Aumento de mamas en Alicante: una apuesta estética segura

Autor: Coruña Hoy / Fecha: Vie, 12/06/2020 - 21:50 /

La estética y el cuidado del cuerpo es algo que cada vez tiene una mayor relevancia. Dentro de los cuidados estéticos más habituales, sin duda el aumento de mamas en las mujeres es uno de los tratamientos que más desean y llevan a cabo las mujeres que desean mejorar su imagen. Afortunadamente, este tipo de operaciones estéticas son rápidas y seguras, y ya no es preciso desplazarse a clínicas de grandes ciudades, sino que cualquier paciente se puede someter a un aumento de mamas en Alicante u otras ciudades con resultados naturales, totalmente profesionales y con todas las comodidades.

En un proceso que no se alarga más de una hora, las pacientes pueden cambiar su estética y romper así con sus complejos y verse como desean gracias a la técnica del lipofilling. Se trata de un tipo de intervención especialmente indicado para obtener resultados naturales en los aumentos de pecho, algo tan importante como el incremento de volumen en el busto.

Un resultado natural y adaptado a cada cuerpo

Uno de los principales miedos de las personas que se someten a un aumento de pecho es que el resultado quede demasiado artificial. Esto es algo en lo que se presta una especial atención en las intervenciones de este tipo.

Los profesionales médicos que llevan a cabo estas operaciones realizan un estudio previo con la paciente para lograr que el resultado sea armónico con la constitución del cuerpo de la mujer. Por ello, los especialistas escuchan las expectativas de sus pacientes y tratan de buscar el equilibrio entre lo que desean y lo que es más recomendable según su propia anatomía.

De esto dependerá el tipo de implante utilizado, así como la técnica. Habitualmente se apuesta por el lipofilling, donde la mama se crea con la propia grasa del cuerpo de la paciente, o por implantes de silicona de alta calidad, asegurando siempre que se utilizan implantes con una durabilidad garantizada.

Proceso quirúrgico

El proceso de la operación de implante de mamas es rápido y cada vez causa menos molestias a las personas que lo experimentan.

La operación no dura más de una hora y se lleva a cabo con anestesia local más sedación, para que la paciente esté tranquila, o bien con anestesia general, según las necesidades de cada persona.

Además, y dependiendo de la evolución, no es preciso más de media estancia o un día de reposo en el hospital, ya que la mayor parte de la recuperación se lleva a cabo en casa, lo que es mucho más cómodo para las pacientes.

Después de una semana o diez días el postoperatorio se da por finalizado y ya es posible, siempre previa recomendación médica, incorporarse a trabajos de oficina; en el caso de trabajos de esfuerzo o físicos será necesario un reposo de aproximadamente un mes.

Todas estas facilidades, sumadas al hecho de que se puede llevar a cabo la intervención en la propia ciudad y hacer el aumento de mamas en Alicante, hace que someterse a esta operación sea algo cómodo, seguro y efectivo para verse estéticamente a gusto, con todos los beneficios emocionales y personales que esto lleva asociados.