos ni como subir ni como rodear, y terminamos por pensar que lo que sucede es de tan vital importancia que acabará por destruir la relación.

Nada de eso, la edad suele dar un poco de perspectiva acerca de lo que es y lo que no es importante en la vida. Si a ti el cumplir años no te ha hecho ir cambiando de mentalidad poco a poco, plantéate de una vez que no vamos a vivir para siempre y por tanto hay varias cosas que es mejor ignorar.

Perder el tiempo y ver la vida pasar por delante de nuestros ojos mientras discutimos por nimiedades sinceramente no tiene ningún sentido. Asume que en ciertas situaciones no te va a quedar otra que ceder, y hazlo con gusto, porque la otra parte antes o después hará también lo propio. No somos los únicos que renunciamos a salirnos con la nuestra o a llevar la razón siempre.

Activa la novedad. Por más que creas que es así, en realidad todavía os quedan muchas primeras veces de cosas que hacer juntos. Aunque viviéramos dos vidas eso no sería suficiente para probar todo lo que el mundo tiene para ofrecernos. Existen experiencias infinitas por descubrir.

Nuestra atención se despierta en cuanto tenemos al alcance de nuestra mano la posibilidad de descubrir algo diferente, inexplorado por nosotros anteriormente. Así que no lo pienses, no tiene que ser tirarse en paracaídas ni hacer puenting pero trata de innovar y proponer algo sorprendente.

Esto ayudará a matar la monotonía y la rutina y dará nuevos aires a vuestra complicidad y comunicación. Suele ser muy buena idea hacer una escapada a un lugar desconocido, o sin ir más lejos, preparar una velada en solitario con nuevos elementos que formen parte del juego.

En este sentido, si quieres quizás incluir el tema sexual, pero te da corte, ¿por qué no tener el sexshop en casa? Esto es posible gracias a la realización de pedidos telefónicos y whatsapp que ofrece esta tienda online de productos íntimos. Discreción y diversión aseguradas y sin salir a la calle.

No pienses en este tipo de establecimientos como locales que no van acorde a vuestra personalidad, o que solamente tienen productos para gente muy abierta de mente. Sea como sea tu carácter y el de tu pareja seguro que hay algo adecuado para vosotros. La gama de artículos es muy variada.

Por último, no descuides los detalles. Un viaje o escapada, una velada romántica o la reinvención sexual están muy bien para poner en práctica puntualmente, pero recuerda que la esencia de la relación se construye día a día en pequeños momentos, las acciones más insignificantes tienen también su valor. No las invisibilices y demuestra tus buenos sentimientos frecuentemente.

No es difícil sacar un poco de fuerza de voluntad de donde haga falta y ponerse las pilas para que la pareja vuelva a tener encendida esa chispa (o esa llamarada) del principio día tras día. Se trata solamente de cuidar un poco el fuego y evitar que se apague poniendo en práctica estos consejos.